Hay chicos que nacieron con el virus y llevan casi toda su vida en tratamiento. Hay adolescentes que se infectaron a través de relaciones sexuales sin protección. Se trata de alrededor de 4000 niños, niñas y adolescentes con VIH menores de 19 años que viven en Argentina.  Las realidades de cada uno de estos grupos son muy diferentes y el abordaje que deberían tener los médicos también. Pero como señala Carlos Falistocco, director de SIDA y ETS del Ministerio de Salud de la Nación “en Argentina existen muchos médicos infectólogos para adultos pero muy pocos para niños, niñas y adolescentes”. Y esto genera que la atención que reciben no sea la mejor y más adecuada a sus particularidades.

Para poder ayudar a los profesionales de la salud tanto especializados como no, es que se realizó la Guía de Atención Integral de Niños, Niñas y Adolescentes en conjunto entre el Ministerio de Salud de la Nación, la Organización Panamericana de la Salud, la Sociedad Argentina de Pediatría y UNICEF, que se presentará hoy.

Adriana Durán, consultora de UNICEF Argentina, destacó que la idea de la Guía es “que sea una herramienta para que los pediatras no infectólogos le ” pierdan el miedo al VIH” para que, por ejemplo, un chico con VIH en Jujuy no tenga que ser derivado, de entrada, cientos de kilómetros simplemente por tener fiebre y, por otra parte, para que los infectólogos de adultos que habitualmente atienden a los adolescentes incorporen la especificidad de la adolescencia contribuyendo a hacer los espacios más amigables”.

Por su parte Carlos Falistocco destacó que el material “contempla las recomendaciones basadas en la evidencia y la experiencia de los principales referentes de cada área, y reúne los aspectos biomédicos y socioculturales de la infección, asumiendo que se trata de una mirada indispensable para el abordaje integral de los procesos de salud-enfermedad”.

Es que si bien la guía tiene aspectos estrictamente médicos como es el capítulo de abordaje clínico de adolescentes con VIH, también trata temas como el impacto del diagnóstico en las familias, develamiento del diagnóstico al niño, información en la escuela, entre otros aspectos más psicosociales que pueden ayudar mucho a tratar de un modo más integral a los chicos que acuden a la consulta médica.

Si bien en Argentina disminuyó muchísimo la transmisión vertical – el 41% menos que en el 2001- todavía hay chicos que se siguen infectando a través de sus madres y otros a través de relaciones sexuales sin protección. Es fundamental que puedan recibir la atención adecuada y obviamente seguir trabajando para que cada vez menos niños adquieran el virus.

El material será distribuido en todo el país por el Ministerio de Salud y también estará disponible próximamente en las páginas web de las instituciones participantes.

Más información:

Dirección de Sida y ETS. Ministerio de Salud de la Nación http://www.msal.gov.ar/sida/

UNICEF Argentina http://www.unicef.org/argentina/spanish/

Sociedad Argentina de Pediatría www.sap.org.ar

OPS- Argentina new.paho.org/arg

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.