“Exigimos que el Estado cumpla con el derecho que tenemos los y las jóvenes a recibir información sobre sexualidad”, manifestó uno de los jóvenes durante  la apertura de la feria Por nuestro derecho a la educación de la sexualidad, realizada  en una plaza  de la capital paraguaya, donde los jóvenes de diversas organizaciones de jóvenes exigieron sus derechos al Estado,  en el marco del día Mundial de la Prevención del Embarazo no Planificado.

La feria es una iniciativa de las y los jóvenes que conforman Somos Pytyvohára en derechos sexuales y reproductivos (DSR), adolescentes y jóvenes de 11 organizaciones e instituciones, y Presencia Joven de la ciudad de Encarnación; es una muestra de la participación protagónica de adolescentes y jóvenes para exigir sus derechos sexuales, con  especial énfasis en el derecho a la información científica, oportuna, de calidad y de respeto al Estado laico.

La  idea de la feria surge luego de analizar el grado de cumplimiento de los DSR por parte del Estado, en el 2do. Campamento Nacional de jóvenes  en el año 2012, con el objetivo de promocionar, visibilizar y exigir el derecho a la información para la toma de decisiones autónomas, en el marco de los derechos sexuales y reproductivos.

Según Margarita Rehnfeld, Coordinadora del Área Educación de la sexualidad de BECA, la feria “pretende lograr la colocación de este tema en la agenda pública, en los medios, sensibilizar a la ciudadanía en relación al verdadero alcance del concepto de la educación integral de la sexualidad, fortalecer a grupos de adolescentes y jóvenes en esta temática y que las autoridades competentes reciban de primera mano las exigencias del sector al que aún se le vulnera este derecho.”

Rehnfeld reconoce el trabajo de las organizaciones de la sociedad civil, pero advierte sobre la influencia de otros sectores en las políticas nacionales. Como ves el tema de la sexualidad integral en la agenda política actual. “Es un tema pendiente, desde el año 2008 organizaciones de la sociedad civil han estado trabajando de manera coordinada y sistemática en la elaboración de una propuesta de política pública en educación de la sexualidad, proceso que se ha visto interrumpido por la influencia de sectores conservadores y fundamentalistas, que han impedido que este trabajo tuviera continuidad”, afirma.

En el marco de la feria, las y los jóvenes elaboraron un pronunciamiento dirigido a las autoridades del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) y del Ministerio de Salud y marcharon hasta el MEC, donde fueron recibidos por las autoridades, quienes se comprometieron a conformar una mesa de trabajo con representantes de las organizaciones juveniles para iniciar un diálogo para hacer frente a los requerimientos de las y los adolescentes y jóvenes.

Es importante resaltar que la ley N° 3940/09 en  Art. 12 dice que “las instituciones educativas deben incluir en sus programas de enseñanza, información basada en conocimientos científicos, actualizados, para la prevención de las ITS y VIH, y el respeto de los derechos humanos de las PVV (personas viviendo con vih)”.

Sin embargo  el Estado Paraguayo, específicamente los Ministerios de Educación y Cultura y de Salud, no han cumplido con las leyes y los acuerdos internacionales como la declaración Ministerial de la ciudad de México “Prevenir con Educación”, en la que nuestro país se comprometió a reducir en un 75% las escuelas públicas que aún no habían institucionalizado la educación integral en sexualidad.

Aún queda mucho por hacer en materia de exigibilidad de derechos, pero hoy son los propios adolescentes y jóvenes quienes en su sana rebeldía -como bien los exhortara el Presidente paraguayo-,  reclaman  su derecho a la educación integral de la sexualidad.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.