Desde el 2008 está vigente en el Código Civil del Distrito Federal el trámite para obtener una nueva acta de nacimiento por concordancia sexogenérica a favor de las personas trans.

Si bien es un avance, deja en manos de abogados, médicos y psicólogos la certificación para realizar el proceso. Aunado a ello se encuentra el costo por la contratación de abogados y de peritos especialistas que no toda la población interesada puede solventar, convirtiéndose en un obstáculo para acceder al beneficio de esta legislación.

De acuerdo a datos del Registro Civil, desde la expedición de esta reforma y hasta febrero del 2014, solo 164 personas han logrado ejercer este derecho. Por ello, este año diferentes organizaciones y activistas trans conformaron una coalición a favor de lograr una reforma al Código Civil para obtener la rectificación del acta de nacimiento y el reconocimiento de la identidad de género por medio de un trámite administrativo.

El argumento central de esta reforma es el Derecho Pro Persona incluido en el Artículo 1 de la Constitución que señala “Las normas relativas a los Derechos Humanos se interpretarán de conformidad con esta Constitución y con los tratados internacionales de la materia favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia”

La iniciativa fue presentada el pasado 28 de Junio en un acto donde acudió el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera. Fue cursada a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal para su revisión y eventual aprobación en el periodo legislativo que inicia ahora en septiembre.

Ari  Vela Morales, Presidenta de “Almas Cautivas” organización trans que participó en el proceso de esta reforma, señala: “Esta iniciativa es muy importante en dos aspectos: se eliminan los peritajes médicos y psicológicos, ya que estos representan un alto costo a la población trans y por otra parte se elimina la patologización de la identidad trans. El otro aspecto es la desjudialización, ya que actualmente se debe llevar un juicio, y lo que se pretende lograr es que sea un trámite justo e igual para todos. En realidad esta iniciativa solo es la llave a los demás derechos, por lo tanto el pendiente es muy grande”.

Para la población trans el reconocimiento jurídico de su identidad sexogenérica representa un paso importante a favor de sus derechos, aunque aún quedan pendientes muchos otros temas como el acceso a servicios de salud acordes a sus necesidades, la inclusión laboral y la lucha contra la transfobia.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.