Los desabastecimientos de raltegravir (Isentress), la combinación de zidovudina y lamivudina (Combivir) y la emtricitabina + tenofovir (Truvada) y el ritonavir han afectado a más del 70 por ciento de los usuarios de tratamiento antirretroviral en los últimos quince meses.

En lo primeros días de agosto en la oficina del Programa Nacional de ITS/VIH, en ciudad de Panamá, miembros del Observatorio Ciudadano en Derechos Humanos y VIH de Panamá discutieron con el Doctor Aurelio Núñez, Jefe del Programa,  la problemática  de desabastecimientos de medicamentos antirretrovirales en las clínicas de terapia antirretrovirales del Ministerio de Salud.

En Panamá, el proceso de adquisición de medicamentos se inicia con la publicación de parte del Ministerio de Salud en todos los medios escritos los actos públicos (o actos que adjudicarán las compras de medicamentos), el producto requerido, la cantidad solicitada, especificaciones, fecha y hora en que las empresas deben presentar la documentación relacionada. De igual forma existe una página web donde puede encontrarse toda la información de todos los actos públicos.

Raltegravir  y Combivir

Desde inicios de 2013, en que se realizaron los actos públicos de raltegravir (Isentress) y zidovudina + lamivudina (Combivir), ambos medicamentos entraron en una nueva etapa de precio único (congelamiento de precio por parte del Estado) para garantizar la oferta de las distribuidoras. En marzo de ese mismo año se adjudicaron las compras. Sin embargo, hasta la fecha, casi año y medio después, los medicamentos no han sido entregados y debido a las políticas del Ministerio de Salud, no es posible hacer nuevos procesos de compras si existe alguno pendiente de entrega.

El cambio de gobierno y la movilización de algunos funcionarios de los puestos que gestionan las Compras y la Provisión del Ministerio de Salud, así como en la Contraloría General de la República, fueron otros factores que influyeron en los procesos de compra y la provisión oportuna de los medicamentos.

El Ministerio de Salud gestionó un préstamo a la Caja de Seguro Social de cierta cantidad de ambos medicamentos y se ha podido responder a los usuarios del sistema público, según informara el Jefe del Programa el Doctor Aurelio Núñez. Sin embargo, de estos préstamos se destina una importante cantidad de Zidovudina + Lamivudina (Convibir) para las mujeres embarazadas, lo cual deja cantidades limitadas para el resto de los usuarios que necesitan esos medicamentos. Es decir, es una solución a medias.

Antonio,  uno de los tantos panameños afectados desde hace 3 meses por el desabasto de medicamento, indicó que si no estuviese comprando la combinación de  zidovudina y lamivudina (Combivir), que significa un gasto de entre 65 y 90 dólares al mes, para presentarlo en la farmacia del Hospital Santo Tomas, no le darían los demás medicamentos. Y critica a los actores de la sociedad civil, en quienes no ve mucha beligerancia, aunque reconocer que el problema es por parte del gobierno que no le da importancia y no ha solucionado de manera efectiva el problema y solo ha dado respuestas paliativas y temporales a los usuarios.

Truvada y ritonavir

Los problemas de desabastecimientos también han afectado a otros medicamentos, como la emtricitabina+tenofovir (Truvada) y el ritonavir, respecto de los cuales el Doctor Núñez informó la empresa responsable de la provisión, Sthendal, no se presentó con la documentación completa y en orden sino hasta un tercer acto público. Todavía está pendiente la firma del contrato por el Ministro de Salud y la Contraloría General de la República para hacer entrega de los medicamentos. Corresponsales Clave intentó comunicarse con los funcionarios de la empresa proveedora pero no recibió respuesta.

En último miércoles, 27 de agosto, el Licenciado Rafael Pitti del Programa Nacional de ITS/VIH/sida, informó que la primera semana de setiembre recibirán un adelanto de raltegravir , zidovudina + lamivudina y darunavir y que se está a la espera que salga la resolución oficial por parte del Ministerio de Salud con relación al acto público de emtricitabina+tenofovir y ritonavir, para que la empresa proceda a la entrega de los medicamentos.

Actualmente son 4500 las personas que reciben tratamiento por parte del Ministerio de Salud. El Programa Nacional de ITS/VIH/sida no tiene información de la cifra exacta de las personas que están afectadas por el desabasto debido a que el sistema de monitoreo del tratamiento antirretroviral aún no está en funcionamiento y los cambios de esquemas son determinados por los médicos según la adherencia de los usuarios y usuarias.

De no resolverse esta problemática en los próximos días, el Observatorio Ciudadanos en Derechos Humanos y VIH de Panamá con el apoyo de la Defensoría del Pueblo convocará a una conferencia de prensa para exigir una respuesta concreta y definitiva solución por parte del Ministerio de Salud.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.