El pasado 5 de febrero se publicó en la Gaceta Oficial del Distrito Federal las reformas al Código Civil que facilitan la obtención de una nueva acta de nacimiento para las personas trans. Esta reforma, que fue impulsada por una coalición de activistas y organizaciones trans, fue aprobada por el voto mayoritario de la Asamblea Legislativa el pasado 13 de noviembre del 2014 y solo se esperaba su publicación por el Jefe de Gobierno.

La reforma señala que la identidad de género es “la convicción personal e interna, tal como cada persona se percibe a si misma, la cual puede corresponder o no al sexo asignado en el acta primigenia”. La expedición de una nueva acta de nacimiento para el reconocimiento de la identidad de género será realizada por el Registro Civil y no requerirá trámites judiciales ni peritajes legales, médicos y psicológicos, como se establecía anteriormente.

Con estas reformas ya no será necesario acreditar ningún tipo de intervención quirúrgica, terapia o diagnóstico, ni presentar un juicio ante el Registro Civil como lo establecía la ley hasta antes de estas reformas aprobadas, tema que fue discutido en un artículo previo de Corresponsales Clave que puede ver aquí.

Ahora solo se requerirá un trámite administrativo en el que, además de presentar una solicitud, se adjuntará copia certificada del acta primigenia, identificación oficial y comprobante de domicilio.

El acta primigenia quedara reservada y no será publicada ni expedida salvo mandato judicial, en tanto la nueva acta expedida no llevará ninguna anotación o referencia a la anterior. El trámite no tendrá como consecuencia la pérdida de derechos u obligaciones contraídos con anterioridad al proceso de expedición de esta nueva acta de nacimiento.

Este es un importante logro pues con esta acta las personas gozan del reconocimiento a su identidad de género y podrán tramitar la expedición de nueva documentación como certificados de estudios, credenciales para votar, pasaporte, entre otros documentos, con su nombre y género percibido, en concordancia con el pleno desarrollo de su personalidad.

Desafortunadamente, las reformas son vigentes solo en la Ciudad de México y el reto para los y las activistas y organizaciones trans es impulsar una Ley Federal de Identidad de Género que reconozca el género autopercibido y garatice el ejercicio de todos los derechos de la población trans a nivel nacional.

Para consultar el texto completo del Decreto de Reformas al Código Civil del Distrito Federal, visite este vínculo.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.