El “Tratamiento 2.0” fue presentado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) como una estrategia que tiene por objeto impulsar la accesibilidad al tratamiento de la infección por el VIH. Si bien existe desde 2010, ha cobrado especial interés en el último año a partir de los primeros resultados de su puesta en marcha. Argentina fue un país pionero en la implementación de la estrategia: el caso de la Ciudad de Venado Tuerto mostró muy buenos resultados, según el último informe presentado en la Conferencia Internacional de SIDA 2012, en Washington.

Paraguay se ubica en el segundo lugar como país que implementará la estrategia a modo de proyecto piloto. Según los resultados, pretende ser un modelo a replicar en otras ciudades del país. La puesta en marcha de esta estrategia es posible gracias a la iniciativa del Centro de Investigación y Educación Sexual (CIES) “Ñepyru” de la ciudad de Coronel Oviedo, Dpto. de Caaguazú. La propuesta presentada por esta organización resultó ganadora del llamado a concurso de proyectos que fortalezcan la respuesta nacional, convocado por el Centro de Información y Recursos para el Desarrollo (CIRD), Receptor Principal de la Ronda 8 del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria.

De esta forma, la estrategia Tratamiento 2.0 será implementada inicialmente en la Ciudad de Coronel Oviedo, Caaguazú, y articularán esfuerzos el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social a través del Programa Nacional de Control de VIH/Sida (PRONASIDA), la V Región Sanitaria–Caaguazú, la Coordinación General de la Atención Primaria de la Salud (APS), las Unidades de Salud Familiar (USF) y la OPS/OMS Paraguay, bajo la coordinación general de la organización CIES-Ñepyru.

Conversamos con el Lic. Tito Mereles, coordinador general del proyecto, quien nos contó más sobre esta iniciativa: “La estrategia Tratamiento 2.0 asienta sus bases en cinco pilares fundamentales: optimizar el tratamiento; movilizar a las comunidades; adaptar los sistemas de prestación de servicios; reducir los costos y facilitar las pruebas de diagnóstico en el punto de atención. Es en este último punto donde se concentrará la mayor parte del proyecto piloto, ya que se pretende llegar a comunidades rurales donde el acceso a las pruebas es casi nulo. Se buscan reducir los índices de transmisión del VIH mediante el acceso oportuno al test rápido de VIH. Además, mediante esta estrategia se pretende evitar que las personas lleguen al extremo de contraer la enfermedad para recurrir a una consulta médica”, explicó.

Tito Mereles, coordinador general del proyecto, CIES-Ñepyru

Sobre los resultados esperados, el coordinador agregó: “Como resultado final, se pretende dejar un modelo, que estará a disposición de las autoridades sanitarias para ser replicado según lo consideren. Al final del proyecto pretendemos contar con al menos cinco UFS amigables con capacidad de ofrecer testeo y consejería en VIH en las comunidades rurales que no tienen acceso a centros de diagnóstico.”

Finalmente, y en relación a los esfuerzos conjuntos que la ejecución de la estrategia supone, Meireles indicó que “todo el proyecto fue enriquecido mediante la colaboración de los representantes de OPS/OMS, en las personas del Dr. Marcelo Vila, Coordinador Subregional en VIH/ITS para el Cono Sur (OPS/OMS) y la Dra. Margarita Villafañe de la OPS/OMS Paraguay, quienes aportaron datos muy importantes con su experticia en la materia y sirvieron de referencia a la hora de hacer los ajustes del proyecto.”

Actualmente el proyecto se encuentra en la fase de ajustes y pretende iniciar oficialmente a principios del mes de febrero. Si bien apuntará a un eje específico del Tratamiento 2.0, que es el de “Facilitar las pruebas de diagnóstico en el punto de atención”, el CIES-“Ñepyru” ya se encuentra abocado a la captación de más recursos con otras agencias de cooperación, con el fin de ampliar el alcance de la estrategia y así poder implementar los otros ejes, que no son menos importantes.

El desafío es grande, por ello se espera contar con la colaboración de la comunidad sanitaria del país para lograr que en un futuro la salud pública sea la que conduzca a la innovación, a mejorar la eficiencia, a reforzar la calidad, a asegurar la equidad y a permitir un acceso universal sostenido al tratamiento del VIH. Todos estos elementos lograrán acercar a Paraguay y a otros países a la meta del Acceso Universal, con el objetivo de revertir la pandemia del VIH.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.