El Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y Sida de la Argentina (INBIRS) , organismo dependiente de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) comenzará en este mes el “Estudio de seroprevalencia de VIH y sífilis de PEMAR (poblaciones en más alto riesgo) del Área Metropolitana, Argentina 2013”.

El INBIRS, como lo ha hecho en otras oportunidades, trabajará en conjunto con instituciones de la sociedad civil y ONG. En esta ocasión se seleccionó a Nexo Asociación Civil, Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (AMMAR), Asociación de Travestis , Transgéneros y Transexuales de Argentina (ATTTA) e Intercambios Asociación Civil, garantizando que las poblaciones más afectadas por la epidemia, hombres que tienen sexo con hombres, trabajadoras sexuales, identidades trans y usuarios de drogas, formen parte del estudio.

El objetivo general del estudio es estimar la prevalencia de infección por VIH y Treponema pallidum (sífilis) en ciertas poblaciones. Se estudiarán también otros factores como el tipo de parejas sexuales (estable, casual, comercial), sus prácticas sexuales y la habitualidad del uso de preservativos.

En referencia a usuarios de drogas, se estudiará qué tipo de drogas son las más consumidas, así como su frecuencia y vía de administración; asimismo, se registrará el historial de testeo de VIH, con especial observación en los motivos de realización o no realización del mismo. Por último, se estudiará la aceptabilidad del test rápido entre los voluntarios.

La Doctora María de los Ángeles Pando, especialista en este tema, investigadora del CONICET e integrante del INBIRS y de la Universidad de Buenos Aires, precisó en una conferencia de prensa que “los grupos más afectados en Argentina, principalmente en la ciudad de Buenos Aires, que es donde más hemos trabajado, son los hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres; las poblaciones de usuarios de drogas, tanto de drogas inyectables como de otras drogas, no inyectables; y las trabajadoras sexuales. (…) También realizamos un trabajo en población de trans (travestis, trangénero y transexuales) y hemos encontrado prevalencias mucho más altas, no sólo de VIH que el centro de nuestras investigaciones, sino de otras infecciones como hepatitis virales y sífilis, que comparten la vía de transmisión con el VIH”. (EL DIARIO Edición impresa. Domingo 1, septiembre 2013 – Misiones, Argentina).

Es importante tener en cuenta que, según los últimos datos de la Dirección de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación, la epidemia de VIH en Argentina se ha estabilizado en los últimos 5 años, casi sin cambios significativos. En este contexto, de las casi110 mil personas que viven con VIH en el país, sólo el 60% sabría su estado.

Aún estamos lejos de concretar la erradicación del VIH debido a varios factores, uno de ellos es que mucha gente joven sigue sin saber cómo protegerse contra el VIH; o porque las mujeres siguen siendo perjudicadas por el machismo sexista (la relación entre violencia de género e infección por VIH es cada vez más evidente); o sencillamente porque el uso de preservativos es distinto en relación al género identitario, la condición social y los factores sociales imperantes en cada región. Tampoco hemos concretado el acceso universal al tratamiento del VIH/sida de todas las personas que lo necesiten, sea por causas económicas, políticas o de otra índole.

Según diversos estudios, la tendencia en muchos países indica que con programas ampliados y sostenidos de prevención y tratamiento del VIH, es posible tener éxito en la disminución de la transmisión. Entonces los estudios relacionados al comportamiento de las poblaciones afectadas por la epidemia se tornan esenciales en la investigación del VIH.

Investigadores y especialistas como la mencionada doctora Pando, o la doctora Mercedes Weissenbacher han estudiado la prevalencia e incidencia de infección por VIH en estos grupos; estudios que han sido pioneros en la descripción de las características epidemiológicas poblacionales ya que se realizaron en un número relevante de voluntarios reclutados a partir de una convocatoria abierta a través de algunas organizaciones de la sociedad civil y ONG, como será el que se lanza este mes. Estos estudios se revalorizan con la articulación de los sectores médicos y de investigación, y las organizaciones que nuclean y convocan a los sectores poblacionales a estudiar.

Ana Lía Kornblit, Mónica Petracci y Dalia Szulik, investigadoras del Instituto de Investigaciones Gino Germani, Facultad de Ciencias Sociales Universidad de Buenos Aires, explican muy bien la importancia de un rol protagónico de estas organizaciones: “…si las ONGs aparecen en un momento de ausencia del Estado y de ruptura de los consensos básicos que sostuvieron la trama social en décadas pasadas: ¿con qué objetivos manifiestan las ONGs que trabajan en el campo del VIH/sida haber sido creadas?, ¿han cambiado esos objetivos según el momento en el cual fueron creadas? Para reflexionar sobre el accionar de las ONGs es imprescindible partir, de manera más general, del sentido del tercer sector en el contexto de una relación claramente evidenciada en los datos epidemiológicos: la relación VIH/sida-pobreza”.

Como lo ha demostrado el devenir de la epidemia del VIH en Argentina, muchas organizaciones de la sociedad civil se hicieron cargo de distintas funciones que son -supuestamente- del Estado y los servicios de salud, convirtiéndose en actores necesarios en cualquier elaboración de proyectos. Tanto en materia de prevención (recordemos que fueran las primeras que encararon campañas masivas), como en las cuestiones relacionadas con atención legal, de salud, social, contención y elaboración de políticas públicas.

De muchas de estas organizaciones han salido referentes que han cambiado la forma de pensar de muchas personas del ámbito científico en distintos ámbitos -sobre todo los Congresos Internacionales- donde pudieron dar su voz, acercando la praxis a la teoría que a veces se aleja demasiado de la realidad de las personas viviendo con VIH.

Para mayor información pueden escribir a los siguientes links:

INBIRS: info@inbirs.conicet.gov.ar

AMMAR: nacional@ammar.org.ar

ATTTA: info@attta.org.ar

Nexo Asociación Civil: info@nexo.org

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.