El Informe Anual sobre Derechos Humanos de Personas Trans, Lesbianas, Gays y Bisexuales en el Perú 2015-2016, que se presentó en el Día Internacional contra la homofobia, transfobia y bifobia, demuestra una vez más que persisten grandes vacíos en relación a los derechos fundamentales de las personas TLGB en el Perú, entre ellos el derecho a la vida y a la seguridad personal, así como los derechos a la participación política y a la educación.

El reporte señala que, entre abril del 2015 y marzo del 2016, hubo ocho asesinatos de personas TLGB. Fueron 7 gays y una (1) trans femenina, quienes murieron de manera brutal: a golpes, torturados, degollados o baleados, como se ha registrado también en los siete informes anteriores de la Red Peruana TLGB y Promsex.

Con respecto al derecho a la seguridad personal, el panorama sigue siendo desalentador. Según la publicación, hubo ocho (8) casos de personas TLGB agredidas por sus madres, padres y hermanos con golpes e insultos, corroborando que los círculos familiares son igualmente espacios de violencia homofóbica. El informe también reporta casos de agresión perpetrados por efectivos del serenazgo (policía municipal) y de la Policía Nacional del Perú (PNP).

En el mismo periodo de observación, se registraron denuncias de personas TLGB por discriminación en espacios públicos (bares, discotecas y centros comerciales), donde se les prohíbe el ingreso, se les da mal trato o incluso se les retira del lugar cuando se dan muestras de afecto.

En cuanto al derecho a la participación política, el Informe Anual sobre Derechos Humanos de Personas Trans, Lesbianas, Gays y Bisexuales en el Perú 2015-2016 señala que, de 19 candidaturas presidenciales presentadas inicialmente durante las Elecciones Generales 2016, 13 planes de gobierno no recogieron ninguna propuesta sobre diversidad sexual y de género, pese a que se habían comprometido a hacerlo ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) en el 2015.

De otro lado, se indica que las personas TLGB aún son discriminadas en espacios de poder político y de toma de decisiones públicas.

En relación al derecho a la educación, en este reporte anual se detalla que, si bien el Estado Peruano ha elaborado políticas públicas que abordan el tema de la educación sexual, estas fueron insuficientes, lo cual se refleja en la persistencia del acoso escolar (bullying) y la violencia escolar basada en la homofobia y la transfobia.

Asimismo, las niñas, niños y adolescentes TLGB continúan expuestos a situaciones de discriminación, acoso y violencia en los centros educativos. La recomendación de este informe de abordar integralmente la educación sexual, con respeto a la orientación sexual y la identidad de género de las y los estudiantes TLGB, es un pendiente en la nueva currícula de la educación básica regular peruana.

El informe concluye con recomendaciones al Poder Ejecutivo, ministerios, Congreso de la República, gobiernos regionales y locales y partidos políticos; entre las más resaltantes, se solicita diseñar e implementar políticas públicas a favor de la igualdad de derechos, no discriminación e incluso aprobar leyes que sancionen los crímenes de odio y legalicen el matrimonio igualitario.

#IDAHOT2016

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.