El Ministerio de Salud del Estado Plurinacional de Bolivia en una nota fechada el 27 de mayo informó que tomará el control del Mecanismo Coordinador de País, imponiendo su presidencia. Basándose en artículos de la Constitución Nacional y otras leyes que hablan sobre el deber y la responsabilidad del Gobierno por velar por la salud de las y los bolivianos es que fundamentan la necesidad de tener una posición dominante dentro del mecanismo.

Dr. Juan Carlos Calvimontes, Ministerio de Salud de Bolivia

El documento menciona el Código de Salud, que en su segundo y tercer artículo dispone “que la salud es un bien de interés público, corresponde al Estado velar por la salud del individuo, la familia y la población en su totalidad a través de su Ministerio de Salud quien define la política nacional de salud, normatividad, planificación, control y coordinación de todas las actividades en todo el territorio nacional..”

¿Sabrá y entenderá el Dr. Juan Carlos Calvimontes Camargo que el estado Boliviano debería responsabilizarse por la salud de sus ciudadanos más allá del Fondo Mundial? Bolivia es uno de los países de América Latina que menos invierte en la respuesta al VIH y el SIDA con sus recursos domésticos y tiene la mayor dependencia de la solidaridad internacional por medio de donaciones de medicamentos e insumos de países hermanos, subvenciones de la cooperación internacional, incluyendo el financiamiento del Fondo Mundial. Sin el apoyo internacional, miles de PVVS en Bolivia estarían condenadas a morir de complicaciones relacionadas con el SIDA como resultado de un Estado ausente.

En una reciente carta, el “derrocado” presidente del MCP, Ronald Céspedes afirma: “tengo que informarles sobre el gravísimo ataque a la institucionalidad del MCP Bolivia para el Fondo Mundial de Malaria, Tuberculosis y VIH, puesto que el día 27 de mayo el Dr. Juan Carlos Calvimontes ha enviado una carta a la actual presidencia del MCP Bolivia, señalando de manera tácita que el Ministerio de Salud asumirá la presidencia del MCP Bolivia, porque ellos son el ente rector en salud de Bolivia. Dicha determinación del Ministerio de Salud desconoce así las normas del MCP Bolivia y (…) violenta los mecanismos democráticos que hay dentro de él”.

Ronald Céspedes, Mecanismo de Coordinador de País Bolivia

Cabe señalar que el MCP de Bolivia se encontraba en pleno proceso de auto-evaluación para ser elegible para solicitar más recursos financieros al Fondo Mundial por medio del Nuevo Modelo de Financiamiento. Parece que para el gobierno boliviano, “ser ente rector y normativo en salud” significa tomar control de las subvenciones de la cooperación internacional. Pues ninguna de las leyes y normativas mencionadas deja en claro lo que la constitución dice, y es que el gobierno de Bolivia es responsable de la salud de su pueblo y que para ello no alcanza con intentar gestionar el dinero ajeno, sino poner del propio.

Pobre rectoría y regulación sanitaria realiza el Ministerio de Salud de Bolivia cuando, junto a Haití, es un país que sigue distribuyendo antirretrovirales cuyo uso ha sido desaconsejado debido a su toxicidad. Es el mismo gobierno que considera que una trabajadora sexual con VIH no debe trabajar y que esta o cualquier otra PVVS que no asiste a sus controles médicos debe ser denunciada ante la justicia. Una administración de gobierno que siempre se sintió incómoda con cualquier grado de control social realizado por las organizaciones de sociedad civil y más aún por verse en la necesidad de compartir en forma alterna el liderazgo del MCP. ¿Tendrán expectativas de torcer la dirección de la nota conceptual para el Fondo?

Compartimos el repudio internacional por el avasallamiento del reglamento y los procesos del MCP, que no es otra cosa que un comportamiento poco democrático dentro de este cuerpo multidisciplinario.

¿Y cómo se sigue? ¿Qué harán el Fondo Mundial y sus socios técnicos frente a estos hechos? ¿Qué impacto tendrá esta actitud del gobierno sobre las subvenciones existentes y aquellas en trámite? ¿Qué acciones emprenderán las organizaciones de la sociedad civil bolivianas y de la región para contrarrestar estos hechos? Muchas preguntas para el final del artículo, será porque esto recién empieza y las respuesta están dentro del país y su gente.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.