GINEBRA – Como explicamos en un artículo previo, como parte del desarrollo de la nueva estrategia del Fondo Mundial y las consultas necesarias, se organizará una serie de Foros de Asociación. El primero de ellos se planea realizar con sede en Addis Abeba, Etiopía, un país que condena con uno a diez años de prisión el comportamiento homosexual, entre otros abusos a los derechos humanos de las poblaciones clave.

Consideramos que lo más oportuno es compartirles algunas de las preocupaciones mencionadas por las comunidades y las ONG durante la reunión, mientras se publica a la brevedad una declaración oficial.

La delegación de las comunidades y las delegaciones de la sociedad civil que asisten a la reunión de la Junta del Fondo Mundial se han opuesto fuertemente a la selección de Addis Abeba (Etiopía) como sede para el primer Foro de Asociaciones (o PF, por sus siglas en inglés). El entorno jurídico de Etiopía es extremadamente restrictivo para con las poblaciones clave. Esto tiene consecuencias reales para la seguridad y la protección de las poblaciones clave, ya sean participantes del PF o no. De acuerdo con el código penal de Etiopía, los “actos homosexuales con personas del mismo sexo” son punibles con penas de prisión de diez años o más [1].

“La celebración de un Foro de Asociación (PF) en un país con un marco legal que criminaliza a las poblaciones clave contradice los principios básicos del Fondo Mundial. El Fondo se ha comprometido a promover y proteger activamente los derechos humanos y no debiera organizar reuniones en países que discriminan activamente y criminalizan a las trabajadores sexuales, hombres que tienen sexo con hombres, personas transgénero y personas que usan drogas, marginando aún más a estas poblaciones, violando sus derechos y reduciendo su capacidad y voluntad de acceso a los servicios de atención y apoyo”, afirmó Rico Gustav, miembro de la Junta por las comunidades afectadas.

Los problemas descritos anteriormente eran bien conocidos dentro de la Secretaría del Fondo Mundial; el liderazgo del Comité de Estrategia, Inversión e Impacto del FM (SIIC) eligió a Addis Abeba sin tener en cuenta estos aspectos clave. Las preocupaciones alrededor de la celebración de un PF en Addis Abeba fueron planteadas por diversos actores de la sociedad civil, incluidos los representantes de las poblaciones clave en varias ocasiones (incluyendo la reunión del Grupo de Referencia sobre los Derechos Humanos y la reunión del Grupo Asesor del Departamento de Comunidades, Derechos y Género), pero al parecer no se tomaron en consideración.

La Secretaría del Fondo Mundial reconoció en una preconvocatoria de candidaturas para participantes que la ubicación del Foro de Asociaciones planteaba posibles problemas de seguridad para los asistentes de las poblaciones clave. Sin embargo, el Fondo Mundial no proporciona ninguna orientación adicional sobre la forma de garantizar la seguridad de los participantes de las poblaciones clave. Organizar una reunión adicional en una ubicación diferente, especialmente para aquellas poblaciones que no serían capaces de ingresar a Etiopía o participar en el Foro de Asociaciones de forma segura, no sería aceptable.

Las preocupaciones mencionadas han sido discutidas durante la reunión del bloque de los  Implementadores, donde recibieron el apoyo del bloque a ser discutido por la Junta del Fondo Mundial. Además, de las principales preocupaciones ya descriptas, la decisión de celebrar un Foro de Asociación en Addis Abeba (una parte clave de la estructura de gobierno del Fondo Mundial, como se describe en el Documento Marco del Fondo Mundial) y el proceso que hemos visto hasta ahora van contra el espíritu y los compromisos de la Estrategia del Fondo Mundial en Relación con la Orientación Sexual y la Identidad de Género (SOGI).

Si bien no se logró mover la reunión a un lugar más seguro o introducir otras medidas excepcionales, fue muy importante debatir el problema, que no es ni de orden práctico ni logístico sino una cuestión de principios.

Mucho se dijo en Ginebra sobre cómo el Fondo Mundial y el gobierno de Etiopía están trabajando para garantizar la seguridad de las poblaciones clave participantes. Pero el gran problema será el día después de la reunión, cuando nadie podrá otorgar ni privilegios ni inmunidades a aquellos colegas valientes que hablen sobre los efectos de la criminalización en estos países.

Este no será un problema tan relevante para el Foro de Asociación que se realizará en América Latina y el Caribe, pero como parte de una asociación mundial nos parece muy importante compartir esta historia.

[1]: El Código Penal de la República Democrática Federal de Etiopía, Proclamación Nº 414/2004 Art. 629, 630, 106.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.