Chile fue el país elegido por el Director Ejecutivo de ONUSIDA y Secretario General  Adjunto de Naciones Unidas, Michel Sidibé, para iniciar una visita oficial a América Latina con el objetivo central de buscar apoyo para la implementación de la estrategia 90 – 90 – 90, respaldada por ONUSIDA.

Carolina Tohá, alcaldesa de Santiago de Chile, firma acuerdo con ONUSIDA.

Carolina Tohá, alcaldesa de Santiago de Chile, junto a Michel Sidibé.

Sidibé fue recibido por la alcaldesa de Santiago,  Carolina Tohá, quien comprometió a la capital de Chile a lograr lo propuesto en la Declaración de París por ONUSIDA, que pretende poner fin a la epidemia del Sida a escala mundial para el año 2030. Sidibe, valoró el esfuerzo del municipio por unirse a esta iniciativa: “Damos la bienvenida a Santiago de Chile como ciudad que ha adherido al enfoque de la Acción Acelerada, comprometida a intensificar y acelerar su respuesta al VIH. Poner fin al Sida para 2030 es posible si ciudades capitales como Santiago actúan de manera decisiva e inmediata”. La alcaldesa, por su parte, destacó la importancia del trabajo que los gobiernos locales pueden realizar en esta materia: “Es fundamental representar que los municipios tenemos la tarea de colaborar desde la gestión local en el logro de estas metas que son muy ambiciosas. Nosotros somos ejecutores de políticas de salud y lo son todos los municipios de Chile, con políticas públicas que han abordado la temática del VIH con mucha fuerza, tratamos de cubrir un puente entre esas políticas y las poblaciones que son vulnerables”, dijo.

Doce organizaciones representativas de la respuesta al VIH/Sida dialogaron con el representante de ONUSIDA y dieron a conocer una declaración conjunta firmada por 25 organizaciones, desde Arica a Punta Arenas, reflejando la realidad nacional que debe enfrentar la respuesta comunitaria, la declaración sostiene: “abogamos por el reconocimiento y la importancia del trabajo comunitario y culturalmente pertinente, para el logro de las metas. Como instituciones mantenemos nuestro compromiso de seguir siendo un referente social y mantener nuestro liderazgo en temas de autocuidado, participación ciudadana, ejercicio de derechos y control social en materias públicas que afecten la vida de quienes viven con el virus o se encuentran más vulnerables ante el riesgo de adquirirlo”.

Líderes de la sociedad civil junto a Michel Sidibé y César Núñez.

La declaración también reconoce el debilitamiento de los espacios de participación ciudadana, tanto de las agrupaciones de Personas que Viven con VIH (PVVIH) así como de las organizaciones que trabajan con y desde las poblaciones más vulnerables. Esta situación ha dificultado la expresión y demanda frente a las necesidades emergentes, impidiendo, además, que el Estado recoja propuestas concretas para mejorar la política pública dirigida a este segmento de la población. Nos preocupa, la centralización en Salud de los esfuerzos en materia de VIH-SIDA, por parte del Estado de Chile, abogamos por la importancia de la transversalización del VIH en la agenda pública, y exhortamos a un trabajo conjunto y coordinado con todos los actores claves, que permita un trabajo intersectorial efectivo, y de mutua colaboración interministerial, donde el Ministerio de Educación juegue un rol clave, que permita la adopción de estrategias de intervención que vinculen las acciones de prevención combinada al continuo de atención del VIH, dentro del marco de una respuesta de atención integral de la salud. Acordes con los acuerdos internaciones en materia de Derechos Humanos y VIH adoptados por el Estado de Chile”, concluye el documento.

La crisis de financiamiento que enfrenta la respuesta al VIH en países de renta media, como es el caso de Chile, fue un tema central de la discusión. En ese contexto la Coordinadora Nacional de Atención en VIH/Sida hizo lectura de una declaración escrita que señala que si bien los indicadores macroeconómicos de la economía chilena son importantes para el prestigio del país ante la comunidad internacional, son un serio obstáculo para la respuesta al VIH, ya que el Estado no otorga un financiamiento regular a la sociedad civil para las tareas orientadas a detener la epidemia y la cooperación internacional no apoya las acciones, por estimar que cuentan con los recursos necesarios, situación que impactará negativamente en la respuesta al VIH en la región.

Ministra de Salud de Chile junto a su equipo de trabajo.

Finalmente, el Director Ejecutivo de ONUSIDA se reunión con la Presidenta Michelle Bachelet, quien comprometió su apoyo a la respuesta al VIH y anuncio que Chile sería el segundo país del mundo en eliminar la trasmisión vertical; anuncio que ha despertado el interés y la alerta de los movimientos sociales locales, quienes han señalado que a pesar de estos avances, Chile presenta serios desafíos en prevención de la infección en mujeres en edad fértil, mejoría en los procesos clínicos como el testeo, seguimiento y auditoría de los casos y oportunidad de contar con la información apropiada para la adopción de medidas correctivas y toma de decisiones.

La visita de Michel Sidibé a Chile fue considerada como una oportunidad para fortalecer la respuesta al VIH y el Sida, mediante el fortalecimiento de la sociedad civil y la articulación de una agenda común con ONUSIDA, por medio del restablecimiento de una agencia del organismo en el país y la elaboración de una propuesta de financiamiento por parte de la Sociedad Civil que será presentada próximamente a la presidenta del país.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.