La Fundación Llaves, el Centro de Derechos de Mujeres, la Comunidad Internacional de Mujeres con VIH (ICW) Capítulo Honduras, la Red de Mujeres Hondureñas Positivas y el Colectivo Unidad Color Rosa presentaron este 26 de septiembre en Tegucigalpa los resultados del estudio que desarrollaron para identificar las principales violaciones a los derechos reproductivos de las mujeres con VIH.  Le recomendamos leer este otro artículo relacionado.

En Honduras se entrevistaron a 100 mujeres con VIH de un rango de edad entre los 15 y los 60 años, entre agosto y diciembre de 2012.

El estudio revela que se viola de manera sistemática el derecho al acceso a la información en materia reproductiva, pues hay falta de información desde el momento de la prueba de diagnóstico, hasta las opciones de tratamiento, las opciones para ejercer sexo protegido y el sexo más seguro y las opciones para elegir tener hijos.

El 63% de las mujeres hondureñas entrevistadas indicó que no se le ha proporcionado información sobre métodos anticonceptivos. El 50% no recibió suficiente información para tener un embarazo de forma segura y el 35% no recibió información para evitar la transmisión del VIH a su bebé.

El 53% de las mujeres entrevistadas ha percibido alguna actitud discriminatoria por parte del personal de salud, esta discriminación incluye reportes de que a las mujeres se les niega la realización de procedimientos médicos/quirúrgicos como revisión ginecológica, cirugías y atención del parto. Trece mujeres reportaron que las han esterilizado sin su consentimiento o fueron coaccionadas.

Regina Fonseca del Centro de Derechos de las Mujeres expresó que lo que indica este estudio es que “pese al marco jurídico, los derechos no están garantizados por el estado Hondureño, porque el respeto a los derechos de las mujeres no es un tema de interés del gobierno, lo que se ve reflejado en que Honduras tiene peores indicadores en comparación con los otros países”.

Viena Ávila del Colectivo Unidad Color Rosa, abordó el tema de las barreras para el acceso de las mujeres, incluidas las mujeres trans, a la justicia, e hizo un llamado para que “los operadores de justicia se sensibilicen y eduquen en materia de sexualidad e identidad de género, ya que se limita el acceso a la justicia y, como consecuencia, la cultura de la denuncia”.

Benita Ramírez de la Red de Mujeres Positivas Hondureñas mencionó que este estudio se hizo para visibilizar que no se ofrece información ni métodos para que las mujeres con VIH puedan decidir sobre cuántos hijos quieren tener, remarcó que “nosotras queríamos que el gobierno se diera cuenta del trabajo que estamos haciendo como organizaciones, queremos su apoyo y del sistema de salud para que nos den informaciones veraces”.

Entre las demandas que se expresaron durante la conferencia de prensa se encuentran:

1. Que se garantice el acceso a información científica y libre de prejuicios sobre sexualidad, sexo seguro y protegido, derechos sexuales y reproductivos, anticonceptivos, interacciones entre hormonas y antirretrovirales, uso de aceites para cambios corporales, embarazo seguro, salud materna, prevención de otras ITS y cánceres reproductivos en los servicios especializados de VIH.

2. Que se garantice el acceso a la información y los servicios oportunos para poder tomar decisiones sobre nuestro cuerpo, nuestra sexualidad y nuestra capacidad reproductiva en un marco de los  derechos humanos.

3. Que se garanticen servicios de salud sexual y reproductiva y VIH libres de discriminación para las mujeres en todas sus diversidades y a lo largo del ciclo de vida.

4. Que se sensibilice y capacite a las y los operadores de justicia para garantizar el acceso a la justicia sin discriminación por nuestra identidad de género.

La presentación de los resultados se inscribe dentro de una estrategia mesoamericana para avanzar en la incidencia política y el litigio estratégico a favor de los derechos reproductivos de las mujeres con VIH.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.