Desde hace seis años se realiza la Jornada anual contra la homolesbotransfobia en Querétaro y  a partir del 2010 se suma a las jornadas, la marcha anual por el reconocimiento de los derechos de las personas no heterosexuales.  Está marcha ha logrado movilizar cada año a más de mil personas y en las actividades culturales participan diferentes organizaciones que promueven los derechos de la diversidad sexual, y ofrecen servicios a las poblaciones LGBTI. Para este año, las actividades culturales consistieron en la presentación de intervenciones teatrales,  música, espectáculo cómico-musical, stands informativos y foros de discusión.

El informe de la Comisión Ciudadana contra los Crímenes de Odio por Homofobia (CCCOH), publicado este año, señala que en México, entre 1995 y 2013, se han registrado 887 homicidios por homofobia, de los cuales 181 casos corresponden a personas trans.

Lluvia Cervantes, coordinadora en Querétaro de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (ddeser), explica que cada 17 de Mayo a nivel mundial se realiza una serie de acciones que buscan el reconocimiento de los derechos de las personas históricamente invisibilizadas y excluidas. Y enfatiza que es necesario el reconocimiento de derechos humanos de las personas con orientación sexual e identidad sexogenérica distinta a la heterosexual cada vez que estén presentes discriminaciones y violencias en el día a día de éstas personas. Así fuese una persona excluida por motivo de su orientación o identidad de género, las jornadas contra la homo-lesbo-bi-transfobia tienen sentido.

Cervantes refiere que se ha logrado  nombrar la homofobia en distintos espacios, incluidos los institucionales, a partir del decreto presidencial que declara el 17 de mayo como el Día Nacional de la Lucha contra la Homofobia. Con ello y a raíz de algunas discusiones entre colectivos, se busca visibilizar otras particularidades de violencia cometidas a las personas de la diversidad sexual. Cervantes recalca, “tenemos que poder ir mostrando que el mundo no es solamente  homosexual o heterosexual, sino que tenemos que diversificar”. Menciona además que un reto ha sido nombrar la Homo-lesbo-transfobia en la sociedad y en los medios de comunicación, y señala que las luchas no se reducen al matrimonio igualitario, incluyen otros temas como es el reconocimiento a la identidad de género.

Al recordar sobre el origen de las jornadas en Querétaro, Cervantes menciona que también es un tema de derecho a la justicia y al debido proceso por los asesinatos cometidos a personas LGBTI, por motivo de su orientación sexual o identidad de género. Recuerda que en 2005, uno de los compañeros activistas, Octavio Acuña, fue asesinado; y con todas las características que presentó el caso fue muy notorio que se trató de un crimen de odio por homofobia,  sumado a la  agravante de que era un activista con trabajo en la exigencia del reconocimiento de los derechos de las personas de la diversidad sexual. “En ese sentido nos parece importante mostrar que la lucha todavía está y sigue” dice.

Alejandra Martínez, presidenta de Aquesex, señala que es importante el 17 de mayo porque se trata de un espacio  de visibilización. Para ella, lo que no se nombra no existe: “si no lo nombramos, si no lo decimos evidentemente, va a ser algo que no va a existir”, explica, y por esta razón, hablar de homofobia, de diversidades sexuales y de disidencias sexuales permite visibilizarlas en este mundo. Martínez concuerda que en el reconocimiento de los derechos de las personas no heterosexuales se debe necesariamente visibilizar el estigma y la discriminación que las afecta de manera importante, aún más a las mujeres y hombres transexuales.

Las jornadas contra la Homo-lesbo-bi-transfobia es un trabajo que se une al trabajo de muchos años de activistas y organizaciones por la exigencia del reconocimiento de los derechos de las personas de la diversidad sexual históricamente excluidas.

Hablar en estos términos de lucha, en términos de derechos humanos y justicia, contribuye a reducir la violencia que hoy viven las personas con orientación sexual o identidad de género diversa. Además, la visibilización  es un campo que ha permitido mostrar un mundo más diverso.

Este 17 de mayo, marchamos por un Querétaro igualitario y sin violencia.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.