Por Marlene Caero.

El celular es uno de los avances más importantes en materia tecnológica de los últimos tiempos; evolucionó con el paso de los años para facilitar la comunicación, desde aquellos teléfonos que solo servían para realizar y responder llamadas, hasta lo que hoy conocemos como smartphones -o teléfonos inteligentes-, dispositivos de gran utilidad para mantenernos conectados y acceder a información a través de aplicaciones que pueden servirnos en diversas situaciones de la vida diaria.

Las reivindicaciones sociales y el activismo no quedaron al margen de estos avances y han desarrollado interesantes propuestas con estos dispositivos; es así que en Bolivia, respondiendo a la tendencia del uso de las nuevas tecnologías digitales para la prevención, en mayo de este año se subió al Play Store la aplicación denominada “CondomTouch”,  desarrollada por la Fundación Redvihda, con el financiamiento de Hivos y el apoyo del Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz.

La aplicación está disponible para dispositivos móviles que utilizan la plataforma Android y brinda información sobre: uso del condón masculino, VIH y sida, discriminación, ITS, anticoncepción, derechos y violencia. También se puede acceder a mapas con los puntos Condomfree (o condones gratuitos) a los cuales las personas pueden acudir y obtener tres condones de manera gratuita cada siete días, mediante un código que genera la aplicación.

“Son condones gratuitos subvencionados por la gobernación a través del Servicio Departamental de Salud (SEDE) y el Centro departamental de información, vigilancia y referencia de ITS y el VIH/sida (CDVIR);  los puntos amigables son como 15 en Santa Cruz y tres fuera de Santa Cruz, dos en Montero y  uno en El Torno, cada semana se pueden recoger 3 preservativos”, mencionó a Corresponsales Clave Alan Figueroa, coordinador del proyecto.

La finalidad de la aplicación es prevenir el embarazo adolescente y la transmisión del VIH. Si bien cualquier persona en Santa Cruz que posea un smartphone puede hacer uso de la misma, se pretende llegar con información sobre todo a la población joven.

En Bolivia, de junio de 2013 a junio de 2014, el número de teléfonos inteligentes que tienen el servicio de internet se triplicó. La Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) señaló que la cantidad de smartphones con acceso a internet en el país  llegó  a 1.9 millones a mediados del año pasado y es la población joven la que más hace uso de los mismos.

Dispositivos más económicos, facilidad para acceder a la información y múltiples aplicaciones, entre ellas las redes sociales, hacen que los teléfonos celulares inteligentes sean muy atractivos

Según el último reporte el Ministerio de Salud de Bolivia, hasta Junio del 2015 existían 14.500 casos reportados de personas con VIH en el país,  el 70%  tiene entre 15 y 34 años, lo que nos muestra el “rostro joven” de la epidemia en nuestro país.

En un breve sondeo realizado a 20 jóvenes de entre 17 y 30 años de la Universidad Mayor de San Simón de Cochabamba, todos y todas respondieron tener un celular con acceso a internet, que usan por varias horas al día, todos los días. Once respondieron que saben cómo usar el condón, cuatro lo desconocían y 5 no respondieron. A 16 de las personas abordadas les interesaría recibir información sobre prevención en VIH y sida a través del celular.

Si en Bolivia el uso de los smartphones ha ido en gran aumento, llegando incluso a áreas alejadas en las que  anteriormente no se tenía acceso,  y es  la población joven la que hace mayor uso del celular y también la que muestra mayores índices de embarazos adolescentes, de VIH, es más que pertinente crear mayores iniciativas de la mano de la tecnología para llegar hasta ellos y ellas, usando tecnologías que les agraden y formatos con los que estén familiarizados.

“Escuché que si te bajás la aplicación al celular, podés recibir condones gratis. Una vez yo fui y me dieron tres, los jóvenes estamos pegados al celular prácticamente todo el día, da tiempo para leer la información que hay sobre VIH  y otras enfermedades”, mencionó Jorge, un muchacho de 20 años de Santa Cruz.

Con estas nuevas herramientas se contribuye, con pocos recursos, a ampliar la respuesta al VIH, conectando a las pesonas con los servicios de salud. Sin duda, una experiencia interesante que por el momento se encuentra solamente en Santa Cruz y debe ser replicada en el resto del país. Los jóvenes son el parámetro de los cambios culturales de la sociedad, hacia ellos y ellas se debe apuntar con innovaciones comunicacionales que informen, eduquen hacia una prevención y entretengan.

Puede ver también una iniciativa parecida lanzada en Ecuador. Haga click aquí.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.