La reforma a la ley especial de VIH fue un logro significativo en la respuesta al VIH, pues desde el año1999 en que se aprobó, esta no había tenido reformas importantes a artículos que permitían que los derechos humanos de las personas con VIH continuaran siendo vulnerados.

A pesar de que las reformas fueron aprobadas en marzo del presente año, para iniciar el proceso de socialización con organizaciones de sociedad civil de los artículos reformados, se debe esperar la publicación oficial en el diario oficial La Gaceta. Con estas reformas se planea realizar actividades de difusión y concientización en la sociedad para contribuir a la reducción de estigma y discriminación hacia las personas con VIH.

“La publicación oficial de la reforma es sumamente urgente, para poder cumplir y garantizar que la epidemia en Honduras esté de acorde a la estrategia 90-90-90 y mejorar la salud pública (…), quisiéramos que siguiera el curso que debía seguir para poder ir avanzando y asegurarnos de cerrar brechas”, declaró a Corresponsales Clave vía telefónica Mirka Negroni, directora interpaís de ONUSIDA para Honduras y Nicaragua.

Aparentemente y según nos informaron  activistas de la respuesta al VIH, luego que fuera aprobada, la reforma debía pasar corrección de estilo y probables enmiendas antes de pasar a firma del presidente Juan Orlando Hernández, para que posteriormente se procediera a su publicación oficial.

La reforma de ley se focalizó en cambios para garantizar la confidencialidad del estado serológico de las personas con VIH, la atención integral y gratuidad de los servicios de salud, así como también cambios en el vocabulario que contribuía al estigma y la discriminación.

Honduras actualmente se encuentra en una crisis política en donde millones de hondureños han salido a marchar con antorchas en mano, para exigir cárcel para aquellas personas que robaron 300 millones de dólares del Instituto de Seguridad Social, un sistema nacional de salud administrado por el gobierno; según pruebas interpuestas en el Ministerio Público, dicho dinero fue utilizado para financiar la campaña política del actual presidente.

Se estima que dicho robo causo aproximadamente la muerte de 3 mil personas. Por ello, hondureñas y hondureños han solicitado a la Organización de Naciones Unidas la instalación de una Comisión Internacional contra la Impunidad.

Se teme que las protestas dilaten un poco más la publicación de las reformas a la Ley de VIH, sin embargo, estas manifestaciones de consciencia ciudadana contribuirán a una mejor respuesta en el mediano y largo plazo.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.