La región de Arica y Parinacota, en el extremo norte de Chile, tiene una de las tasas más altas de notificación de VIH y sida del país. De acuerdo a información oficial del 2014, dicho indicador es de 36 casos por cada 100 mil habitantes. Una situación epidemiológica que se ha venido verificando en forma permanente, al menos, desde 1998.

Gilda Riveros, profesora de biología, impulsora del concurso.

Por lo mismo, desde hace 17 años, Gilda Riveros Álvarez, profesora de biología de la ciudad de Arica, ha organizado un concurso escolar de afiches, cuya premiación tiene lugar en la conmemoración del Día Internacional de Respuesta al VIH, cada 1 de diciembre, en el que, en casi dos décadas, han participado cerca de 6 mil niñas, niños y adolescentes.

La maestra, que actualmente trabaja en el Colegio “Cardenal Antonio Samoré”, manifestó que, en la versión 2015, recibieron 722 trabajos de ocho establecimientos educacionales, en tres categorías que incluyeron la educación parvularia, básica y media.

Riveros, en una conversación con Corresponsales Clave, comentó que los mensajes de los afiches van en dos direcciones: las niñas y niños más pequeños, dijo, se centran en la familia, el cuidado de la salud y los estilos saludables de vida; mientras que los adolescentes optan por la promoción del uso del preservativo como método de prevenir la infección.

Agregó que los trabajos ganadores en las tres categorías son impresos y compartidos en las escuelas y liceos de Arica con el apoyo, este año, de tres auspiciadores: la agrupación “Juntos por la Vida”, que trabaja en la defensa de los derechos de las personas con VIH, el Ministerio de Educación y el Colegio Samoré.

Rosa Trigo Acuña, dirigente de Juntos por la Vida, manifestó a Corresponsales Clave que han apoyado este certamen, casi desde sus inicios, debido a que es una estrategia muy interesante para que las familias conversen acerca del VIH, el modo de prevenirlo y, lo más importante, sobre la necesidad de no discriminar ni estigmatizar a las personas con VIH.

Ganadores del concurso escolar de afiches de prevención en VIH/SIDA de Arica-Chile.

“Cuando las niñas y niños de 4 a 6 años, llegan a sus casas y sus padres ven que están trabajando en dibujos sobre el VIH, de inmediato surge la pregunta: ¿por qué le enseñan esto en el colegio? Y así los papás piden información a la profesora o al profesor y, con la orientación adecuada, pueden hablar sobre el tema, sin prejuicios, en sus hogares”, dijo Trigo.

Los ganadores del concurso 2015 “SIDA, un problema de todas y todos”, recibieron sus premios, el 30 de noviembre, en los salones de la Universidad de Tarapacá. Fueron Pablo Inquiltupa de cuarto año básico (educación primaria); Paz Vargas de quinto año básico; e Ignacio López de primer año medio (educación secundaria), quienes fueron acompañados por sus padres.

Sin duda, es interesante que, a través de este tipo de iniciativas, que requieren esfuerzo y tenacidad, las niñas y los niños, desde las edades más tempranas, puedan reflexionar sobre la respuesta al VIH, no solo para ciudar su salud sino también para integrar y defender los derechos de quienes viven con esta enfermedad.

Asimismo, suple una gran deficiencia del sistema educacional chileno: la ausencia de cursos sobre sexualidad y afectividad en las mallas curriculares, lo que, sin duda, pone en una situación de vulnerabilidad frente a la pandemia a las nuevas generaciones de ese país.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.