En una consulta regional, la REDLACTRANS discutió algunos aspectos de lo que será su trabajo en los próximos años y preparó su Plan de trabajo. Conversamos con Marcela Romero, coordinadora regional de la Red, para conocer sus impresiones sobre lo que significa el proyecto para las mujeres trans en América Latina.

Acceder a los recursos del Fondo Mundial fue todo un reto.

“Es la primera vez que las compañeras trans van a ejecutar una propuesta del FM, y es la tercera vez que se presentó la misma. La primera vez tuvimos una buena calificación y se tenía que reformular, y cuando se hizo, el FM cerró las puertas; no había dinero en Europa y nos quedamos con esta propuesta sin aprobar. Luego nuevamente se presenta y la aprueban pero con un recorte financiero muy grande, la primera propuesta fue por 12 millones de dólares, actualmente es por 2 millones de dólares. Encima el FM redujo el 15%, entonces yo creo que es la oportunidad para ejecutar una propuesta, en la cual se busca mejorar la calidad de vida de la población trans y exigir a los gobiernos que realmente hablen de salud integral, porque la propuesta está basada en incidencia política, queremos trabajar con los gobiernos y poder cambiar los planes nacionales y poder estar en todos los lugares donde realmente se requiera.”, señaló Romero.

En la reunión participaron referentes de Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica, México, Ecuador, Bolivia, Chile, Argentina, Paraguay, Panamá y Belice, que fueron los países que entraron en la propuesta ante el Fondo Mundial. Se espera que República Dominicana y Perú se integren en una siguiente etapa.

De acuerdo a Romero, la propuesta les permitirá abrir puertas a otras organizaciones trans regionales que les permita avanzar en la respuesta al VIH. “(…) sabemos  que el VIH sigue avanzando en muchos países; se habla de acceso universal, prevención y atención y el acceso al tratamiento, y la verdad que si no se respetan los derechos humanos no funcionan todas las estrategias que nos quieran imponer. Para mi es una nube de humo que a veces ponen la agencias como el  cero discriminación, 2.0 y ahora el 90-90-90, no funcionan, en realidad lo que nos quieren decir es que el VIH sigue subiendo en nuestra región y siguen armando su marketing de acciones que no llegan a la comunidad y que  no funcionan, entonces es necesario que la comunidad trans en Latinoamérica pueda ejecutar esta propuesta y que podamos realmente demostrar que lo que se está haciendo en la región no es lo que ellas necesitan, y que hablemos de salud integral”, dijo.

En esta misma línea, la coordinadora de la REDLACTRANS señaló que los beneficios del proyecto serán para toda la población trans, sean parte o no de la Red: “A mí me parece que las organizaciones trans en los países tienen que entender que las redes trabajamos en conjunto con más organizaciones, pero todas debemos tener el mismo lineamiento, sería mentir que todas las reunimos, trabajamos y nos queremos. Ni los gobiernos lo pueden hacer, ni las agencias tampoco lo pueden hacer. (…) Cuando iniciemos, claro que la idea es trabajar con todas, en todos los países se debe construir un plan de trabajo y esto solo lo podemos hacer de la mano con todas las organizaciones de personas trans de la región.”

La REDLACTRANS y los 90-90-90

Aprovechando la entrevista con Romero, quisimos saber sus impresiones sobre las metas de acceso a tratamientos que se acordaron el año pasado y que cobran cada vez más fuerza. Al respecto, Marcela dijo: “Nuestra Red tiene sus críticas con respecto a la estrategia 90-90-90. Que los estados y las agencias son responsables de la situación en la que se encuentran la población trans ante el VIH, después que acepten esto, pueden armar todas las estrategias que crean ellos funcionen, pero el estado y las agencias son responsables de la situación de la comunidad LGBTI de Latinoamérica ante el VIH. Ellos realmente no trabajan con la sociedad civil como tendrían que trabajar, no nos dejan a nosotras como a cualquier otra organización de la sociedad civil armar el plan de trabajo en conjunto con los gobiernos.

No creo que las metas de la estrategia 90-90-90 se puedan alcanzar, y te pongo de ejemplo a Argentina que tiene un acceso  universal y un montón de leyes igualitarias y el VIH sigue subiendo en mi país, no se habla de la pobreza, no se habla la inclusión laboral solo se habla  de la persona con VIH y que reciba su medicación. Me parece que hay que hablar de la parte humana y la inclusión como ciudadanos y ciudadanas en todos los aspectos y la verdad que hay que hablar de la inclusión educativa en la población con VIH; a mí me parece que está la medicación, pero hay personas que no saben ni lo que toman, solamente se guían por los colores de las pastillas”.

Panamá y las personas trans

Romero comentó también que han recibido información que señala que el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, por primera vez, tendrá una audiencia temática en Washington, en la OEA, donde la organización de personas trans de Panamá presentara su informe de denuncias y se presentará el primer informe de denuncia contra el estado panameño. “Esta actividad hay que seguirla con todas las organizaciones LGBTI de Panamá y las organizaciones de personas con VIH porque la verdad lo que estamos viendo nosotras es que no se está trabajando con la sociedad civil como se tiene que trabajar, las personas trans son llevadas detenidas, maltratadas y la verdad que el estado panameño frente a la OEA dice que hay un derecho de igualdad y eso no existe en Panamá”, precisó.

Finalmente, Marcela Romero aprovechó para dirigirse a sus compañeras trans a través de esta entrevista: “yo le diría a las compañeras trans que unidas y organizadas, llegaremos a ejecutar una buena propuesta ante el FM, a ejecutar otras propuestas, a poder incidir en los espacios  políticos, a estar en las mesas de toma de decisión”, expresó, e insistió: “pero yo voy a volver a decir que el estado es responsable de la situación en cuanto a la población trans; nos matan, llegamos  a los hospitales horas y días antes de morir en donde nos excluyen de todos los beneficios que tiene cualquier ciudadano y, la verdad, a los gobiernos no les importa incluirnos y darnos nuestros derechos, yo les digo a mis compañeras que debemos unirnos y trabajar en conjunto y realmente hay que denunciar. La mejor incidencia política que pueda hacer una persona trans es denunciar y que exigir.”

Agradecemos a Marcela Romero por su tiempo y la información brindada.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.