La Comunidad Internacional de Mujeres Viviendo con VIH/sida Chile (ICW Chile), junto a diversas organizaciones de la sociedad civil, ha impulsado una novedosa campaña pro acceso al condón femenino como forma de promover los derechos sexuales y reproductivos de todas y todos. Esta campaña busca informar y sensibilizar a las mujeres sobre la función del condón femenino, así como evidenciar las deudas que persisten con los derechos de salud de las mujeres, desafiando e interpelando a los gobiernos y tomadores de decisión a que garanticen este derecho en el sistema público de salud.

Según datos de la ICW están aumentando los casos de mujeres casadas que adquieren la infección por VIH a través de sus maridos o parejas estables y únicas. De hecho, un informe aseguró que el 87,5% de las mujeres adquieren la infección de esta manera, lo que acentúa la problemática de dejar en manos sólo de los hombres el cuidado de su salud sexual.

La campaña tiene por objeto traer a Chile el dispositivo y distribuirlo de forma gratuita a través del sistema de salud, junto con el condón masculino que ya es entregado en hospitales y consultorios. Esta iniciativa cuenta con el apoyo del Fondo Alquimia. “Así podemos prevenir que más mujeres vivan con VIH o sida en Chile y el gobierno podrá ahorrar hasta millones de pesos anuales en gastos de salud pública”, sostuvo Carolina Poulsen, Coordinadora de Programas del Área de la Mujer de ICW Chile, en una entrevista a un medio digital.

ICW está haciendo un llamado a firmar una petición por la distribución del condón femenino:“Firmar la petición toma diez segundos y muestra una solidaridad con todas las mujeres a lo largo del país que merecen una mayor autonomía en su prevención y autocuidado”, sostiene Poulsen.

Según un comunicado de la Coordinadora Nacional de Atención del VIH/Sida, “este método de prevención de infecciones de transmisión sexual es muy bien apreciado en otros países; en Chile lamentablemente no se ha logrado incorporar como método de autocuidado siendo muy difícil su acceso por su alto costo, dificultando notablemente un acceso con equidad a los métodos de prevención actualmente impulsados por el Ministerio de Salud, a pesar de que existe conciencia de que nos encontramos ante un grupo con un alto grado de vulnerabilidad”.

Este sentido Poulsen afirma en nuestro país aún no hay acceso a ello. Si vas a una farmacia y pides un condón femenino, no lo encontrarás. Peor aún, si lo solicitas en un consultorio o cualquier centro de salud del Estado, tampoco tendrán uno para darte.” Y agregó que en Chile no se prohíbe el condón femenino. Hablamos con el Instituto de Salud Pública y no hay regulación, sólo basta con mostrar que éste tiene la calificación de calidad internacional, y en nuestro caso, el condón que estamos promoviendo, sí cumple con ese requisito. Simplemente no hemos llegado al momento y lo vemos cuando hablamos con la gente, y le explicamos cómo usar el condón, ellas se emocionan. Y no pasa solo con las mujeres, sino que también hay hombres que lo piden para probar.”

Las ventajas de este preservativo son múltiples pues van en beneficio directo de la mujer, el Estado y la sociedad en general. Ofrece una mayor autonomía a la mujer en su sexualidad y cuidado, pues entre otras cualidades, a diferencia del condón masculino, puede ser colocado en la vagina hasta seis horas antes de tener relaciones, por lo que no interrumpiría necesariamente el acto sexual para colocarlo. “De incluirlo como país, sería un tremendo avance, no solo en los derechos de la mujer, sino en la prevención del VIH”, sentenció Poulsen.

En muchos países de América Latina se ha promovido el uso y el acceso al condón femenino; sin embargo la disponibilidad aún es limitada y existen algunos estudios que muestran que existe un cierto nivel de rechazo  al condón femenino y que podrían influir las decisiones sobre la adquisición de condones femeninos en diversos países. Sin embargo, tratándose de una herramienta que pone en manos de las propias mujeres su protección frente al VIH y otras ITS, es importante continuar con su promoción y avanzar hacia su disponibilidad gratuita en los establecimientos de salud.

Para participar de esta campaña, puede  firmar la petición aquí.

También puede ver un video explicativo sobre el uso del condón femenino.

Fotos: Campaña Pro Acceso al Condón Femenino ICW

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.