Así lo decidió la plenaria del Senado en segundo debate tras días de constantes argumentos a favor y muchos más en contra. La semana pasada relatamos desde Corresponsales Clave cómo la situación se estaba poniendo tensa desde que los dos partidos más grandes del país, el Conservador y el Partido de la U, decidieran reunirse y ponerse de acuerdo para votar por el NO al matrimonio de personas del mismo sexo.

La polémica apenas comenzaba cuando en la misma semana se dio inicio al debate pero por falta de transmisión en televisión pública se debió parar y aplazar para el día de ayer martes. Efectivamente ayer estaban citados las y los senadores a las 3 de la tarde para dar seguimiento al debate pero la sorpresa fue cuando a las 3:30 pm, solo eran 12 los senadores presentes. Nos imaginamos que muchos de los ausentes terminaban de ver el partido de la goleada al Barcelona.

A las 5 de la tarde inició el debate de matrimonio igualitario adentro, pero afuera era otra historia, bancadas a favor y en contra del matrimonio gritaban arengas y acompañaban el debate sin participación, acompañados de miembros de la policía nacional para evitar los enfrentamientos que se habían dado en días pasados.

Senador Roberto Gerlein

En el debate, cada senador tenía 5 minutos para exponer los recursos y tratar de incitar a la votación por el Si o por el No. En general, la gran mayoría que estaba en desacuerdo con el proyecto de ley se escudaron en proposiciones religiosas y fundamentalistas de la ley natural, en algunos casos con altos índices de estigma y discriminación no solo hacia las personas LGBT, sino también contra las mujeres, como el Senador Roberto Gerlein quien afirmó que: “El sexo entre homosexuales es escatológico y con fines recreativos” y además argumento que el sexo era solo para procrear. Mejor no imaginar a su pobre esposa, aburrida e insatisfecha.

Otros argumentaban que si se aprobaba el proyecto sería abrir la puerta a la adopción y la deconstrucción de la familia colombiana. Estos entre varios argumentos relacionados con la posibilidad de tener hijos, y siempre con la biblia por delante.

Del otro lado, los senadores que estaban a favor salieron a defender su posición argumentando que Colombia debe tener igualdad para todos y que no se debe confundir el respeto por los derechos humanos con las creencias religiosas. El Senador Armando Benedetti, ponente del proyecto, puso como ejemplo a Garavito (pedófilo colombiano) y Hitler para mostrar que ellos venían de familias heterosexuales, también afirmó que si el matrimonio lo hacen solo para procrear, lo van a acabar, “es para acompañarse” y para refutar los argumentos religiosos preguntó: “¿el que es estéril está contra el código penal o es Dios el que está contra el código? Mientras tanto la Senadora Alba Luz Pinilla hizo frente a las declaraciones de Gerlein sobre la mujer y afirmó que las mujeres no solo tenían sexo para procrear y aclaró que el concepto de familia lo está acabando la violencia entre el hombre y la mujer dentro del matrimonio.

Senadora Alba Luz Pinilla, Representante del Polo Democrático

Hacia las 7 de la noche, cuando se dio a conocer que se aplazaría la votación para el día de hoy, muchos de las y los presentes decidieron salir del lugar y hacer frente a compromisos sociales que incluían coctéles y reuniones privadas. Pasadas las 10 de la noche se terminó el debate con solo 12 senadores y senadoras presentes en la plenaria.

Lo único que quedó claro es que Colombia sigue siendo un país del “tercer mundo” en cuestión de Derechos Humanos y  donde ser ciudadanos se está convirtiendo en un favor que otorgan las personas que están dirigiendo el Estado. Por ahora Colombia no será el 15avo país en aprobar el matrimonio igualitario, luego de que Francia lo reconociera en esta semana, Nueva Zelanda la semana pasada y Uruguay hace casi un mes. Para ellos… ¡felicitaciones!.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.