En el marco del Día internacional contra la homofobia y la transfobia, la Organización YAAJ México acompañada de autoridades de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, dieron a conocer un primer informe de la Encuesta Nacional sobre Discriminación y Juventudes LGBTI en México que se realizó durante el último año y en donde participaron más de mil personas jóvenes de todo el país pertenecientes a la comunidad LGBTI. En su mensaje inaugural Iván Tagle de YAAJ México, expresó  que los datos y experiencias de vida que la encuesta revela deben convertirse en acciones específicas para transformar las realidades de quienes más lo necesitan y cuyos derechos fundamentales son garantizados.

Mesa de presentación de la Encuesta Nacional.

La encuesta recupera experiencias sobre las situaciones de discriminación y violencia que los jóvenes experimentan en lo cotidiano además de sus redes de apoyo, expectativas y planes de vida. Dentro de los datos más relevantes se encontró que únicamente 6 de cada 10 jóvenes encuestados viven su sexualidad abiertamente, o sea, más de la mitad de su entorno conoce su orientación sexual y/o identidad de Género.

Por otro lado, la calle es el espacio en donde las y los jóvenes son mayormente vulnerados por personas desconocidas, siendo la violencia verbal y la psicológica las expresiones más comunes. La escuela y la familia parecen ser ámbitos en los que las y los jóvenes también son violentados, desafortunadamente se identifica a los padres de familia y a los compañeros como los principales actores de este tipo de agresiones. Aún con ello, los resultados dejan ver grandes brechas en cuanto a la denuncia y atención de estos actos violentos, ya que solo 9 de cada 10 jóvenes indica acudir a una institución para solicitar apoyo y cuando es así la mayoría expresa que la atención no es la adecuada.

A pesar de que las y los jóvenes de esta población reconocen e identifican vivir en un entorno violento que los vulnera y limita oportunidades, los realizadores de la encuesta resaltaron el hecho de que la gran mayoría de ellos se siente optimista respecto a su futuro y creen que serán felices eventualmente, aunque 2 de cada 5 personas sienten que tienen que salir de su comunidad para ser realmente aceptados.

El conjunto de situaciones que describe la encuesta deja ver un panorama aún desalentador para las juventudes mexicanas, que son de entrada vulneradas por las condiciones sociales y económicas pero cuya vulnerabilidad se agrava al expresar una orientación sexual distinta de la normalizada. Muestra de ello es el testimonio que se puede leer en las primeras páginas del documento:

Jaqueline L’Hoist, Presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED).

Jaqueline L’Hoist, Presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED)

El estigma y la discriminación impactan en la búsqueda de atención en salud y la retención de las personas más vulnerables al VIH en los sistemas sanitarios; sin embargo, la encuesta no incluyó ningún ítem relacionado a la atención en VIH vinculado al estigma.

Más allá de los grandes avances que se celebran en el Día Internacional contra la Homofobia -incluido entre ellos la iniciativa para el matrimonio igualitario en todo el país, que esa misma tarde firmó el presidente Enrique Peña Nieto- la encuesta deja una interesante reflexión respecto al largo camino que aún tenemos como sociedades para transformar los espacios de convivencia, inaugurando entornos más inclusivos y libres de odio, donde todas las personas sean capaces de desarrollarse sin que su identidad sea una barrera. En palabras de Jaqueline L’Hoist, Presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED), “No hay política publica que alcance cuando una persona decide discriminar a otra, por lo que está en la sociedad modificar sus pensamientos y conductas”.

#IDAHOT2016

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.