Por Sandra Taboada.

Desde su apertura, en el año 2012, el Centro de Denuncias VIH/sida y DDHH recibió más de mil denuncias, y solo en el 2015 el organismo agrupó 190, principalmente de personas con VIH y personas trans.

La entidad trabaja con asesores legales y profesionales capacitados para la recepción de cada caso que es clasificado según la  población afectada.

Federico Otazú, Asistente legal Centro de Denuncias.

Federico Otazú, quien se desempeña como uno de los asistentes legales de la institución, nos comenta que en el país sí existe la ley 3940/09, “que establece derechos, obligaciones y medidas preventivas con relación a los efectos producidos por el VIH/Sida”. La normativa se encuentra vigente desde el año 2009, pero fue reglamentada recién en el 2014. Sin embargo, a pesar de ser aprobada y estar en vigencia, el abogado relata que se registran cientos de denuncias por violación u omisión a este marco legal cada año.

Otazú también refiere que en el Centro de Denuncias realizan actividades para dar a conocer la reglamentación que garantiza el respeto, la protección y la promoción de los derechos humanos, en relación a las personas que viven con VIH. Además, se encargan de fomentar el debate de nuevas medidas que ayuden a proteger a los sectores vulnerables de la población paraguaya.

La institución también realiza talleres de capacitación y sensibilización que contribuyen a la eliminación del estigma y la discriminación. Las charlas son dictadas por el equipo del Centro de Denuncias, en alianza con el  Programa Nacional de Control de SIDA (PRONASIDA). Los talleres van dirigidos a profesionales de la salud y orientan sobre los derechos y obligaciones de las personas con VIH y fomentan el compromiso y el respeto, para una mayor calidad en la atención médica en instituciones públicas y privadas. Durante el 2015 llegaron a más de 500 personas en distintos puntos del país.

Taller dirigido a profesionales de la salud.

El abogado nos explica, asimismo, sobre la implementación del marco legal que defiende a las personas con VIH y cómo el organismo que los asesora actúa ante cada caso. “Como toda nueva ley (la 3940/09) tiene algunas falencias aún: una de ellas es el desconocimiento de la misma por parte de la población”, subraya el jurista, y aclara que a pesar de sus fallas, la regla ofrece varias herramientas para evitar cualquier tipo de discriminación hacia las personas que viven con VIH. El marco legal es utilizado para defenderlos de la discriminación, ya sea en el ámbito de la salud, en  el núcleo familiar, en el trabajo o en el entorno social en donde se desenvuelven.

Estadísticas del año 2015

Según los últimos informes del organismo, en 2015 un total de 87 denuncias correspondieron a personas con VIH, de las cuales 15 corresponden a “discriminación por estado serológico (por tener VIH)”, y 16 casos de “violación al derecho a la intimidad”.

Por otro lado, se detalla que 40 de las denuncias recibidas fueron afectaciones a las personas trans y la mayoría de ellas se refieren a casos de “discriminación por identidad de género”.

La población de hombres que tienen sexo con otros hombres acumuló 17 denuncias y la mayoría de las acusaciones se refieren a “discriminación por orientación sexual”; las trabajadoras sexuales también presentaron denuncias por “amedrentamiento” y acumularon 12 en el año pasado.

Además de estos números, se recibieron dos denuncias que afectan a lesbianas y otras cuatro de personas que usan drogas; en tanto que 23 denuncias presentadas son las que afectan a la “Población General”; y otras 5 denuncias recibidas por discriminación en instituciones.

Otazú señala también que un motivo de denuncia frecuente se refiere al medio laboral, porque las empresas solicitan la prueba de VIH a sus empleados o aspirantes a un cargo. “Esta prueba debe ser voluntaria y confidencial, desde el momento de la prueba y hasta el resultado. Así lo estipula la ley 3940/09 en el artículo 4”, apunta el abogado. Agrega que entre los procedimientos que deben ser respetados a la hora de pedir un test figura que solicitarla puede ser considerado como un acto discriminatorio y violatorio de la ley vigente.

El abogado también aprovechó la entrevista para señalar un caso resaltante de infección por negligencia médica en Paraguay; se trata del caso de un joven de 15 años con hemofilia, que en una de las transfusiones fue infectado con VIH. El hecho ocurrió en octubre del año 2015. “Esos casos en particular son de extrema gravedad y corresponde una denuncia en el ámbito penal, (…) es muy preocupante… El caso se encuentra en el Ministerio Público”, comenta.

El asesor del Centro de Denuncias menciona que la entidad gestiona las denuncias dando el acompañamiento necesario, haciendo el seguimiento correspondiente a cada caso y manteniendo un contacto permanente con las personas afectadas. Del mismo modo, Otazú enfatiza la importancia de contar con una Ley contra todo tipo de Discriminación, subrayando que sería un gran apoyo para las personas cuyos derechos no son respectados. “A nivel país aún hay mucha desinformación sobre la ley 3940/09 que se encuentra en vigencia, y una ley que ayude a combatir la discriminación sería una herramienta legal muy importante”, afirma.

El Centro espera llegar a más personas en el 2016 y extender su ayuda a sectores de la sociedad más vulnerables. Federico Otazú hace un llamado a las personas para acabar con los miedos y el silencio. “Instamos a las personas que denuncien si han sido vulnerados algunos de sus derechos, y así acabar con prácticas discriminatorias, porque en Paraguay hay altos índices de discriminación hacia las personas de sectores vulnerables”, señala. Añade que la institución cuenta con profesionales que tratarán el caso con el respeto y la confidencialidad correspondiente.

Debemos resaltar además que el Centro de Denuncias nació de la unión de las ONG que defienden los derechos de las personas que viven con VIH en Paraguay. Justamente, las instituciones que integran el organismo elaboraron un material dirigido a comunicadores, para el abordaje de temas relacionados al VIH. En su portal web se pueden encontrar varios materiales informativos sobre la ley 3940/09, entre otros. Los informes están en formato pdf, disponibles para su descarga.

En Paraguay las denuncias se pueden realizar desde la línea gratuita  de la compañía telefónica Tigo *3535, o al número de teléfono de la institución. (+59521) 448-058. También los puede encontrar en su página de la red social Facebook, como Centro de Denuncias VIH/Sida y DDHH.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.