En octubre de 2013 inicié mi solicitud solo de cambio de nombre en la Dirección Estatal de Registro Civil de Querétaro, México, para modificar el nombre en mi acta de nacimiento. En noviembre de ese año recibí una respuesta negativa a mi solicitud. Entre los argumentos se citaron los artículos del código civil del apartado de rectificación de actas, pero no se profundizó en una explicación más allá de lo ya dicho en el código civil, que además presenta un vacío en sus procedimientos de cambio de nombres.

En enero de 2014, a raíz de un acercamiento a la Defensoría de Derechos Humanos de Querétaro, ingresé una queja en contra de la titular del Registro Civil por la negativa a mi solicitud de cambio de nombre y sostuve que esta violentaba mis derechos humanos. Sin embargo, pese al tiempo trascurrido desde el inicio de la queja,  no se ha emitido una recomendación pública al Registro Civil.

Ante las adversidades que existen en el Estado de Querétaro para que una persona trans ejerza plenamente sus derechos, a partir de mi experiencia personal y apoyada por la organización civil Aquesex, y el abogado Saúl Hernández, se ha exigido al Registro Civil -a través de la vía judicial- que se reconozca mi derecho al cambio de nombre y el cambio de sexo. Esto abre una ruta para que otras personas transgénero y transexuales soliciten el cambio de nombre y el respeto a su identidad de género.

Saúl Hernández señala que el derecho a la identidad de género es uno de los temas pendientes en el Estado de Querétaro y en la gran mayoría de las entidades de México y explica que, hasta ahora, solo en el Distrito Federal se ha legislado acorde a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, a las reformas federales del 2011, a tratados internacionales y acorde a la realidad que se vive.  Hernández dice que con una demanda sumaria contra la Dirección Estatal de Registro Civil del estado de Querétaro, se está buscando que toda persona trans que quiera que sus documentos estén acorde a la realidad que percibe y que vive todos los días, los obtenga rápidamente.

En el Distrito Federal el procedimiento para cambio de identidad de género está dentro de un juicio civil, actualmente la sociedad civil  está buscando que este sea un trámite administrativo.

En la demanda interpuesta en contra de la titular del Registro Civil, al ser una demanda única en la entidad, se tuvo que “argumentar tratados internacionales y leyes actuales como el reciente protocolo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación; para juzgar con temas relacionados con orientación sexual e identidad de género”, señala Hernández. El protocolo se publicó durante el mes de agosto de este año y sirve para que “los jueces locales tomen en cuenta todos los argumentos y toda la jurisprudencia, los tratados internacionales, las resoluciones de la suprema corte (y) la doctrina internacional y nacional” a la hora de juzgar en casos de orientación e identidad de género, añade el abogado.

La solicitud de demanda de cambio de nombre y sexo en mi acta de nacimiento se ajusta al protocolo y los jueces deben considerar estos lineamientos. Es más, el documento señala explíciamente que no es pretexto la inexistencia de reformas de identidad de género en las entidades para que no se reconozcan los derechos de las personas trans.

Tenemos confianza en que el juzgado séptimo de lo familiar de Querétaro tome en cuenta estos nuevos argumentos. En caso contrario, recurriremos al amparo, otro mecanismo jurídico de protección de derechos.

Actualmente en Querétaro, el tema de la identidad de género en personas trans está presente en los medios de comunicación, en el espacio público y en las instituciones judiciales, y corresponde a las y los legisladores tomar el tema y legislar en beneficio de los derechos de las personas transgénero y transexuales de tal manera que los procesos judiciales pasen a la historia.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.