El evento, como todos los años, tuvo gran repercusión y apoyo de parte de las personas de la comunidad LGBT que asistió masivamente a marchar por la igualdad de derechos. Se realizó en la Plaza de la Libertad del microcentro de Asunción, donde históricamente las personas se reunían para conocerse, conversar o simplemente compartir una ronda del tradicional tereré; pero también era el lugar donde en la época de la dictadura de Alfredo Stroessner la policía llevaba a cabo las redadas en las que todo aquel que era conocido como persona de “dudosa reputación moral” o “amorales” (como se los conocía), es decir cualquier persona de la comunidad LGBT, era detenido y llevado a las celdas de las comisarias.

Miguel Angel Auad, más conocido como “Petunia”, un histórico activista de la comunidad LGBT y fundador de la primera organización de la diversidad de Paraguay, como todos los años dio su apoyo a la marcha. Petunia recordó que en épocas de la dictadura, los llamados “amorales” eran perseguidos y detenidos en esa misma plaza donde ahora se festejaba nada más y nada menos que una fiesta del Orgullo LGBT. “Estoy emocionado, no pensé vivir para ver un acto tan multitudinario como este, estoy orgullo de todos ustedes y quiero que valoren la libertad que hoy tienen, nosotros no la teníamos antes; si bien es cierto, vivimos en Paraguay, donde sigue habiendo mucha homofobia, quiero que entiendan que antes, el solo hecho de estar en esta plaza era motivo para que la policía te lleve preso”, comentó el activista.

Otra particularidad que rodeó la Parada de la Igualdad 2015, fue la celebración simbólica del matrimonio igualitario. En Paraguay las uniones entre personas del mismo sexo está explícitamente prohibida por ley y con este acto, una decena de parejas LGBT quisieron reivindicar la igualdad ante la ley y, en tanto, el matrimonio igualitario.

Lourdes y Rosy llevan juntas 9 años y fueron una de las parejas que se casaron: “Estamos conscientes que ésta celebración es simbólica y que aún falta mucho para que Paraguay apruebe el matrimonio igualitario, igual, nosotras estamos juntas y con muchas ganas de seguir luchando por nuestros derechos”; manifestó la pareja, que intercambiaron anillos ante la presencia de más de 1000 asistentes.

Simón Cazal, Director Ejecutivo de SOMOSGAY, dirigió unas palabras a los asistentes antes de empezar el recorrido por las principales calles de Asunción: “Entre todos nosotros y nosotras, las personas LGBT, podríamos llenar esta y 15 plazas más si en nuestro país no existiese homofobia como dicen las autoridades. ¿Por qué estamos sólo nosotros hoy aquí? Porque hay un miedo, muy legítimo. Porque más de uno o una, si viene a marchar aquí, al día siguiente puede perder su trabajo, su familia, sus afectos y sentirse completamente solo o sola. Es por ellos, por todos esos hermanos y hermanas que hoy en día se encuentran en esa situación, que lo que hacemos acá, al salir a marchar en público, en esta plaza y en esta calle tiene muchísimo valor, porque le estamos dando voz, a quienes no tienen voces, a quienes no pueden tener voces y no han podido tenerla durante muchísimo tiempo”.

La parada de la igualdad y sus asistentes brindaron un emotivo homenaje a la Drag Queen Usha Didi Gunatita quien todos los años solía encabezar la marcha como abanderada de la diversidad y que falleciera hace pocos meses.

Las calles del microcentro de Asunción se llenaron de banderas, carteles, música, color y mucha gente que se iba sumando a medida que el contingente de personas marchaba. De igual manera automovilistas y taxistas adornaron sus vehículos con globos de colores para festejar la diversidad y el respeto a los derechos de todos y todas.

Al final del recorrido se realizó un concierto con varios artistas quienes al son de la música cerraron una de las paradas más multitudinarias que se tuvo hasta ahora en Paraguay.

Fotos tomadas de la página Facebook de SOMOSGAY.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.