“Ocho de cada diez personas LGBT que acudieron a los centros de salud manifestaron haber sido víctimas de algún tipo de discriminación”

Dra. Ramona Valdez
Directora del Programa Nacional de control de SIDA – ITS

La problemática del VIH en Paraguay tiene varias aristas, y las estadísticas nos dicen que del total de personas diagnosticadas por VIH-sida, cerca del 60% accede de manera tardía al diagnóstico y tratamientos. Entre las causas del acceso tardío se pueden citar: la falta de información y educación sobre las formas de transmisión del virus y las medidas preventiva, así como la escasa percepción de riesgo de contraer la infección, el estigma y la discriminación.

En Paraguay se estima que aproximadamente 15.000 personas se encuentran viviendo con VIH. Un cuarto de ellas no conocen su diagnóstico y según el informe de ONUSIDA sobre la situación del VIH publicado en 2012, Paraguay presenta un crecimiento aproximado de la infección de 5% anual.

Ante esta situación, urge ampliar y mejorar el acceso a la consejería y testeo voluntario del VIH en los centros de salud regionales, distritales, así como en las unidades de salud familiar (USF), pues son las que se encuentran más cerca de la población; de esta manera se lograría el acceso más temprano al diagnóstico y tratamiento.

Es importante que los servicios de consejería y testeo estén libres de estigma y discriminación. Dentro de este contexto urge la implementación desde el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social de un fuerte trabajo de sensibilización y educación al personal de salud.

“Kuimba´e” – un espacio de atención amigable

“Kuimba´e” (“hombre”, en lengua guaraní), es el nombre de la primera Clínica de salud y bienestar del hombre en Paraguay, fue inaugurada en mayo de este año como una iniciativa de la organización SOMOSGAY y la AIDS Healthcare Foundation de Estados Unidos.

La Clínica ofrece consultas médicas, así como pruebas y tratamiento gratuitos para infecciones de transmisión sexual -entre otros servicios- en un ambiente amigable, libre de estigma y discriminación desde todo punto de vista.

El Director de la Clínica Dr. Iván Allende manifestó que, considerando la situación epidemiológica del VIH, un aspecto relevante que se vio en los primeros meses de atención fue que el 7% de los pacientes fueron personas que viven con VIH,  5% personas en proceso de confirmación diagnóstica para la infección, y 88% se presentó con pruebas no reactivas o desconociendo su estatus serológico.

Iniciativas como la Clínica Kuimba´e, amigables, con horarios accesibles y al alcance de los usuarios, evidencian la urgencia de la implementación de servicios similares en todo el país, de tal manera que pueda llegarse a más personas que requieren de servicios de salud sexual y tratamiento de infecciones oportunistas.

En los últimos años, la respuesta nacional al VIH ha estado centrada en atender las necesidades de mujeres, niños y niñas; pero no es ahí donde está la epidemia. Las autoridades responsables deben liberarse de sus prejuicios y obedecer la evidencia, es decir acercarse a hombres que tienen sexo con otros hombres y personas trans, a través de servicios amigables, garantizando el respeto de los derechos de estas poblaciones. Solo así, se podrán lograr cambios significativos en el curso de la epidemia.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.