Bajo el lema “Acciones para la incidencia”,  cerca de un centenar de activistas provenientes de todo el país, además de personas de de Argentina, Brasil, Bolivia, Venezuela, reflexionaron sobre los desafíos para la participación y la incidencia de la sociedad civil en las políticas nacionales y regionales en la respuesta al VIH.

El foro, convocado por Fundación Savia, que se realiza por tercer año consecutivo, es un espacio de participación en el cual las personas que viven con VIH (PVV) y poblaciones claves se reúnen para analizar las políticas públicas asociadas a la respuesta nacional y una instancia ideal ideal para  la formulación de propuestas tendientes a mejorar situaciones que afectan la vida cotidiana de las PVV, tales como el acceso a medicamentos, la financiación para la prevención y el fortalecimiento de las organizaciones sociales con trabajo en VIH entre otras.

REDLACVO+

El IV encuentro nacional se inició con un periodo de sesiones de la Red Latinoamericana y del Caribe en Voluntariado en VIH-Sida (REDLACVO+), donde se analizaron diversas propuestas de trabajo a nivel regional para el fortalecimiento institucional y la incidencia política de parte de  la red en los espacios políticos de cooperación.

En cuanto  al acceso a los medicamentos antirretrovirales,  el fortalecimiento de la sociedad civil y la articulación con actores claves, Marcela Alsina -de la Red Bonaerense de personas viviendo con VIH- sostuvo en su intervención que las personas trans y de las personas que ejercen el comercio sexual en Argentina se enfrentan  a diversas barreras que les impide un acceso inclusivo, circunstancia que se repite en muchos países de América Latina y el Caribe: ”En la Provincia de Buenos Aires tenemos una alta concentración de la epidemia, -en más de un 50% respecto al resto del país- donde las acciones impulsadas desde el Estado, no llegan adecuadamente a las poblaciones claves; las personas llegan en un estado avanzado de la infección, lo que les impide el acceder a un diagnóstico y un tratamiento oportuno. Ello, en definitiva, imposibilita frenar adecuadamente la transmisión del VIH, con las consecuencias para la salud pública conocidas por todos”; dijo. “Como Red Bonaerense llevamos a cabo diversas acciones dirigidas a estas poblaciones, ofreciendo una gama de servicios, tales como asesoramiento, consejería y testeo, además de otras prestaciones”, añadió Alsina. “Si queremos lograr resultados positivos, es fundamental articular una mayor de participación de la sociedad civil en todo el proceso de formulación de las políticas públicas a fin de validarlas y desarrollarlas en conjunto con un mayor nivel de efectividad”, concluyó la activista.

En este segundo encuentro regional, la REDLACVO+ confirmó su compromiso por el fortalecimiento de la participación de la sociedad civil. Antonio Benavides, Coordinador Regional de la Red, explicó que (la) organización busca incidir de forma más efectiva en los gobiernos con el objeto de fortalecer las políticas nacionales y que se respeten los acuerdos internacionales. Buscamos el compromiso de los gobiernos a aumentar la cobertura de los medicamentos antirretrovirales de forma progresiva y sostenible, y asegurar el resguardo de los derechos humanos de las personas que viven con VIH y mejorar la calidad de vida de las personas en situación de vulnerabilidad social”. Y agregó: “(la REDLACVO+) busca fortalecer su presencia en las mesas y espacios de participación regional. Como sociedad civil nos estamos re encantando, asumiendo una posición en la cual podamos responder de mejor forma a los desafíos de la respuesta al VIH en la región”.

Declaración de Santiago

En el ámbito nacional, las organizaciones de Chile analizaron en profundidad las dificultades en la promoción de los Derechos Humanos de las personas que viven con VIH y la escasa participación efectiva de éstas en los espacios de toma de decisión; además se discutió sobre el desarrollo e implementación de las políticas públicas asociadas a las poblaciones claves, el escaso compromiso gubernamental y el fortalecimiento de las organizaciones entre otras importantes temáticas.

Luz María Yaconi, Presidenta de la Fundación Savia, explicó que “esta instancia era necesaria para buscar puntos de encuentro, establecer sinergias  y recobrar la confianza perdida entre las organizaciones”, y aclaró: “creemos que es necesario re-articularnos y este encuentro es un paso más para visibilizar el trabajo y el compromiso de la sociedad civil por el fortalecimiento de la participación efectiva y la rendición de cuentas, procesos fundamentales para mejorar la gestión institucional y la credibilidad ante el estado y las agencias internacionales de cooperación”.

Asimismo, Claudia Vargas, de la Organización Pukara, representante de la región de Coquimbo, sostuvo: “nuestras políticas públicas carecen de eficacia. Si bien existe una normativa y una política pública, estas no responden  a las necesidades actuales  de las PVV, ya que se limitan casi exclusivamente a entregar la triterapia, dejando de lado otras necesidades que satisfagan los requerimientos de las personas con VIH desde lo sicosocial”.

En el encuentro las organizaciones suscribieron sus compromisos por la presencia efectiva de la sociedad civil en los espacios de toma de decisión y de participación social que en síntesis señala: Observamos con profunda preocupación que la epidemia mundial de VIH y SIDA, por sus dimensiones y consecuencias devastadoras, constituye una emergencia Mundial, Nacional y Regional, la cual se transforma en una amenaza real y latente,  que pone en riesgo tanto la vida, como la dignidad del ser humano, mermando el derecho al legítimo goce de la dimensión sexual, como un indicador de bienestar y salud. De este modo, el VIH y SIDA, debido a sus múltiples consecuencias, atenta contra los derechos fundamentales del ser humano, al adquirir una trascendencia que afecta directamente las políticas públicas de cualquier sociedad contemporánea, ya que socava el desarrollo económico y social en todo el mundo y afecta a todos los niveles sociales, individual, familiar y comunitario”. En el documento las organizaciones de sociedad civil afirman: “[nos comprometemos] a trabajar de forma asociativa, desde la horizontalidad, con la finalidad de fortalecer el trabajo en conjunto y potenciar la respuesta al VIH y SIDA, de forma local, regional y nacional. Y Propiciar asociativamente la incidencia política local, regional y nacional en las mesas de trabajo de las entidades gubernamentales, con el objetivo de instalar nuestras demandas visibilizando nuestra diversidad”

El cuarto encuentro nacional fue la instancia política de visibilización de las demandas sociales en materia de políticas públicas en VIH-Sida. Las organizaciones sociales exigieron a las autoridades locales, nacionales y regionales a comprometerse a cumplir los pactos firmados ante organismos internacionales a fin de promover y garantizar, dentro de un espíritu de  asocio, la inclusión de todas las diversidades, promoviendo acciones en conjunto con las agencias internacionales en Chile, las Américas y el Caribe, con el fin continuar impulsando la acción social en la respuesta al VIH-Sida, y fortaleciendo la participación en las estrategias  90-90-90 y Llegar a Cero, impulsadas desde  Naciones Unidas.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.