El Ministerio de Salud y las otras instancias responsables de la atención en VIH han incrementado sostenidamente la inversión en medicamentos antirretrovirales en los últimos años, no obstante ello, las interrupciones en la provisión de los medicamentos continúan afectando a las personas con VIH.

Agotado

Un nuevo episodio de desabastecimiento afectó a al menos 8 usuarios de un hospital limeño, esta vez faltó la lamivudina. Según el último reporte presentado por el Grupo Impulsor de la Vigilancia del Abastecimiento de Antirretrovirales – GIVAR, hasta el 31 de octubre del presente año se presentaron 62 quejas de interrupción en la provisión del tratamiento.

Es importante notar que si bien el GIVAR hace grandes esfuerzos por animar a las personas a registrar los episodios de interrupción en su página web, las denuncias aún son limitadas y el número de afectados por la interrupción de medicamentos sería mucho mayor a las quejas recibidas.

En el presente año se presentaron interrupciones en el Sistema de la Seguridad Social -aquel que atiende a las personas con empleo dependiente- de los medicamentos raltegravir, darunavir, ritonavir y lamivudina + zidovudina.

En el caso de la red de establecimientos del Ministerio de Salud (MINSA), que brinda atención a alrededor de 25 mil personas con VIH, se presentaron interrupciones en la provisión de abacavir, didanosina, Triomune (estavudina+lamivudina+nevirapina), raltegravir, ritonavir, tenofovir, nevirapina, lamivudina, efavirenz, y las combinaciones de lopinavir + ritonavir y lamivudina+zidovudina; es decir 13 de los 17 medicamentos del programa de tratamiento antirretroviral han tenido al menos un episodio de desabastecimiento en el año, afectando a miles de personas que requieren de estos medicamentos para mantener su salud y continuar con su vida cotidiana.

Los periodos de interrupción han variado, desde un día hasta dos semanas; obligando a los usuarios y usuarias a trasladarse en varias oportunidades al establecimiento de salud, en ocasiones, solo para recibir como respuesta: “aún no ha llegado el medicamento, regrese en tres días”, comentó a Correpsonsales Clave Marlon Castillo, coordinador de GIVAR.

Marlon Castillo, también hizo notar que los problemas en el abastecimiento de medicamentos también se han evidenciado en el fraccionamiento de la provisión: “A veces se les da medicamentos para 3 o 5 días y se les dice que regresen nuevamente, porque no hay para entregarles completo para el mes, porque dejarían a otros usuarios sin medicamentos”, señaló Castillo. Esta situación, aunque todavía no ha sido estudiada, podría tener un significativo impacto en la adherencia al tratamiento y en el éxito del mismo: “muchas personas no pueden solicitar permisos laborales cada tres días e invertir el dinero que no tienen en el transporte”; agregó con indignación el coordinador del colectivo.

Las respuestas desde las instituciones responsables de la adquisición y distribución de los medicamentos ha sido diversa. GIVAR mantiene una relación muy cercana tanto con la Seguridad Social como con la Dirección de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud (DARES) del MINSA. Al presentarse una queja, de inmediato se verifica la situación de interrupción y como paso inmediato, se cursa una comunicación a las instancias correspondientes para que éstas le den una solución.

Los episodios en la Seguridad Social han sido resueltos más o menos de inmediato, ya que en la mayoría de ellos se trató de problemas en el transporte del almacén a la farmacia del hospital que expende el medicamento. Sin embargo, en el caso de los establecimientos del MINSA, los episodios han tardardo hasta tres semanas, como fue el caso de tenofovir, en el último mes de octubre.

Falta de adherencia del sistema de salud

El día viernes 31 de octubre ocho usuarios del Hospital Arzobispo Loayza, ubicado en el centro de la ciudad de Lima, hicieron su queja a GIVAR por la no provisión de lamivudina. Situación que fue comunicada de inmediato a las intancias del MINSA. En comunicación telefónica, Castillo señaló que el día de hoy, lunes 3 de noviembre, la farmacia había sido abastecida y se estarían comunicando vía mensaje de texto a los teléfonos de los usuarios para que se acerquen al hospital.

Estas situaciones afectan la adherencia de los usuarios al tratamiento, y podrían determinar el éxito o fracaso del mismo. La adherencia generalmente se explica como el cumplimiento en la toma de los medicamentos y se atribuye en su totalidad al usuario. En el caso de Perú, la adherencia estaría fuertemente influenciada por la interrupción de la provisión de tratamiento.

Carga Viral y CD4

Los episodios de desabastecimiento también han afectado la toma de muestra y la realización de las pruebas de seguimiento de Carga Viral y CD4, que entre los meses de setiembre y octubre fueron interrumpidas debido al desabastecimiento de insumos.

El Instituto Nacional de Salud, instancia específica responsable de las pruebas de laboratorio, debió realizar una adquisición de emergencia para dar respuesta a esta situación, que se espera sea normalizada en el transcurso de la primera semana de noviembre.

Medidas urgentes

Los recurrentes problemas en el abastecimiento y la provisión de los medicamentos antirretrovirales evidenciaron serios los problemas en el sistema de suministro.

Al respecto, la Estrategia Sanitaria de Prevención y Control de ITS, VIH y Sida ha señalado que esperan contar con una base de datos nominal, que pueda ayudar a la selección de medicamentos y una adecuada estimación de necesidades.

Desafortunadamente, la instancia responsable de los procesos de adquisiciones del Ministerio de Salud, DARES, negó sistemáticamente las situaciones de desabastecimiento y se desconoce de las medidas que se están realizando para evitar interrupciones en la provisión de medicamentos en el futuro.

Por su parte, las organizaciones de sociedad civil, organizadas a través de GIVAR, están redoblando esfuerzos para fortalecer su sistema de denuncias, así también, están buscando alianzas en las instancias gubernamentales que les permita una rápida y sostenida solución de los problemas de suministro.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.