Desde hace más de dos años, diversas organizaciones de la sociedad civil – entre ellas la Red de Pacientes y Usuarios del Perú, Acción Internacional para la Salud (AIS) y la Red Peruana por una Globalización con Equidad (RedGE)- iniciaron acciones para lograr que el país invirtiera mejor los restringidos recursos de los que dispone.

Se puso el enfasis en el medicamento atazanavir, que, como hemos difundido en otros artículos previos, se lleva más del 50 por ciento del presupuesto invertido en atazanavir. La opción que proponen las organizaciones de la sociedad civil es la licencia obligatoria, que permitiría importar medicamentos genéricos de calidad garantizada y un ahorro cercano a 25 millones de soles (8.3 millones de dólares aproximadamente).

“Los ciudadanos hemos solicitado el uso de la licencia obligatoria, mecanismo legítimo establecido en nuestra legislación y en  acuerdos internacionales,  y debe ser utilizado para permitir el ingreso de la competencia al mercado y reducir el precio, frente al abuso monopólico que la farmacéutica BMS viene imponiendo y que, además, goza de  exoneración arancelaria e impuestos”, señala un pronunciamiento difundido por la sociedad civil.

Frente a este pedido público y lejos de tomar una actitud dialogante con las instancias del Ministerio de Salud para negociar una reducción de los precios, de tal manera que se beneficien más personas que requieren tratamiento antirretroviral; Bristol-Myers Squibb (BMS), laboratorio farmacéutico dueño de la patente de atazanavir en el Perú, envió una carta notarial intimidatoria al Dr. QF. Luis Kanashiro, Decano del Colegio Químico Farmacéutico del Perú, un aliado de la sociedad civil, intentando silenciar las denuncias sobre el abuso de posición de dominio que hace la farmacéutica.

Pese a recibir esta carta notarial por parte de la farmacéutica, el Decano del Colegio Químico afirmó que continuará con las acciones necesarias para lograr la reducción del precio de este medicamento en favor del todos los peruanos y peruanas.

“La licencia obligatoria es el mecanismo que permitiría el ingreso de competidores al mercado y reducir el precio de este medicamento, ahorrándose cuantiosas sumas de dinero, que puede servir para mejorar la oferta del sistema de salud en infraestructura, mayor número de camas, contratación de profesionales en salud, entre otras mejoras”, dijo en conferencia de prensa el Decano.

Las organizaciones de sociedad civil han intensificado sus acciones, buscando una pronta decisión del actual Ministro de Salud, Aníbal Velásquez Valdivia, ya que se aproxima una nueva compra nacional de medicamentos antirretrovirales que incluyen el medicamento atazanavir.

Las organizaciones de la sociedad civil, confían en que Velásquez, conocedor del impacto que tiene la protección de los derechos de propiedad intelectual en el acceso a medicamenos y en la salud de la gente, tomará una pronta decisión y ordenará al Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la protección de la propiedad intelectual (Indecopi) implementar  la licencia obligatoria con el fin de acabar con el abuso monopólico de la empresa farmacéutica.

Este último 1ro de diciembre, las manifestaciones de las personas con VIH y otras organizaciones de la sociedad civil hicieron llegar sus voces a los representantes del Ministerio de Salud presentes en la feria informativa.  Julio César Cruz, Coordinador de la Red Peruana de Pacientes y Usuarios,  manifestó que las organizaciones de la sociedad civil continuarán con las  acciones necesarias que permitan el uso eficiente de los recursos público, dinero de todos los peruanos y peruanas, y  rechazó cualquier acción intimidatoria de la industria farmacéutica. “Lo que los ciudadanos solicitamos es un precio justo por los medicamentos y un sistema de salud  que responda en forma integral  a las necesidades de salud”, señaló.

Los pasos de la licencia obligatoria están normados en el Perú, solo hace falta la decisión de las autoridades en salud para optar por ella y así beneficiar a miles de personas que viven con VIH que aún no acceden a tratamiento antirretroviral.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.