Es sabido que para que haya una respuesta óptima a la epidemia, los escenarios políticos deben ser favorables al tema; de los contrario sería como una lluvia en el desierto, algo estéril. Por ello, la Ciudad de Panamá se convirtió la semana pasada en la sede del “Diálogo Regional para la construcción de Escenarios Políticos sobre el futuro del sida”.

Activistas y especialistas en VIH y sida discutieron diversos aspectos sobre la realidad actual de los países de Ameríca Latina, los escenarios políticos y la historia, entre otros aspectos que permitieron tener una mirada panorámica de la situación en la región.

Según César Núñez, Director Regional de ONUSIDA, este diálogo regional responde a una solicitud de nivel global que busca analizar los actuales escenarios políticos de las regiones, además de conocer qué tanto se ha avanzado en la respuesta a la epidemia de VIH y sida.

Revisando las situaciones de los países de la región, se discutió en la reunión el caso de Venezuela que atravieza una  fuerte crisis política, que impide una respuesta óptima a la epidemia. La violencia que se vive en México, así como la situación económica y política en Colombia están causando  un fenómeno migratorio a diferentes países de la región donde las personas con VIH pueden contar con la atención y acceso a medicamentos, como Panamá, que en los últimos años ha permitido la entrada a una gran cantidad de personas de países vecinos, muchos de ellos con VIH, que presionan el sistema público de salud.

Nicaragua es otro de los países hermanos de la región de Latinoamérica en los cuales los escenarios políticos no son los más apropiados para hacer incidencia política y abogacía en el tema de VIH.

Las apreciaciones de los participantes de esta consulta regional coincidían en que los escenarios políticos no son nada favorable para una óptima respuesta a la epidemia del VIH y se mantendrá así en los próximos quince (15) años.

Los grandes ausente a esta consulta regional fueron los jóvenes. Sin embargo, Corresponsales Clave tuvo conocimiento que luego de finalizada la misma se creará un apartado donde la opinión de los y las jóvenes será recogida.

A treinta años de epidemia, la misma ha dejado de ser tema de emergencia para los estados y la sociedad civil ha bajado la guardia desde la aparición de los medicamentos antirretrovirales. Toca retomar el tema de la incidencia política y la abogacía con los tomadores de decisión en busca de una respuesta a futuro que permita detener la epidema y revertir su impacto.

ONUSIDA espera finalizar con todas las consultas regionales y luego presentar un informe consolidado en Ginebra en junio del presente año, que permita definir las estrategias de este organismo respecto a los diferentes escenarios de las regiones.

Aprovechando la presencia de activistas y especialistas en sida en este diálogo, ellos y ellas fueron invitados a participar en la “Actualización de la Estrategia de ONUSIDA para el 2016-2021”, que responde a una solicitud que hiciera la Junta Directiva del ONUSIDA al Secretariado de revisar y actualizar su estrategia global para alcanzar las metas establecidas por la Asamblea General de las Naciones Unidas para terminar la epidemia de SIDA como riesgo de salud pública global para el 2030.

Se ha programado una serie de consultas regionales y globales en línea y las recomendaciones  serán incluidas en un informe regional que será analizado durante una consulta global a realizarse en Ginebra, Suiza, en el mes de abril.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.