La Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) estableció hace unas semanas, que la reforma al Reglamento del Seguro de Salud que permitirá a la población LGTBI asegurar a sus parejas, se pondrá en marcha a partir del 10 de noviembre. En el intervalo, se están realizando las capacitaciones respectivas al personal de la CCSS.

Esta decisión responde a la modificación de los artículos 10 y 12 y 13 del Reglamento de Seguro de Salud que tuvo lugar el 22 de mayo del presente año, en él se establece que las parejas del mismo sexo tienen los mismos derechos en el área de salud.

Entre los beneficios más visibles está la atención de su salud, lo cual implica la posibilidad de ser vistos por médicos especialistas, recibir medicamentos para las enfermedades y acceder a tratamientos, operaciones y otros. Para lograr este beneficio, las parejas que mantengan una relación tendrán que registrarse, y evidenciar que tienen más de un año de convivencia bajo el mismo techo y la CCSS creará un Registro de Parejas en Convivencia.

Adicionalmente, si uno de los miembros de la pareja se enferma y debe ser hospitalizado, el asegurado familiar tendrá derecho a visitarlo en el hospital. Incluso, en caso de muerte tendrá derecho a retirar el cuerpo de su pareja.

La reforma al artículo 12, precisa las diferentes categorías: cónyuge, compañero, hijos, hermanos, padres. En lo que respecta a la definición de compañero, establece lo siguiente: “Compañero(a): con convivencia en forma estable: comparten alimentos, cama y cohabitación sexual; pública al menos por tres años ininterrumpidos; evidente, patente, notoria; exclusiva: no simultánea, fiel; y bajo el mismo techo. Tanto el asegurado(a) directo como el compañero(a) deben ostentar la libertad de estado al momento de solicitar la protección”.

La piedra angular de la reforma, aseguró Gustavo Picado, Gerente financiero de la CCSS, es el Registro de Parejas de Convivencia. En base a la propuesta aprobada por junta, el registro “es un medio de acreditación de las características de la unión, sin distingo de sexo, a los efectos del trámite del beneficio familiar para la pareja por parte de quien ostente la condición de asegurado directo,” aseguró Picado.

El representante de las cooperativas en la Junta de la CCSS y uno de los promotores del cambio para la inclusión de parejas del mismo sexo en el beneficio familiar de salud, José Luis Loría, comento en su momento: “Hay cambios sustantivos en el reglamento, pero lo más importante es que ya, por fin, rige el beneficio familiar del seguro social en igualdad de condiciones para todos. Esta es una decisión histórica. Costa Rica, en el entorno centroamericano, da un paso adelante en materia de derechos humanos”.

Por su parte, Marco Castillo Rojas, presidente de Junta directiva del Movimiento Diversidad, dijo a un medio de comunicación nacional: “Ha sido una espera larga. Hemos tenido momentos de impaciencia, pero nos alegra que se diera este paso. Lo más importante de esto no es solo el aseguramiento, sino la posibilidad de acompañar a la pareja en los hospitales”.

Este beneficio alcanzará a alrededor de 15 mil parejas del mismo sexo.

Aún no se ha determinado si los beneficios a las parejas LGBT incluirá también la pensión por invalidez, vejez o muerte, la decisión continua en la Junta Directiva de la Caja.

A pesar de los avances y de los esfuerzos que ha hecho la CCSS para difundir los beneficios de esta decisión, aún subsisten algunas dudas: ¿Se puede asegurar a una pareja si es extranjera? ¿Qué pasa con el seguro si la relación se termina?

Aun cuando en el país centroamericano no se ha aprobado el matrimonio igualitario, todavía; sin lugar a dudas, este es un gran paso en el respeto a los derechos de las personas LGTBI en Costa Rica y hacia la igualdad de todos y todas.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.