En el duodécimo Simposio Internacional de Sida sorprendió a los asistentes una mesa que llevaba el título “Buenas prácticas en adherencia al tratamiento antirretroviral utilizando nuevas tecnologías”. En esta mesa hubo una intervención en particular que llamó la atención por la novedad del tema.

Marina Rojo explicó que la adherencia al tratamiento antirretroviral tiene que ser llevada también por una buena práctica web, es decir llevar adelante -mediante las nuevas tecnologías- campañas de prevención, asesoramiento y creación de redes virtuales de personas que viven con VIH- sida.

En este sentido, es interesante ver la experiencia que tiene la Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivos (RAJAP) en las buenas prácticas con respecto al mundo virtual y su incidencia en la realidad.

La RAJAP en las tareas de prevención en el territorio entrega folletos preventivos con varias direcciones de contacto, por ejemplo, con el mail jovenespositivos@gmail.com.

En este mail, las personas que tienen una situación de riesgo (no haber usado preservativo en las relaciones sexuales, que haya habido una ruptura de preservativo o cualquier situación dudosa) pueden tener un espacio de consulta privado y confidencial para que las personas se saquen las dudas y, sobre todo, se animen a hacerse el test.

Si el Elisa y el Western Blot dan positivos, esta persona puede ingresar al grupo privado de Facebook donde se tratan todas las dudas relacionadas vivir con VIH: se habla de la Carga Viral, el CD4, del tratamiento antirretroviral y la importancia de la adherencia y, por sobre todas las cosas, se encuentra un grupo de pares virtuales que ayuden al fortalecimiento emocional de esa persona.

Más allá de eso, la RAJAP posee varios espacios institucionales en el cyberespacio para que todas las personas que no viven con VIH puedan conocer su labor. Tiene una página web, una fan page en Facebook y una cuenta de Twitter.

Pero también la web puede estar llena de expresiones de agresión, que evidencias que aún hace falta mucho camino por recorrer para eliminar el estigma y la discriminación hacia las personas con VIH. Hace unos meses, en Argentina, presenciamos el “affaire Mariana Iácono” donde, por una crónica que escribió en la revista Anfibia de la Universidad Nacional de San Martín, muchos twitteros tuvieron expresiones discriminatorias hacia Iácono por ser una persona que vive con VIH.

Mariana Iacono es reconocida entre los integrantes de la RAJAP por haber sido la fundadora de esta organización. La crónica, y las reacciones a esta, dieron cuenta que, aún en este país, hay mucha desinformación con respecto a los modos de transmisión, al tratamiento antirretroviral, los métodos de procreación que no sean los “naturales”, como la inseminación artificial o el in vitro y muchos otros aspectos que tienen que ver con el libre desarrollo de las personas que viven con VIH.

Todas estas prácticas que se dan en la web son formas de visibilización virtual y puesta en práctica de la respuesta al VIH y al sida desde nuevos espacios, ya no sólo reales sino también virtuales.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.