Por Juan Carlos Guevara.
El lunes 18 de Agosto, el presidente del Ecuador, Rafael Correa Delgado, organizó una reunión con los grupos activistas LGBTI para discutir sobre los procesos y luchas en defensa de estas comunidades. Al evento asistieron varios representantes de los mismos, los cuales expresaron al presidente sus demandas y exigencias a favor de un estado igualitario y protector de sus derechos.

Rafael Correa, Presidente de Ecuador. (Foto: abc.es)

Rafael Correa, Presidente de Ecuador. (Foto: abc.es)

La reunión empezó haciendo énfasis en las promesas anteriores por parte del mandatario, especialmente lo propuesto en su Plan de Gobierno 2013-2017, cuya propuesta 16, en su línea de acción correspondiente a derechos LGBTI manifestaba: “Avanzar en las políticas antidiscriminatorias hacia el colectivo de Lesbianas, Gays, Transgéneros y Bisexuales (LGBT). Llevar adelante campañas de sensibilización, facilitar los trámites de consolidación formal de parejas de hecho y establecer protocolos de prevención y atención frente a violencias contra este colectivo”. Frente a esto se presentó evidencia de las deudas del estado como  la continua presencia de centros clandestinos de encierro, el reconocimiento pendiente de la identidad trans, el reconocimiento e inscripción de parejas del mismo sexo, el matrimonio igualitario y la unión de hecho.

Con respecto a este último, el artículo 68 de la Constitución de la República del Ecuador reconoce a la unión de hecho como estado civil y establece que “generará los mismos derechos y obligaciones que tienen las familias constituidas mediante matrimonio”, no obstante se han presentado casos anteriores en el que se han presentado parejas del mismo sexo a inscribirse en el Registro Civil y esta institución se ha negado a reconocer este estado en sus cédulas; a pesar de tener en algunos casos fallos favorables de juezas que les obligaban a hacerlo.

(Fotomontaje: hoy.com.ec)

Como resultado de esta reunión, Rafael Correa mencionó en una cadena sabatina que “si había una duda sobre el derecho a registrar una unión de hecho ya sea de heterosexuales o personas del mismo sexo, ya no queda ninguna duda. Es su derecho”. A esto adicionó “Los colectivos GLBTI tienen todo el derecho constitucional de registrar en su cédula de ciudadanía su unión de hecho” y de inmediato aclaró: “nunca he ofrecido (aprobar el) matrimonio homosexual”, como piden los grupos de la diversidad sexual.

Estas declaraciones por parte del presidente se vieron evidenciadas por una  resolución aprobada el viernes 23 de agosto,  en las que se establece que las parejas del mismo sexo tendrán en sus documentos de identidad un estado civil complementario de unión de hecho; el cual será expedido por el gobierno a partir del 15 de septiembre.

Si bien Ecuador ha dado un  gran paso en la lucha contra la discriminación hacia los grupos LGBTI  al reconocer legalmente como estado civil las uniones de hecho entre parejas del mismo sexo, no hay que olvidar que queda mucho camino por recorrer. Este paso del gobierno servirá de referencia para futuras luchas. Quedan pendientes la erradicación de centros clandestinos de encierro y el reconocimiento de la identidad de género, solo por mencionar algunas.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.