La tercera versión de la Conferencia Women Deliver contó con la participación de 4,500 personas, representantes de 2,200 organizaciones de 149 países del mundo, lo que convirtió este evento en la reunión global más importante y trascendente de los últimos diez años enfocada en la salud y los derechos de niñas y mujeres.

Ayer, jueves 30 de mayo, último día de la Conferencia, se resaltó la necesidad de priorizar a las niñas y mujeres para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio, cuyo plazo se cumple prontamente, e ir más allá, colocarlas como prioridad en la construcción de la próxima agenda de desarrollo que se desprenderá de un proceso amplio de consulta.

Durante la ceremonia de cierre, denominada “Creando un mundo justo y sostenible: Un llamado a la Acción”, se resaltó la importancia de continuar trabajando para lograr un mundo equitativo para las niñas y las mujeres, invirtiendo en ellas.

Kavita N. Ramdas, representante de la Fundación Ford para la India, Nepal y Sri Lanka, destacó la necesidad urgente de equilibrar el mundo en el que vivimos. “Las mujeres deben ser reconocidas por el rol tan importante que jugamos en la sociedad y es necesario continuar desarrollando iniciativas que posibiliten que tengamos el apoyo que necesitamos para continuar avanzando”, expresó durante su participación en la ceremonia de cierre de Women Deliver 2013.

Durante la clausura, tres valiosos jóvenes fueron reconocidos con el premio “Women Deliver Rising Star Award”. Jill Sheffield, presidenta de Women Deliver, entregó el reconocimiento a Pia S. Cayetano, la congresista más joven en la historia de Filipina; Imane Khachani, joven mujer médico en el Hospital Les Orangers, en Marruecos y Remmy Shawa, coordinador de un proyecto sobre el involucramiento de hombres en la promoción de la equidad de género en Sur África.

Asimismo, se reconoció la participación activa y los aportes realizados por los 100 jóvenes líderes de todo el mundo, invitados a la conferencia. “Lo más importante es que todas y todos nos  hemos unido en una sola voz que demanda que la salud y los derechos de niñas y mujeres sean priorizados hoy, mañana y cada día hasta que nuestro trabajo concluya”, expresó Sheffield en sus palabras de cierre.

La intensa conferencia nos deja un importante aprendizaje sobre la importancia de la participación de las niñas y las mujeres para el desarrollo en general, así como la necesidad de invertir en su salud y proveerlas de oportunidades para su desarrollo hacia la construcción de un mundo más justo. A los participantes nos queda la tarea de llevar lo aprendido a nuestros países y organizaciones y promover la intensificación del trabajo por la equidad de género y la garantía de los derechos sexuales y reproductivos.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.