La inauguración del encuentro sub regional contó con la participación de distintos actores sociales y representantes de instituciones que trabajan en  la respuesta del VIH y sida en México. Este encuentro entrelaza la participación internacional y local tanto de instancias de gobierno local, redes regionales, como de agencias de las Naciones Unidas.

El objetivo fue claro: fortalecer las habilidades de los jóvenes para identificar y participar activamente en los espacios de toma de decisión a través de la incidencia política.

Este fue el tercer encuentro que realiza la Alianza + en México. El primero fue realizado en 2012 en la ciudad de Colima, el segundo se realizó en 2014 en Guadalajara, y esta vez, los jóvenes se reunieron en Querétaro. y se propone que las juventudes fortalezcan los espacios de incidencia.

Durante el primer día de actividades del encuentro, Corresponsales Clave se acercó a actores sociales,  y a representantes de instituciones. En entrevista con Javier Arellano, de ONUSIDA, él  recalcó que espacios como el encuentro sub regional tienen el potencial de alcanzar a más jóvenes para la respuesta del VIH, desde un mensaje positivo; sin carga de estigma y discriminación. También mencionó que para ONUSIDA y otras instancias socias como el UNFPA es prioritario apoyar espacios de participación de las y los jóvenes, e invertir en capacidades de incidencia política.

Arellano también agregó que el encuentro subregional está pensado para que las y los jóvenes se lleven a sus lugares de origen herramientas de incidencia política y las utilicen en la prevención del VIH y en los mensajes que trasmitan en sus comunidades. Finalmente mencionó que la Alianza + está apostando en incluir a mujeres y a otras poblaciones que se ha visto afectadas por VIH, como son las niñas y las personas trans.

Por su parte el representante de la Alianza +, Raúl Montes, mencionó a Corresponsales Clave que la participación de las y los jóvenes es muy importante en la respuesta al VIH y se requiere que instancias que han venido trabajando en la respuesta al VIH interactúen cada vez más con las y los jóvenes y fortalezcan sus capacidades.

Montes considera que aunque las y los jóvenes tengan capacitaciones constantes no siempre corresponden a herramientas de incidencia política. También asegura que la apuesta por aumentar capacidades de incidencia política está en consolidar a la Alianza + como un espacio de participación nacional e impulsar nuevas redes locales de participación; todo ello en un marco de derechos humanos y derechos sexuales.

Como se mencionó al inicio, el encuentro buscó aumentar las herramientas de incidencia política con las que cuentan los y las jóvenes y siendo la incidencia política un espacio de intervención bastante amplio, el reto de la Alianza + está en facilitar herramientas puntuales para el ejercicio de incidencia en las y los jóvenes.

Algunos otros temas como la importancia de revitalizar la prevención desde y para los jóvenes, el uso de espacios alternativos, como el deporte y las artes para acceder a esta población, el imperativo cumplimiento de la Declaración Ministerial sobre Educación y VIH, y la importancia de focalizar la respuesta en poblaciones más vulnerables como las trans, también fueron discutidos a lo largo del Foro, aunque no se establecieron estrategias específicas para abordar estos temas desde los jóvenes.

En mi opinión, se deben priorizar herramientas de incidencia y también considerar la viabilidad de su aplicación. Aquellas que ofrezca la Alianza + y las instancias que apoyaron  el encuentro sub-regional no deben limitarse a este espacio, sino que es imprescindible que se de seguimiento y continuidad a los ejercicios de aplicación de incidencia política que las y los jóvenes participantes hagan en su entorno cotidiano.

En este ejercicio de incidencia política desde las juventudes, éstas también deben acercarse  a instancias que les acompañen en sus procesos de fortalecimiento y les apoyen con estrategias de intervención en espacios específicos.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.