En la capital de Indonesia se llevó a cabo la trigésima primera reunión de la Junta de Gobierno del Fondo Mundial donde se tomaron las siguientes decisiones:

Iniciativas especiales

La Junta decidió aprobar una serie de fondos especiales que no necesariamente se alineaban con las bandas de países. En base a la recomendación del Comité de Estrategia, Inversiones y de Impacto (el ” SIIC “, por sus siglas en inglés ), la Junta decidió que hasta 100 millones de dólares estarán disponibles durante el 2014-2016 para las siguientes iniciativas especiales y en las cantidades siguientes:

Fondo de Emergencia Humanitaria, por un total de 30 millones de dólares;

Sistemas de Datos de los Países, por 17 millones ;

Asistencia Técnica para la preparación de Notas Conceptuales y el Nuevo Mecanismo de Financiamiento, por 29 millones;

Asistencia Técnica para la comunidad, los derechos y el género, por un total de 15 millones de dólares;

Sostenibilidad Financiera de los programas apoyados por el Fondo Mundial, por 9 millones.

Así también, la Junta decidió invertir en los próximos dos años, la suma de 200 millones para nuevos programas regionales. Hay información puntual sobre cómo acceder a estos recursos en este vínculo.

Asignaciones de recursos para los países

Para completar la implantación del Nuevo Mecanismo de Financiamiento, la Junta decidió la inversión de los recursos movilizados en las reuniones de reaprovisionamiento de acuerdo a bandas de países.

Por definición, la asignación por país quiere decir que cada país es elegible para recibir un monto específico de dinero para apoyar sus programas para enfrentar las tres enfermedades durante un periodo determinado.

Las bandas son cuatro y están conformadas por grupos de países y se priorizan aquellos con mayor carga de enfermedad y menor capacidad de pago. La primera, es aquella de mayor carga de enfermedad y menor ingreso; la segunda banda corresponde a ingresos más bajos pero una carga de enfermedad más baja, la tercera banda se conforma de ingresos per cápita altos y una carga de enfermedad mayor, y por último, la cuarta banda combina ingresos altos y baja carga de enfermedad. Esta última es a la que pertenecen la mayoría de los países de América Latina. El porcentaje de la asignación total para America Latina y el Caribe representa solo el 4% del total. Los solicitantes de esta banda solo podrán acceder a recursos centrados en poblaciones en mayor riesgo. Ver gráfico.

Luego de cubrir los costos ya comprometidos en programas, los fondos disponibles para ser invertidos son quince mil ochocientos millones de dólares americanos para el periodo 2014 – 2016. La Junta decidió dividir la cartera de inversión de la siguiente manera 14.800 millones de fondos indicativos y 950 millones en fondos de incentivo.

Para la banda 1 de países la suma es de 11,250 millones; para la banda 2, la suma alcanza los 915 millones; la banda 3 tiene asignado 1,530 millones; y por último, se asignaron 1,105 millones para la cuarta banda. En el gráfico a continuación comparamos la información sobre la banda y los recursos aprobados, por valor y porcentaje.

Fondos de incentivos

Son fondos que están disponibles por un total de 950 millones de dólares. Se orientarán para fomentar el desarrollo de solicitudes más ambiciosas por parte de programas exitosos, una forma de recompensar a los programas de gran repercusión y buen desempeño. Solo está disponible en las bandas 1, 2 y 3, no así para la banda 4 ni las propuestas regionales. Esta asignación la realizará la Junta por recomendación del Panel Técnico Revisor y por el Comité de Subvenciones del Fondo Mundial

¿Cómo participar?

Importante: El 12 de marzo el Fondo Mundial publicó una nota oficial con la lista de la asignación de recursos por país y por enfermedad, en este vínculo podrán encontrar la información concerniente a América Latina y el Caribe. Pueden buscar en esta lista los montos que fueron asignados a su país para invertir en cada una de las enfermedades.

Los países que son elegibles, que figuran en la lista de asignación, serán invitados oportunamente a iniciar su proceso de solicitar recursos dentro del Nuevo Modelo de Financiación.

Se debe llevar a cabo un proceso amplio y participativo, que parte de la revisión, actualización y validación del Planes Estratégicos Nacionales, acompañado de un diálogo nacional continuo con todos los sectores, que deberá resultar en una Nota Conceptual. Una vez enviada la nota conceptual al Fondo Mundial, se iniciará un proceso interactivo entre el país, el Panel Técnico Revisor y el Comité de Subvenciones con el fin de desarrollar la subvención que la Junta aprobará. Ver dibujo.

Liderazgo en el descontrol

Algunos de quienes estuvieron en la última reunión de la Junta compartieron su preocupación por haber visto una reunión particularmente caótica. Al parecer tanto la presidenta como la vice-presidenta de la junta no han sabido demostrar el liderazgo necesario para que este cuerpo de gobierno sesione eficientemente. Fue particularmente difícil renovar la membresía de los comités, en particular en cuanto se refiere a garantizar una participación de las comunidades y de los países implementadores.

Es muy promisoria la renovación en la delegación de América Latina y el Caribe que hoy cuenta con el Liderazgo de la Doctora Mirta Roses, ex-directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Una nueva delegación con un mandato renovado es fundamental para recuperar un papel protagónico en el Fondo Mundial, un protagonismo que en términos de la cartera de financiamiento esta en caída libre.

Habemus nuevo modelo, por fin! Con recursos financieros pre-determinados, ahora es la hora de los diferentes actores de los países para hacerlo caminar, superando la noción de un simple y novel modelo.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.