La Directriz 037 del Ministerio de Salud de Costa Rica, presentada el viernes 4 de diciembre, renueva el compromiso del país a dar una respuesta efectiva para eliminar el VIH. Dicha norma contiene instrucciones gubernamentales dirigidas a garantizar los servicios públicos dentro del territorio costarricense, que beneficien a la población nacional y extranjera que se encuentren en condición de pobreza, pobreza extrema e indigencia médica.

La directriz indica que las entidades deben brindar, sin interrupción, atención integral y tratamiento a las personas que por alguna razón, han sido cesadas de su trabajo y no tienen capacidad contributiva para seguir cotizando al seguro de salud.

Este documento, conocido ahora como Acción Proactiva contra el VIH, responde a las múltiples denuncias hechas por usuarios de los servicios de salud de Costa Rica ante la negación de atención o interrupción de la provisión de antirretrovirales; situación que fue informada por Corresponsales Clave desde hace varios meses.

“Esto nos hace reflexionar sobre la necesidad de intensificar los esfuerzos orientados a estrechar la brecha entre las personas que tienen acceso a los servicios de prevención, al tratamiento antirretroviral y a los servicios médicos”, dijo la vicepresidenta Ana Helena Chacón, al referirse a la directriz.

La acción proactiva contra el VIH, o directriz 037, ordena la atención integral para las personas con enfermedades de transmisión sexual y VIH/sida; el acceso a programas de prevención y tratamiento antirretroviral y servicios médicos; anuncia el seguimientos médico sin interrumpido a pacientes sin recursos, promueve espacios libres de estigma y discriminación en los servicios públicos, así como legislación con enfoque de derechos humanos.

Por parte del Ministerio de Salud se dieron a conocer datos que muestran que en Costa Rica la epidemia del VIH/Sida va en aumento. Hasta el año pasado, se habían reportado 7.344 casos de VIH, en lo que va del 2015, se han detectado 738 casos nuevos.

La Prevención del VIH y el Fondo Mundial

Las acciones de prevención de la infección recibirán un nuevo impulso en el país con el convenio firmado con el Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria, por un total de US$4.8millones, para los años 2015-2016. Este proyecto busca contribuir con acciones  para prevenir nuevas infecciones en poblaciones claves, formular directrices y normas para la atención integral, aumentar la cobertura de la prueba VIH y el inicio del tratamiento, cumplir con los derechos humanos de las personas trans, HSH y aquellas con VIH y sida, así como fortalecer las capacidades de la sociedad civil en la respuesta al VIH.

La administración Solís Rivera da respuesta al fortalecimiento de la política pública en la acción solidaria y la articulación de la prevención y sensibilización, con lo que se reitera el compromiso asumido de promover espacios libres de estigma y discriminación con el más amplio respeto por los derechos humanos en los servicios públicos”, indicó la vicepresidenta  Chacón.

Las organizaciones de sociedad civil y, principalmente, las comunidades más afectadas por la epidemia y que requieren atención en salud, aplaudieron este compromiso asumido por el actual gobierno ya que garantizará el acceso a atención en salud, donde la calidad de vida de las personas con VIH, será prioridad.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.