Revisando las estadísticas mundiales y nacionales, de los 40 millones de personas con VIH al menos 25 millones son trabajadores (OMS) y en Nicaragua el porcentaje de personas con VIH que son obreras subió del 30 al 78%, según el Ministerio de Salud.

Foto: Eugenia Carrión

Además de estas cifras generales, según un estudio realizado por el gremio empresarial de Nicaragua, los patrones de comportamiento en los obreros de la empresa privada indican que el uso correcto y consistente del condón es muy bajo, especialmente en el sector agroindustrial y de turismo, y las relaciones sexuales bajo efectos del alcohol es el factor de riesgo predominante en el sector textil.

En el cierre regional del Programa USAID|PASCA 2008-2014, realizado en Guatemala, participaron organizaciones como el Consejo Nacional de la Empresa Privada de Panamá (CONEP), la Asociación de Azucareros de Guatemala, el Consejo Superior de la empresa privada de Nicaragua (COSEP), entre otros.

Las autoridades de USAID|PASCA en Nicaragua dieron a conocer que sus acciones se encaminaron en la asistencia técnica y capacitación para el desarrollo e implementación de políticas y programas de VIH, creación y distribución de información estratégica y fomento de  la participación multisectorial. Este rol del programa no resulta tan novedoso, pues a través de los años han sido sus principales prácticas, la novedad fueron los actores involucrados.

Marianela Corriols en el Acto de Cierre del Programa USAID|PASCA.

La Comisión Nicaragüense del Sida (CONISIDA) y el COSEP fueron las contrapartes. El primero es el órgano establecido en la Ley para dar seguimiento a la Política Nacional y es natural que sea uno de los principales actores a fortalecerse en una intervención como esta; sin embargo, el COSEP es un nuevo actor que ha mostrado las complejidades que requiere la respuesta combinada.

Mariela Terán, directora del Proyecto VIH de COSEP explica que lo primero que realizaron en el año 2010,  fue un foro dirigido al sector privado sobre el impacto del VIH, gracias al apoyo de USAID|PASCA. Con ello se logró sensibilizar el gremio y formalizar el proyecto que ella dirige. COSEP está conformado por 21 cámaras, cada una con distintas cantidades de empresas asociadas.

“Fue un aporte muy significativo para las empresas y gracias a la asistencia técnica de PASCA, conocimos y nos dimos cuenta del estado de la Epidemia y el marco regulatorio, para arrancar con paso firme. Quisiéramos seguir trabajando con PASCA pero a la fecha no sabemos cómo seguirá el Programa”, expresó Terán.

Preguntamos a Marianela Corriols, Supervisora Técnica de los proyectos de salud de USAID|PASCA sobre las perspectivas a futuro ahora que finalizó este proyecto. “La sostenibilidad financiera de las intervenciones ha dependido históricamente de la Cooperación internacional, ahora se iniciará una estrategia de sostenibilidad con apoyo del Fondo Mundial, ONUSIDA y PEPFAR, se iniciará un nuevo proyecto centroamericano para fortalecer el ambiente de políticas favorecedoras de la respuesta nacional ante el VIH”, respondió.

Foto: COSEP

Marilyn Mora, experta en VIH y que durante 5 años fue representante de país de USAID|PASCA, considera que el aporte de este Programa no solo ha sido sustantivo sino estratégico; “la etapa de desarrollo de Políticas públicas y marco jurídico es esencial, pues sin esto es más complejo implementar acciones. Eso fortalece la respuesta”, señaló

“Sin embargo a PASCA le falta el pasito de darle seguimiento a ese excelente instrumento. Lamentablemente muchas políticas quedan en un escritorio. El resultado no debe ser la redacción, sino las acciones que den respuestas y salidas, que la gente no crea que los derechos y las políticas son solo asuntos de  abogados”, finalizó

En Nicaragua, como en toda Centroamérica y buena parte del mundo, la respuesta históricamente fue exclusiva de las ONG de carácter comunitario o asistencia social, ahora pasó a ser una suerte de conciencia por parte de las  organizaciones de carácter empresarial.

Aún no se sabe los resultados sobre a qué organismo se le adjudicará el nuevo periodo para el fortalecimiento regional, si será PASCA o aparecerá un nuevo actor, ante lo cual cabe preguntarse ¿qué pasará con los proyectos de las empresas privadas y todas las organizaciones que han formado parte de la respuesta?

Los nuevos modelos de financiamiento y los nuevos actores están moviendo piezas entre los distintos sectores (donantes, sub receptores, receptores y beneficiarios) y además está causando roces entre los protagonistas de la respuesta.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que todos y todas tenemos el mismo objetivo: detener el VIH y reducir su impacto.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.