Desde inicios del presente año, la sociedad civil envió una carta a laComisión Nacional de Sida (CONASIDA) con el reporte de varios Centros de Atención Integral (CAI) que no estaban entregando el medicamento que combina lopinavir y ritonavir -conocido como Aluvia- a varias personas, también se reportaron casos en los que se entregaban medicamentos vencido.

Luego de ello, varios y varias activistas de la respuesta al VIH se pronunciaron a través del Comité de acceso al tratamiento de San Pedro Sula, por medio de una carta que resumía la situación y exigia una respuesta a ella.

Honduras se enfrenta a anaqueles de medicamentos vacíos.

En los últimos días, nuevamente los y las activistas han alzado su voz a través de las redes sociales y medios de comunicación para denunciar que el desabastecimiento se ha generalizado a nivel nacional y no es posible encontrar Aluvia (Lopinavir/Ritonavir) en ningún hospita. Cabe destacar que esta combinación es la única alternativa de segunda línea disponible en Honduras.

“En Honduras, ahora mismo hay un grupo de personas que ya presentan resistencia a esta terapia. (Este desabastecimiento) les condena día a día a una crisis emocional, depresión; y a ninguna autoridad le interesa dar una respuesta efectiva que responda a esta crisis humanitaria que afecta a nuestros hermanos”; denuncia Sandra Zambrano en las redes sociales, quien pidió en conversación con Corresponsales Clave que se difundan sus comentarios para hacer eco de las necesidades del país para “cerrar la brecha”, tal y como lo dice el lema de este año en conmemoración del Día Mundial de la respuesta al sida.

La situación también ha sido denunciada al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH), mencionó en una entrevista telefónica José Zambrano, otro activista de la capital hondureña: “Ya se han hecho denuncias a través de los medios, redes e incluso al CONADEH y no se ha resuelto nada desde inicios de año”, exclamó.

José Zambrano informó también que habló con José M. Deras, encargado de las compras de medicamentos en el Almacén Central, quien indicó que ha solicitado un préstamo de medicamento a Jamaica que llegaría en el transcurso de esta semana; Sandra Zambrano, por su parte, informó que Médicos Sin Fronteras prestó 3 frascos de Aluvia para solventar el problema en un solo CAI como medida momentánea, pero que no soluciona en absoluto la crisis del país.

“Al parecer, hasta en ahora en diciembre estará llegando medicamento que falta, pero no será inmediato, puesto que luego hay que esperar desaduanaje y eso es otro tiempo que las personas vamos a estar esperando y nuestras vidas peligrando”, indicó Sandra.

Honduras, a pesar de sus limitados recursos, sus altos niveles de violencia y su débil institucionalidad, hace aproximadamente seis años logró introducir en el presupuesto nacional parte del costo de los medicamentos antirretrovirales, que es el caso de Aluvia; algunos otros –el 20% de los medicamentos- todavía son costeados con el financiamiento del Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria.

Corresponsales Clave intentó comunicarse directamente con responsables del Almacén Central y con la Organización Panamericana de la  Salud, quien apoya la implemenación de la Estrategia Tratamiento 2.0, pero no fue posible obtener información sobre las razones de este grave desabastecimiento.

Es de suma importancia tener una respuesta del gobierno ante esta situación, las organizaciones que trabajan en respuesta al VIH harán un comunicado oficial a los medios de comunicación denunciando dicha situación, en la búsqueda de una respuesta efectiva a esta crisis.

Actualización de la información (16-12-2014):

En la mañana de hoy, activistas y personas con VIH volvieron a pronunciarse porque continúa el desabastecimiento de lopinavir-ritonavir. El Ministerio de Salud ha ofrecido para la semana siguiente regularizar la provisión de este medicamento. Algunas fuentes de sociedad civil señalan que serían 150 las personas afectadas por el desabastecimiento desde agosto.

Pueden leer el pronunciamiento que han elaborado los y las activistas en este vínculo.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.