La Red Latinoamericana y del Caribe de Personas Trans (REDLACTRANS) en conjunto con la Alianza denuncian una indignante tendencia de ataques sistemáticos a la población transgénero, sobre la base de su identidad, que quedan sin investigarse en países como Guatemala y Honduras.

La noche es otro país demuestra que debido a la persistente discriminación, los derechos más fundamentales de las personas trans – a la vida, la salud, la educación y el trabajo – son violados, y que en particular los casos de asesinatos y ejecuciones extrajudiciales de las trans defensoras de los derechos humanos no son atendidos por el sistema judicial. Alrededor del 80% de las activistas trans entrevistadas para el informe reportaron violencia o amenazas por parte de agentes estatales.

Las mujeres trans en América Latina enfrentan una prevalencia del VIH cercana al 35 por ciento, extremadamente alta al compararse con la de la población general, que es de alrededor del uno por ciento. La grave marginalización las mantiene fuera de los servicios de salud y debilita los esfuerzos de prevención del VIH. Con la excepción de Argentina, la identidad de las personas trans no es reconocida por la ley, lo que las vuelve invisibles ante el Estado e implica que las instituciones públicas de atención médica no atienden sus necesidades.

Anamaría Béjar, responsable del equipo de Latinoamérica y del Caribe de la Alianza
Anamaria Béjar, responsable del equipo de Latinoamérica y del Caribe de la Alianza

Según Anamaría Béjar, responsable del equipo de Latinoamérica y del Caribe de la Alianza, “La noche es otro país muestra que la transfobia en la región está conduciendo a un clima terrible de impunidad en el que las ejecuciones, la tortura y las detenciones arbitrarias de las mujeres trans, muchas de las cuales son defensoras de los derechos humanos, quedan sin sanción”.

El informe indica que en Colombia 60 mujeres trans fueron asesinadas entre 2005 y 2012, sin que se haya enjuiciado a ninguna persona por ello. En el mismo período mataron a 35 personas trans en Guatemala, con sólo una persona enjuiciada.

Este estudio también resalta cómo la mayoría de las veces las mujeres trans en América Latina son expulsadas de sus hogares a temprana edad y excluidas de la educación, es decir que se empuja a la gran mayoría de ellas al trabajo sexual desde la adolescencia. Esto, a su vez, conduce a un riesgo mucho mayor de contraer el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.

“Las personas trans constituyen una proporción significativa de las nuevas infecciones de VIH en América Latina y el Caribe, debido en parte a la exclusión social que ellas enfrentan y al contexto de violencia y discriminación que las rodea. Es virtualmente imposible proveer una respuesta efectiva al VIH enfocada en este grupo de riesgo, a menos que los gobiernos respeten, protejan y cumplan sus obligaciones con las comunidades trans y, al hacerlo, pongan fin a las muertes sin sentido y a la brutalidad deshumanizante”. Afirma Bejar

Las recomendaciones claves que se hacen en La noche es otro país: Impunidad y violencia contra mujeres transgénero defensoras de derechos humanos en América Latina incluyen:

• Todos los casos de presuntas violaciones de derechos humanos perpetradas contra mujeres trans deben ser investigados, enjuiciados y sancionados

• Urge la promulgación de una Ley de Identidad de Género en los países que no la tienen, que legitime el derecho a la identidad de las personas trans sin que se les requiera someterse a intervenciones psicológicas o quirúrgicas invasivas

• Que la policía, el Ministerio Público, los tribunales y el sistema penitenciario reconozcan la categoría trans para la recopilación de estadísticas sobre violencia, de modo que se pueda identificar apropiadamente los abusos y violaciones de derechos humanos

• Que los Estados implementen cursos de capacitación sobre género y derechos humanos, dirigidos a funcionarios que trabajen en todos los niveles de los sistemas de seguridad y justicia

• Se debe prohibir las terapias y otras actividades psicológicas que busquen cambiar la orientación sexual o la identidad de género de las personas

• Las cárceles, los servicios de atención tales como hospicios para personas con VIH y los sistemas de atención médica deben alojar a las mujeres trans en instalaciones designadas para mujeres y protegerlas de abusos y trato degradante, incluyendo la violación

La Alianza y REDLACTRANS han lanzado también la campaña Igual a Ti, urgiendo a los gobiernos nacionales de América Latina y del Caribe a aprobar leyes de identidad de género que garanticen los derechos de los ciudadanos y ciudadanas trans. Para mayor información y dejar su firma, visite este vínculo.

Corresponsales ha publicado recientemente un artículo sobre el informe en español e inglés.

Marcela Romero, Secretaria Regional de la REDLACTRANS

Marcela Romero, Secretaria Regional de la REDLACTRANS, ha iniciado un gira europea junto a la Alianza presentando este informe. Esta incluye la Foreign and Commonwealth Office del Reino Unido, en la que se entrevistarán con la Sue Breze a cargo del trabajo de equidad, la red de Derechos Humanos y Democracia en la ciudad de Bruselas, el Parlamento Europeo, la Comisión Europea, el Fondo Mundial de lucha contra el Sida, la tuberculosis y la malaria, ONUSIDA y la OMS en Ginebra. Una visita similar se hará en los Estados Unidos. Al regreso de esta gira de alto nivel tendremos las impresiones de su protagonista, Marcela Romero, a través de una entrevista.

Mucho hemos reflexionado sobre la realidad de la comunidad trans en la región y particularmente en Centro América, esperemos que este informe y las reuniones directas con estos tomadores de decisión en el ámbito internacional comiencen a cambiar la situación en la que viven. Lo que demuestra “La noche es otro país” es que la democracia, los derechos humanos, el derecho a la identidad, a la seguridad e integridad física, a la salud y a la educación son ofertas que aún no están disponibles para la comunidad trans. Algo tiene que cambiar y parte por asumir la responsabilidad individual e institucional que cada uno de nosotros tenemos en esta crisis humanitaria.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.