Aún está fresco en la memoria de activistas, medios de comunicación y sociedad civil,  el recuerdo de los cuatro meses de viacrucis parlamentario previo a la promulgación del Decreto 4309 que permitió echar a andar el proyecto financiado por el Fondo Mundial de lucha contra el Sida, la tuberculosis y la malaria (FM), en febrero de 2011.

El temor a vivir una situación similar este año está nuevamente presente en las organizaciones involucradas en la respuesta al VIH en Guatemala. Desde el año pasado los equipos técnicos, coordinados desde el Mecanismo Coordinador de País (MCP -G), desarrollaron la propuesta de Fase 2, la cual sostendrá las acciones financiadas por el FM en el país, que afortunadamente fue aprobada por el Panel de Revisión Técnica. HIVOS, como Receptor Principal de las actividades orientadas a trabajar con la sociedad civil, ha avanzado con la convocatoria  y recepción de propuestas de las potenciales unidades ejecutoras o sub receptores, como se les conoce en muchos países.

Pero a pesar de que las acciones de formulación y gestión se han realizado en los plazos y condiciones adecuadas, la continuidad del proyecto se ve amenazada. La explicación es compleja -como suele ser el escenario guatemalteco-, y en ella se mezclan intereses específicos de algunos actores de gobierno, el congreso y algunos peculiares movimientos de sociedad civil, que han configurado un ridículo escenario en el que las cuestiones de fondo se ven postergadas e incluso invisibilizadas.

Congesista parodia la agresión con harina que recibió la Vice - Presidenta.

El Congreso de la República, en el cual es posible ver interpelaciones a Ministros que duran más de seis meses, puñetazos, vasos de agua por la cara, inmovilizadores eléctricos o parodias sobre la reciente agresión con harina a la Vice- Presidenta, parece empecinado en estancar la promulgación de leyes y decretos en beneficio del pueblo, en este caso, un Decreto que autorice la recepción de donaciones al Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS). De otro lado, para el ejecutivo, este 2014 se ha visto matizado por una serie de graves señalamientos y escándalos de toda índole; la persistente auditoría –en especial a la vicepresidenta- por parte de un medio local desató la ira de los funcionarios, que iniciaron un constante asedio contra medios de comunicación y que ha motivado una misión de la Sociedad Interamericana de Prensa para garantizar la libertad de expresión y acceso a la información.

Las tres principales redes de sociedad civil: la Red Legal de Derechos Humanos y VIH, la organización Trans Reinas de la noche y la Red Nacional de Diversidad Sexual y VIH de Guatemala –REDNADS- trabajan actualmente en una estrategia de incidencia política que complemente las acciones impulsadas desde el MCP-G y que permita la redacción y promulgación del Decreto necesario antes de abril. Parece un ejercicio cuesta arriba, considerando el velado estigma político en torno a la epidemia de VIH y las particularidades antes señaladas.

En estos días se encuentra en Guatemala una misión del FM como parte del seguimiento al proyecto de país. En un conversatorio con la sociedad civil se plantearon las dudas y temores frente a la situación, pues durante este mes el Congreso de la República deliberará sobre la distribución de las diversas comisiones que lo integran,  lo cual se convierte en un pulso por la apropiación de comisiones clave. Pese a todo, el recién electo  presidente del Congreso –Arístides Crespo Villegas-  recibió hoy a la misión encabezada por el presidente del MCP-G y a la misión del FM, dirigida por Joshua Metcalf-Wallach. Durante el encuentro plantearon la importancia estratégica del proyecto del FM en el país y el diputado ofreció movilizar las acciones necesarias, consciente de la fragilidad del sistema sanitario nacional.

La Fase 2 del proyecto del Fondo Mundial, que requiere el visto bueno del Congreso, es la última y se distingue por su carácter transicional, pues la mayoría de acciones financiadas hasta ahora por la iniciativa global deberán ser asumidas posteriormente por el Estado, especialmente aquellas que tienen que ver con las unidades de atención integral y las Clínicas de referencia nacional.

Es probable que, de la mano con la promulgación del Decreto por parte del congreso, otro gran reto que debamos enfrentar sea hacer de esta última fase una estrategia de salida sustentable y efectiva cuando ante el escenario de que el Fondo Mundial retire importantes recursos del país.

Es posible que haya llegado el momento en el que la realidad nos haga poner a prueba el fortalecimiento que las subvenciones del Fondo Mundial ha dejado en el país.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.