La estructura normativa de México hace posible que algunas ciudades –como es el caso del Distrito Federal- avancen en la protección de derechos de las poblaciones LGTBI, mientras que en otras la intolerancia se manifiesta de manera pronunciada.  Así,  cruzando los límites del Distrito Federal, en el Estado de México, los derechos humanos, principalmente los de la población LGBTI y de las personas que viven con VIH aún no están protegidos de forma adecuada por la ley.

El Estado de México rodea al Distrito Federal, sin embargo no avanza al mismo ritmo que su vecino en el respeto de derechos de las personas LGTBI

Corresponsales Clave conversó la semana pasada con Israfil Antonio Filos Leal, un activista que ha defendido los derechos de la población LGBT durante muchos años y uno de los principales participantes de la semana de la diversidad  “Toluca se Pinta de Colores”, organizada por Sexualidad y Bienestar Integral A. C (Insex, AC ), en el centro de Toluca, capital del Estado de México.

Según comentó Filos, desde que el candidato a presidente de la República, Gilberto Rincón Gallardo, inscribió a la discriminación en la agenda nacional en el año 2000, las cosas han evolucionado a nivel nacional y también en el Estado de México. En 2004 se llevó a cabo la primera Marcha del Orgullo en Toluca, y al año siguiente se llevó a cabo el primer Foro sobre diversidad sexual.

A pesar de los avances, aún hace falta un largo camino por conquistar. Son cinco las peticiones que diversas organizaciones civiles han impulsado durante varios años para el Estado de México: la Ley estatal para prevenir y eliminar la discriminación, la celebración del día de lucha contra la homofobia, el matrimonio igualitario para personas del mismo sexo, la ley de identidad de género y la tipificación de los crímenes de odio por homofobia como delito.

Israfil Filos comentó que existen dos maneras de hacer que una ley no se cristalice en acciones para el beneficio de la sociedad y son estrategias que usan las fuerzas políticas y sociales en contra de la comunidad LGTBI; a veces las mandan a la congeladora, es decir no se comenta acerca de ella, se engaveta y no se dice nada al respecto; otras veces son aprobadas pero no son publicadas, por lo cual no entran en vigor.

El caso de la Ley para prevenir y eliminar la discriminación en el Estado de México pertenece a la segunda opción. En 2007, cuando el actual Presidente de México Enrique Peña Nieto fungía como gobernador del Estado de México, se aprobó por unanimidad en la Comisión Permanente la Ley para Prevenir la Discriminación; sin embargo, hasta la fecha aún no se publica.

En 2012 el Consejo Ciudadano dependiente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México presentó la iniciativa para la celebración del Día estatal de lucha contra la homofobia y recién este año se definió el 17 de mayo para dicha conmemoración y se llevaron a cabo eventos en diversos lugares como Tenancingo, Ecatepec, Nezahualcóyotl. Sin embargo, la resistencia aeste tema ha hecho que el Estado no invierta aún en campañas de sensibilización contra la homofobia.

En cuanto a los matrimonios igualitarios, el activista mexiquense señaló que se enfrenta a un Estado opresor que tiene argucias para que no avancen los derechos. Comentó el caso de cuatro parejas que presentaron un amparo para poder casarse. El juzgado primero de distrito dio el visto bueno al concluir que las parejas veían violentado su derecho, por lo que podrían casarse; sin embargo, el último día la Consejera Jurídica del Estado interpuso un recurso de revisión ante el Tribunal Colegiado de Cuestiones Administrativas que tres meses más tarde se declaró no competente en el caso, por lo que se turnó al Tribunal Colegiado de lo Civil, dodne estuvo tres meses más, para luego ser enviado a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en espera de la resolución final. Se sae que esta instancia fallará a favor de las parejas del mismo sexo y podrán casarse por mandato judicial. Los cambios en el Código Civil del Estado dependerán de la resolución de la SCJN.

En cuanto a la identidad de género, aún no existe una iniciativa de ley en el Estado que permita a las personas trans a cambiar al nombre que deseen en sus documentos de identidad, y mucho menos, que esto sea un trámite administrativo como lo será en el Distrito Federal.

El último tema es el más duro siempre. En el último año en el Estado de México se han conocido cinco asesinatos de personas de la diversidad sexual en la prensa, pero Filos asegura que la cifra real es al menos el doble. Hay una iniciativa de ley desde 2009 para tipificar los crímenes de odio por homofobia, pero está en la congeladora.

Hace poco las organizaciones mexiquenses llevaron a cabo un plantón en la Cámara de Diputados estatal, pero no dejaron entrar a nadie de los manifestantes. Pedían justicia manifestándose en brassiere por la indignación que sentían al ver el desprecio que muestran los representantes para con los ciudadanos. Con esta manifestación hicieron responsables directos a los diputados de los próximos asesinatos que ocurran en la entidad.

La tipificación de los crímenes de odio por homofobia crea conciencia en la sociedad sobre un terrible fenómeno; además, una vez tipificado, requiere de protocolos, generar estadísticas reales, y obliga al Estado a encaminar los esfuerzos para resolver el problema.

Los grupos organizados buscan llamar la atención acerca del valor de sus votos, ya que se acercan las elecciones en el Estado de México, y la población LGBT puede inclinar la balanza un 10% hacia algún partido; como grupo que comparte la discriminación, puede exigir estas cinco líneas de acción, de manera que se vuelvan compromiso real del partido en el poder.

En estos días varias Asociaciones Civiles: Grupos vulnerables, Corazones Diversos y CODISEM; varios colectivos: Las Famosas de Humboldt, Codiset Tenancingo; así como las secretarías de Diversidad e Inclusión de Ecatepec, Naucalpan, Tultitlán, Toluca y Coacalco, están en la mesa de diálogo con los diputados para atender estas cinco preocupaciones, pero principalmente para promover la tipificación de los crímenes de odio.

Las actividades continuarán siempre en la búsqueda del diálogo y la incorporación de la protección de los derechos de las personas LGTBI en las leyes del Estado de México, pero nada de eso será posible sin la unión de fuerzas de organizaciones y activistas que contribuyan con esta causa.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.