En el marco del proyecto “Araroky Tava: Ambientes sociales favorables para la participación juvenil activa el ejercicio de sus Derechos Humanos”, impulsado por la organización SOMOSGAY y con el apoyo de la Unión Europea y la Fundación Triángulo de España, se realizó el sábado 16 de noviembre el Encuentro Nacional de Padres y Familiares de Jóvenes Lesbianas, gays, bisexuales y trans (LGBT) en las instalaciones del Centro Comunitario. El Encuentro también congregó a familiares de personas que viven con VIH.

El objetivo del encuentro fue generar un espacio de socialización e intercambio de experiencias que lleve al involucramiento de los padres, madres y familiares de jóvenes LGBT, para que de este modo, puedan compartir sus habilidades, temores y desafíos a fin de mejorar la vida de las personas LGBTI o que viven con VIH. Todo esto teniendo en cuenta que los padres, madres y familiares brindan el primer entorno en donde las y los jóvenes deben tener apoyo e información, pero que debido a los miedos, tabúes y la falta de información esto no sucede y, por el contrario, son víctimas de discriminación por parte de sus propios familiares.

Durante el encuentro se desarrollaron temas relacionados a Sexualidad, Derechos Humanos,  activismo LGBT, VIH y Sida -entre otros- para brindar herramientas de diálogo entre padres, madres y sus hijos e hijas.

El evento contó con la presencia de Marcela Ordenes del Grupo de Padres, familia y amigos de la Diversidad Sexual de la organización MUMS de Chile, así como padres, madres y familiares de jóvenes LGBT de todo el país.

“Vengo como una madre más. Así como ustedes,  tengo 4 hijos varones, 2 de ellos son gays. Desde el momento en que me confesaron (su orientación sexual), los he apoyado. Quiero decirles que no es el fin del mundo cuando nuestros hijos nos dicen que son homosexuales o lesbianas; y si nuestros hijos luchan, nosotros debemos apoyarlos en sus decisiones y orientaciones. Con mis hijos gays he aprendido que el mundo no es blanco y negro, sino de colores”, señaló Ordenes.

Entre sus reflexiones, Ordenes señaló que una de las tareas sumamente importantes para padres y madres de familia es la educación de los hijos, familiares, docentes y la comunidad toda. Si los profesores aprenden a no discriminar, los alumnos no serán discriminados. Si el empleador o el compañero de trabajo aprendieron a no discriminar, el empleado no va a ser discriminado.

Teniendo en cuenta la presencia de familiares de personas que viven con VIH, también se discutieron temas relacionados al VIH, su historia y los conocimientos básicos que se deben manejar para romper con los estigmas en la sociedad. Dichas discusiones fueron guiadas por la Dra. Margarita Villafañe, Punto Focal para VIH en Paraguay de la Organización Panamericana de la Salud y por el Dr. Iván Allende, Director de la Clínica Kuimba’e.

Para todo ser humano, el núcleo familiar en el que crece es fundamental. Con este tipo de encuentros, se promueve la educación e información para combatir la homofobia,  y se reconoce la importancia de brindar espacios en los cuales las familias puedan conocer, compartir sus experiencias e informarse sobre las formas en que puedan dar su apoyo a su familiar LGBT o que vive con VIH.

“Apoyo a mi hijo desde un comienzo, porque lo quiero tal cual es y me gusta que salga adelante, sea cual fuere su realidad”, comentó Aida Ferreira, una de las madres asistentes al encuentro.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.