Uno de los logros más significativos de esta reforma es el artículo 47, que establece que “las personas con VIH quedan exentas del pago de la cuota de recuperación o cualquier otro cobro por la prestación de servicios”, un importe que hasta ahora se cobraba en los diferentes centros de salud a las personas usuarias y que hacía que muchas abandonaran su tratamiento.

Además se modificaron artículos para permitir que las parejas con VIH puedan casarse y adoptar hijos e hijas sin importar su estado serológico, se eliminaron las pruebas masivas en centros de reclusión, así como la obligatoriedad del testeo para los grupos más vulnerables, como las trabajadoras sexuales.

Tratamiento de la reforma en el Congreso (fuente: La Prensa)

Se trata de la primera reforma a la Ley Especial para Personas con VIH, luego de 20 años de su aprobación. “Es una lucha de muchos años por conseguir que se iniciara el proceso en el gobierno y que se haya aprobado en tan poco tiempo es un gran logro, pues el proyecto se introdujo en mayo del año pasado”, explicó Sandra Zambrano, directora ejecutiva de  Asociación para una vida mejor para personas con y afectadas por el VIH (APUVIMEH).

Honduras era hasta ahora el único país en la región latinoamericana donde las personas con VIH pagaban por los servicios de salud del Estado. Había entonces que saldar una enorme deuda con la población.

Varios activistas consultados expresaron que se trata de una misión cumplida y que ya pueden “morir en paz”, como manifestó con mucha alegría Rosa Gonzales, activista hondureña por los derechos humanos de las personas con VIH y directora ejecutiva de la organización Llanto, Valor y Esfuerzo (LLAVES).

Las organizaciones que trabajan en la temática del VIH y los derechos humanos en el país expresaron en redes sociales y otros medios de comunicación la satisfacción que sienten por este triunfo: “La emoción es grande, estoy súper contento, hemos ganado y parece increíble que haya sucedido. Ayer mismo escuchábamos que la ministra de salud había expresado que no se iba a poder derogar la cuota de recuperación y ahora es un sueño cumplido. Esto solo es el inicio de muchos cambios y me motiva para seguir en la lucha. Ha sido difícil, somos una minoría, pero juntos lo hemos logrado y eso ya es mucho”, comentó Luis Javier Tejada, activista y enlace técnico del proyecto Construyendo Alianzas VIH Rural para Centroamérica.

La reforma entrará en vigencia una vez que se publique en el diario oficial de Honduras La Gaceta, donde se espera ver reflejado el triunfo que ya se está celebrando. Un verdadero éxito producto del trabajo en equipo entre la sociedad civil, las organizaciones que trabajan en el tema y cooperantes internacionales como ONUSIDA y la Organización Panamericana de la Salud.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.