La comisión intergubernamental de VIH/SIDA (CIVIH/SIDA) de los Ministros de Salud del Mercosur ha puesto en marcha el proyecto “Prevención, atención y apoyo en VIH en los espacios fronterizos de los países socios del Mercosur”, para atender las especificidades y particularidades de las zonas fronterizas y las experiencias, esfuerzos y situaciones imprevistas de ciudades espejo radicadas en la zona de frontera.

Bajo el liderazgo de Uruguay, el proyecto, que cuenta con el apoyo financiero de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se coordina y administra en cojunto entre los programas de VIH de los países participantes. El proyecto busca mejorar la respuesta al VIH, el SIDA y las ITS en las zonas de fronteras entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay y fortalecer los comités locales en las zonas de fronteras, de tal manera que puedan conocerse las condiciones de vulnerabilidad para el VIH, otras infecciones de transmisión sexual (ITS) y hepatitis virales, e implementar procesos que posibiliten una respuesta efectiva a estas infecciones, así como estrategias de reducción de riesgos y daños para usuarios de drogas.

Se espera contar con un diagnóstico actualizado de la situación y respuesta al VIH en las ciudades fronterizas del proyecto, así como un marco conceptual sobre la vulnerabilidad al VIH y poblaciones en situación de vulnerabilidad, los contextos y especificidades de la vulnerabilidad relacionada con la transmisión sexual y uso de drogas en las regiones de fronteras.

Como parte de las actividades llevadas adelante, hace unas semanas, el 22 de agosto, se reunieron comisiones binacionales de VIH de Brasil-Uruguay y Brasil-Argentina, en un pequeño Municipio de Río Grande do Sul llamado Barra do Quaraí, donde habitan apenas 4 mil personas.

Las comisiones binacionales presentes en la reunión tenían en común el estar distantes de las capitales, tanto provinciales, estaduales, como nacionales, situación que dificulta el acceso a capacitaciones y actualizaciones, así como también a insumos para el abordaje de la respuesta, incluyendo el acceso a medicamentos en las farmacias de centros de salud locales. La experiencia de trabajar en forma conjunta entre ciudades espejo (aquellas que se ubican a uno y otro lado de la frontera), las está fortaleciendo y brindando oportunidades de mejorar el uso de los limitados recursos.

Entre los logros alcanzados se destaca la reciente inauguración y puesta en funcionamiento de la policlínica binacional de salud sexual y reproductiva, instalada en la ciudad de Bella Unión (Uruguay), que atiende indistintamene ciudadanos de esta ciudad y de Barra do Quaraí (Brasil). Esta misma policlínica cuenta con una unidad móvil, un ómnibus adaptado que fue aportado por el Municipio de Barra do Quaraí, atendido por personal de salud de ambos lados del río Cuareim.

En la frontera Uruguayana (Brasil) – Paso de los Libres (Argentina), se está gestionando la pronta instalación, en Uruguayana, de un Laboratorio que permita realizar exámenes de carga viral y población linfocitaria para toda la región, que también podrá ser utilizado por Paso de los Libres.

En esta reunión se acordó realizar acciones en el marco del Día nacional de lucha contra la sífilis en Brasil (20 de octubre) y del Día latinoamericano de lucha contra la sífilis congénita (18 de octubre) y se presentaron informes de trabajos realizados en cada frontera y de las gestiones en marcha para el fortalecimiento de la respuessta al VIH y a las ITS.

El Secretario de Salud del Municipio anfitrión, Fabio Godoy, agradeció el apoyo que recibe del Gobierno Federal de Brasil y señaló que sería positivo que se pudieran mejorar los procesos para que las partidas y otros recursos no demoren en llegar.

Sobre este proyecto y la experiencia de participar en él, manifestó que considera muy importante la oportunidad de participar en este proceso y de haber sido los anfitriones de esta reunión. Seún Godoy, el proyecto les está dando la posbilidad de integrarse cada vez más y aprender de las experiencias valiosas de otras ciudades y personas que hace tiempo trabajan en este tema.

“Estamos buscando montar acá un sistema que permita atender a las personas con VIH de manera digna, estamos logrando armar el equipo; por ahora, las personas con VIH son enviadas a Uruguayana”, continuó Godoy. Esta sería la meta de su secretaría.

Fabiana Papaleu, integrante de la Comisión y del equipo de salud que se está conformando, dijo que “lo bueno (de trabajar en una ciudad tan pequeña) es que podemos captar a todas las embarazadas y los bebés; lo malo es la dificultad para captar a otros adultos, ellos huyen porque, como la ciudad es muy pequeña, tienen miedo de que otros lo sepan, aún hay mucho prejuicio”.

Sobre el acceso a la atención y a los tratamientos, Papaleu comentó que “las personas viajan 70 kms hasta Uruguayana para ser atendidas y recibir la medicación, aquí no hay medicamentos”. Este proyecto puede tener un beneficio importante para las PVVS, ya que los equipos de salud están recibiendo más capacitación y podrán brindar una mejor atención en la misma ciudad de Barra do Quaraí.

Llama la atención que en un país tan eficiente como Brasil no lleguen los kits de pruebas rápidas. Papaleu señaló que aún no han llegado los kits y lamentó que el Gobierno Federal esté muy distante de ellos, “el nivel estadual está más cercano y han participado más, pero el Gobierno Federal, cuando necesitamos su apoyo, está muy lejos, esta situación es muy complicada…”, concluyó.

A pesar de la voluntad de las personas, instituciones y organizaciones involucradas en estas comisiones, aún existen barreras legales y burocráticas que deben ser resueltas por los Gobiernos de los Países involucrados para garantizar la sostenibilidad y continuidad de los avances aún después de finalizado el proyecto, es decir convertirlo en políticas públicas de los países del MERCOSUR.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.