En el marco de la sesión 57 de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer -CSW, se desarrolló la Consulta de Alto Nivel sobre violencia basada en género y VIH. A las consultas y reuniones de alto nivel solo se puede ir por invitación directa, y se asiste con la expectativa de tener un diálogo constructivo que ayude a definir prioridades claras.

Sin embargo,  la Consulta de Alto Nivel se basó en los resultados de las consultas virtuales, en las que generalmente existe una gran desigualdad en la participación, y en los discursos políticos de las y los líderes de “alto nivel”, es decir las y los funcionarios públicos. Como en todos los eventos políticos, después de que las personalidades dieron sus mensajes, se disculparon y se retiraron; y entonces sí nos quedamos las personas de sociedad civil a expresar nuestras opiniones entre las y los convencidos.

A la consulta fuimos apenas media docena de personas de América Latina, quienes repetimos la evidencia y la experiencia que hemos compartido en las conferencias y foros internacionales sobre SIDA durante por lo menos los últimos 5 años. Los principales mensajes clave de la consulta fueron:

-          La violencia contra las mujeres en todas sus diversidades es una violación a sus derechos humanos y un reflejo de la inequidad de género producto de las normas sociales que deben ser transformada.

-          Es esencial incorporar en la Agenda Post 2015 la reforma legal, el empoderamiento económico, la educación sexual integral y los cambios en los roles de género para erradicar la violencia y el estigma asociado al VIH.

-          Las mujeres y las niñas con VIH son vulnerables a múltiples formas de violencia en los espacios públicos y privados. La Agenda Post 2015 debe abordar la violencia dentro de la pareja íntima y presionar para acabar con la discriminación en los servicios de salud y jurídicos.

-          Las mujeres y las niñas con VIH, incluyendo las adolescentes, enfrentan violaciones a sus derechos sexuales y reproductivos de manera cotidiana. Garantizar los derechos de todas las mujeres y todas las niñas es esencial para una respuesta efectiva al VIH y para erradicar la violencia, además de ser clave para las nuevas prioridades e indicadores de desarrollo.

-          Las mujeres que tienen más vulnerabilidad al VIH también son más vulnerables a la violencia, incluyendo las trabajadoras sexuales, usuarias de drogas, mujeres transgénero, las no heterosexuales, migrantes y con discapacidades, entre otras. La Agenda de Desarrollo post 2015 debe reconocer y abordar sus necesidades.

-          La transparencia y la rendición de cuentas en los temas de violencia y VIH requieren indicadores específicos de género, metas y presupuesto en la Agenda de Desarrollo post 2015.

Finalmente, se resaltó que es fundamental que las políticas y programas que responden al VIH consideren el hecho de que la violencia contra mujeres y niñas alimenta la epidemia. Así también se hizo hincapié en la importancia de involucrar a las poblaciones más afectadas por la violencia y el VIH para adaptar las intervenciones a sus necesidades y fortalecer la rendición de cuentas. De la misma manera, se requiere fortalecer las capacidades de las organizaciones de promoción de los derechos de las mujeres, las redes de mujeres líderes con VIH y de jóvenes para garantizar programas integrales y comprehensivos para prevenir y atender la violencia contra las mujeres y el VIH.

Más información sobre el proceso de revisión de la Agenda Post 2015 está disponible en http://www.post2015hlp.org.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.