El 29 de noviembre de 2013 se presentó en Buenos Aires el informe sobre el estado de la epidemia en la Argentina en una conferencia de prensa coorganizada por la Dirección Nacional de Sida, ETS y Hepatitis Viral, ONUSIDA y la Organización Panamericana de la Salud.

Alberto Estela, representante de ONUSIDA en el país, presentó un pantallazo general de la epidemia en el mundo y América Latina y el Caribe. A poco más de un año de rendir cuentas de las metas propuesta para 2015 en el mundo, se estima que hay 35 millones de personas viviendo con VIH (PVVS) y 36 millones han fallecido de complicaciones relacionadas al Sida desde el inicio de la pandemia. En un año se han registrado 2.3 millones de nuevas infecciones, 12 mil de ellas en América Latina.

En la actualidad hay casi 10 millones de PVVS en tratamiento antirretroviral lo que representa el 34% de cobertura, habida cuenta que 29 millones necesitarían tratamiento. Las metas mundiales para el 2015 es lograr que 15 millones de PVVS reciban tratamiento, una meta muy ambiciosa.

La respuesta del Sida ha logrado movilizar en el mundo 18 mil millones de dólares americanos (se necesitan 24 billones para el 2015). El lunes próximo iniciará la reunión de reaprovisionamiento de recursos para el Fondo Mundial de lucha contra el Sida, la tuberculosis y la malaria en Estados Unidos, que dará señales sobre la voluntad real de los países donantes para contribuir en los próximos años para lograr una generación libre del Sida.

El equipo técnico de la Dirección Nacional presentó los nuevos datos incluidos en el “Boletín sobre el VIH/SIDA e ITS en la Argentina” del 2013, e incluyó una serie de nuevas estimaciones sobre la epidemia:

- En la Argentina hay 110 mil PVVS, de las cuales se estima que 70 mil conocen su estado serológico, lo que representa un poco menos del 70%, un porcentaje muy alto en relación con los datos regionales y mundiales.
- Los nuevos datos estiman que la prevalencia en personas trans es de 34%, entre un 12 y 15% en hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH), 7% en usuarios de drogas y 2% en mujeres trabajadoras sexuales. Lo que habla de una epidemia estable en función de los números de años anteriores.
- Se han diagnosticado alrededor de 6.000 personas el último año.- El 90% de las infecciones por VIH han sido por transmisión en una relación sexual desprotegida.

La verdadera epidemia

Un dato clave de este informe ha sido la confirmación de un corrimiento en la relación varón-mujer en la prevalencia, hoy existe una relación dos a uno (dos varones por cada mujer positivos) valores que no se observaban hace 10 años.

¿Cuál es el origen de este fenómeno? Como lo habíamos mencionado en artículos previos la mal denominada “feminización de la epidemia” es una distorsión epidemiológica resultante de la oferta generalizada de la prueba en los servicios de salud materna infantil y la obligatoriedad de ofrecer la prueba a mujeres embarazadas. Así también, es habitual que las mujeres requieran y accedan mas a los servicios de salud. En conclusión siempre existió y se mantuvo la relación 2 a 1, solo que uno de cada dos hombres no se habían testeado.

También existe más información sobre el nivel socio-económico de las PVVS a partir de una de las variables que existen en el sistema de informe de casos: el nivel de educación formal. Existe una tendencia creciente de prevalencia en hombres y mujeres con educación secundaria, superior y universitaria completa. También hay un crecimiento significativo en los últimos años en hombres y mujeres mayores de 40 años.

Estos datos, sumados a la demografía de la epidemia, dejan sin sustento la afirmación de que la epidemia del Sida es cada vez “más femenina, pobre, rural y joven”.

El modo de transmisión preponderante en varones jóvenes son la relaciones entre hombres, y en varones mayores, relaciones heterosexuales.

Lo que sigue siendo preocupante es el acceso tardío al diagnóstico por parte de las PVVS, que llegan a los centros de salud con un estado avanzado de la enfermedad y esto es del 30% en varones y 15% en mujeres (reflejando patrones de género mencionados arriba).

Elegí saber

En el mismo evento Carlos Falistocco, Director Nacional, y Mariana Isasi, Responsable del equipo de comunicación, presentaron la campaña nacional de promoción de la prueba denominada “Elegí saber, El test es la única manera de saber si tenés VIH o no”.

Diversos estudios revelan que hasta un 30% de las personas que viven con VIH en el país podrían desconocerlo. El 28% de las personas que tendrían posibilidad de recibir tratamiento no lo hace debido a que, en su gran mayoría, desconoce su situación. Un 34% de estas personas serían varones heterosexuales, por ello parte de la campaña será dirigida a esta población específica.

“Mejorar la accesibilidad al diagnóstico del VIH y otras ITS” es una de las grandes metas de la Dirección Nacional y del Plan Estratégico Multisectorial 2013-2017 y se estima que se duplicará el acceso temprano a la prueba por medio de esta campaña que incluye banners, afiches, material promocional, cuñas de radio y un spot para la televisión.

Es probable que el sinceramiento epidemiológico se extienda a otros países de la región que siempre han tenido epidemias parecidas esto permitirá segmentar las campañas y los mensajes por población, género, orientación sexual y edad. El objetivo es común: conocer mejor nuestra epidemia y lograr que quienes viven con VIH conozcan su estado y reciban la contención y cuidado de nuestros sistemas públicos y privados de salud.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.