Desde el lunes 24 de marzo hasta el martes 1 de abril, la Misión Técnica Conjunta para la Expansión y la Sostenibilidad en la Atención Integral del VIH se encuentra reunida en Paraguay con el objetivo de analizar y evaluar la respuesta, junto a las autoridades del Ministerio de Salud, el Programa Nacional de VIH-sida y miembros de la sociedad civil.

Unos de los ejes principales de esta Misión es la evaluación de los avances de la Estrategia Tratamiento 2.0, la cual plantea un nuevo paso en el camino hacia el acceso universal al tratamiento del VIH/sida, recoge las lecciones aprendidas e introduce un enfoque de salud pública basado en evidencia, según explicó el Dr. Carlos Castillo Solórzano, Representante de la OPS/OMS Paraguay.

Castillo también señaló que son pocos los países que han logrado un acceso universal al tratamiento antirretroviral y que la región de las Américas presenta el mayor nivel de cobertura con tratamientos en relación a otras regiones. Según los datos presentados en el contexto de esta visita, cerca del 68% de las personas que necesitan tratamiento lo están recibiendo en América Latina y el Caribe.

Diagnóstico actual

En general, el diagnóstico de la situación en Paraguay resalta que nuestro país dispone de recursos humanos y capacidades para gestionar la respuesta integral al VIH- Sida. Si bien en el marco del modelo de atención, se ha empezado la descentralización en cuanto al diagnóstico, la atención integral continúa muy concentrada en Asunción, la ciudad capital, donde se atiende al 85% de las personas, y en 7 centros de atención integral del país.

Por otro lado, es importante una respuesta nacional e intersectorial al VIH , ya que no es solamente responsabilidad del sector salud, sino que también involucra a otros sectores como Educación, Trabajo, Justicia y Derechos Humanos.

“El país aún no tiene una Ley de Salud Sexual y Reproductiva, una Ley contra toda forma de discriminación y una política de educación integral de la sexualidad. Y estas condiciones representan una barrera para que en el país se determine una condición ideal para una respuesta adecuada a la epidemia, basada en derechos humanos”, resaltó al respecto el Dr. Marcelo Vila, funcionario de la OPS.

Los datos del diagnóstico fueron: 910 unidades de salud familiar realizan pruebas rápidas, lo cual corresponde al 70% de los servicios. En el 2013, fueron casi 200 mil las pruebas realizadas, de las cuales el 90% corresponde a pruebas rápidas; de ellas, el 85% en mujeres (más de la mitad embarazadas) y 12% en varones (en 2,2% de las pruebas el sexo no fue registrado).

Se detectó cobertura de testeo limitada en poblaciones de más alto riesgo: población trans, hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (HSH) y mujeres trabajadoras sexuales; lo mismo que en adolescentes y jóvenes. Por otro lado, se evidencia un diagnóstico tardío, casi el 40% de los hombres llega al diagnóstico ya en una fase de Sida.

La información refuerza la importancia de mantener un enfoque integrado de prevención, acceso a la prueba, tratamiento y atención de la infección por VIH.

Recomendaciones de la misión

Las recomendaciones de la Misión serán presentadas oficialmente en un documento remitido por la OPS-OMS a Paraguay en las próximas semanas; pero, en las múltiples reuniones se adelantaron algunas de ellas.

Paraguay debe ampliar las estrategias de acceso al diagnóstico, sobre todo con relación a las poblaciones de más alto riesgo, atendiendo que el VIH-sida es una epidemia concentrada en población trans (26% de prevalencia), HSH (13%) y en trabajadoras sexuales (2,2%); para ello es importante mantener y fortalecer la colaboración con las organizaciones de la sociedad civil para implementar las estrategias en localidades del interior del país que garanticen la confidencialidad del diagnóstico.

Para contener la epidemia es importante responder a las evidencias. Las cifras nos dicen que cerca del 60% de los diagnósticos de VIH se dan en hombres y en población en situación de vulnerabilidad, grupos que acceden de manera tardía al sistema de salud; sin embargo, las políticas de salud se orientan casi exclusivamente a la salud materno-infantil.

El mensaje es claro: es necesario ampliar el acceso de los hombres, adolescentes y poblaciones de alto riesgo a los servicios de salud, para lo cual se pueden establecer alianzas con el sector privado, la seguridad social, y los sectores militares y policiales para ampliar la oferta a todos los usuarios fuera del sector público, con un fuerte componente de sensibilización orientado a eliminar el estigma y la discriminación.

Acerca de Tratamiento 2.0

Como es conocido, la Estrategia Tratamiento 2.0 se centra en cinco áreas prioritarias: Optimizar los regímenes terapéuticos; Proporcionar los medios de diagnóstico en el punto de atención y otras herramientas simplificadas de diagnóstico y monitoreo; Reducir los costos; Adaptar los sistemas de prestación de servicios y Movilizar a las comunidades.

En Paraguay se impulsará la próxima fase de expansión del tratamiento de la infección por VIH mediante la promoción de la innovación y la mejora de la eficiencia, esto ayudará al país a alcanzar y mantener el acceso universal al tratamiento y maximizar los beneficios preventivos del mismo.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.