GINEBRA – El Panel de Revisión Técnica o PRT (1) presentó esta semana en Ginebra los resultados de la revisión de la quinta ventana. El acumulado total suma 158 notas conceptuales, de las cuales aproximadamente un 70% avanzarán en desarrollar las subvenciones (mientras las demás seguirán el proceso de corrección iterativo), y 15 propuesta regionales, 13 de las cuales han sido recomendadas para su financiamiento. La Junta fue muy crítica con el PRT y expresó preocupaciones sobre cómo entiende los límites de su mandato y su capacidad técnica.

Un concepto muy valioso para todos nosotros ha sido la afirmación categórica del PRT de que “todo el dinero existente no alcanza a cubrir las necesidades para responder a las tres enfermedades”.

Las observaciones del PRT del Fondo Mundial son las siguientes:

Fondo de incentivo
El PRT considera que el abordaje de los incentivos de financiamiento no está funcionando. Por un lado, los países no tienen acceso equitativo a ellos, los procesos son muy complejos y a su vez generan una excesiva expectativa en los países, que luego podría no ser cubierta. También, interferirían con la habilidad de los países de priorizar intervenciones de mayor impacto y de discutir proactivamente el incremento de la inversión de fondos nacionales. Aquí aparece lo que en el modelo de financiamiento se denomina “expresión de demanda sin financiamiento” (UQD), una especie de lista de espera en la que los países informan en un registro público las intervenciones que por razones de dinero no serían incluidas en los presupuestos de las notas conceptuales. Este paquete o registro de programas, que hoy no tiene financiamiento, suma un total de 2 billones y nuestra preocupación se relaciona con la gran cantidad de módulos de sociedad civil, género, jóvenes, prevención y derechos humanos que los Mecanismos de Coordinación de País (MCP) han decidido ubicar aquí y postergar.

Reduciendo la duración de las subvenciones
La Secretaría del Fondo Mundial tiene la posibilidad de reducir la duración de la subvenciones, dado que algunas de ellas están llegando más tarde o en las últimas ventanas. Esto puede suponer problemas, por ejemplo, de carencia de dinero para renovar los mosquiteros en una necesaria segunda campaña dentro del mismo programa de tres años. En otros casos, algunos equipos de país, en diálogo con los MCP, extienden la duración de la subvención hasta cuatro años. Acortar o extender, potencialmente, conlleva el riesgo de reducir la cantidad de recursos disponibles para los países, si el mismo dinero de tres años se programa en cuatro. A la vez, enviaría un mensaje riesgoso a los donantes de no sería necesario más dinero.

Metodología de asignación de recursos
La metodología aplicada por el Fondo Mundial, a criterio del PRT, ha fallado en asignar los recursos a los países que más los necesitan y en aquellas intervenciones más efectivas y prioritarias, al mismo tiempo que se prioriza una inversión sostenible. Aquí surge la discusión -algo artificial- sobre si el Fondo Mundial debe centrarse o priorizar sus esfuerzos en salvar más vidas, reduciendo la morbi-mortalidad versus la erradicación de las enfermedades.
El PRT está trabajando con el Fondo Mundial para mitigar algunas inconsistencias en el modelo y en la asignación de recursos, pero en largo plazo el desafío será alinear las solicitudes y las revisiones con la nueva estrategia del Fondo.

Pensar en la sostenibilidad
Por un lado, el PRT ha resaltado la importancia de incrementar la cobertura de servicios en las nuevas solicitudes, pero también se mostró alarmado por la posibilidad de que en un futuro no se consigan recursos para sostener estos esfuerzos. Por ejemplo, que todas las personas en tratamiento puedan mantenerse dentro de los servicios y haya recursos locales para continuar tratándolos. Lo que falta es una clara política de transición: cómo planean los países junto al Fondo Mundial el retiro del mecanismo de financiamiento. El Fondo necesita desarrollar con urgencia una estrategia y un proceso para incluir en forma clara y adecuada, dentro de la subvención, su transición fuera del país.

Los sentimientos sobre el panel
Existe una creciente tensión entre el PRT y la Junta del Fondo Mundial. Por un lado, algunas circunscripciones sienten que el panel está saliéndose de su mandato de revisar las propuestas y está avanzando en la dirección de decir lo que el Fondo debe o no debe hacer. También, es cierto que hay una natural actitud defensiva por parte de la Secretaría y de los socios estratégicos del Fondo, porque como resultado del nuevo modelo de financiamiento ambos participan más activamente en los diálogos nacionales y en el desarrollo de las notas conceptuales. En este nuevo contexto, las devoluciones del PRT sobre la calidad de las propuestas son críticas que los atañen directamente.

El PRT nos urgió a trabajar mejor el valor estratégico de la inversión en los países con recursos nacionales, pues hay una tendencia a la asignación subóptima de estos recursos en las intervenciones más necesarias. Un ejemplo de esto es que los países no estarían demostrando voluntad alguna de invertir sus recursos locales en intervenciones con poblaciones clave. En otras palabras, todos debemos incidir para una mayor y más inteligente inversión nacional.

Muchas delegaciones, donantes e implementadores han sido muy críticos en esta reunión, debido a que están algo preocupadas con el PRT por su capacidad, la inclusión de criterios técnicos diversos como género y derechos humanos, y su poca claridad sobre la extensión de su rol. La pregunta es si, en muchas ocasiones, el PRT está jugando a ser “Dios”. Muchas de sus recomendaciones molestan, sobre todo aquellas que toman la forma de opiniones no siempre bien fundamentadas y que parecen “venidas del cielo”. Se ha solicitado una evaluación independiente y externa del PRT.

La realidad es que, aun cuando muchas veces no coincidamos con lo que PRT dice o en algún grado nos perjudique, sigue siendo un mecanismo esencial del Fondo Mundial. Es una estructura totalmente independiente que en base a criterios técnicos, evidencias y el mérito de las propuestas recibidas las recomienda, con mejoras, para su financiamiento. Esta es una parte esencial de cómo el Fondo Mundial opera y tiene que ver con su reputación. El PRT, con la falta de humildad que lo caracteriza, debe considerar bajar el tono, escuchar las preocupaciones y mejorar sus relación con el resto de la estructuras del Fondo. Y al mismo tiempo, las demás partes deben seguir siendo permeables a las devoluciones y críticas con el fin de mejorar los procesos y la calidad de los programas.

(1) El Panel de Revisión Técnica (PRT) es un grupo independiente de expertos internacionales en las tres enfermedades y en temas transversales, tales como los sistemas de salud. Se reúne regularmente para revisar las propuestas en función de criterios técnicos y hace recomendaciones financieras a la Junta Directiva del Fondo Mundial.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.