Acción Solidaria y la Red Venezolana de Gente Positiva nos invitan a apoyar la campaña #PidoARVparaVENEZUELA, tomándote una foto con este hashtag, o colocando el mensaje, y subiéndola a las redes sociales.

Igualmente, se puede colaborar realizando donaciones de medicamentos o aportes en efectivo, a través de diferentes mecanismos especificados en la página de la organización hermana de Acción Solidaria, radicada en Miami, Estados Unidos: Action for Solidarity.

Esta campaña surge para visibilizar y hacer frente a la ausencia de respuestas del Estado venezolano ante la grave crisis humanitaria que vive el país. En este sentido Jhonatan Rodríguez, presidente de StopVIH, comentó en la sede de las Naciones Unidas, durante la reunión de Alto Nivel sobre el SIDA que: “el silencio gubernamental se debe a que no hay voluntad ni disposición de atender la crisis. No hay estudios epidemiológicos, vigilancia ni inversión en prevención. Llevamos meses tratando de reunirnos con la ministra de salud, Luisana Melo, y ha sido imposible (…) la crisis no se limita al sida, sino abarca otros males como cáncer, sífilis, tuberculosis, herpes y sarna”.

A esta situación hay que agregarle la polarización política y la falta de independencia de poderes que ha caracterizado a estos 17 años de la gestión chavista. Hace unos días, el 15 de junio, Acción Solidaria publicó en sus redes sociales que “el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró inconstitucional la llamada ´Ley especial para atender la crisis humanitaria en salud´ que aprobó el Parlamento de mayoría opositora por considerar que la norma usurpa competencias del Ejecutivo en materia de relaciones exteriores (…). La decisión, publicada este lunes (13 de junio), responde a una solicitud hecha por el jefe de Estado, Nicolás Maduro, que pidió a la Sala Constitucional del TSJ que señalara si esta norma era ´constitucional´ debido a la ´insensatez de los diputados de la oposición´ al plantearla y darle visto bueno.

María Eugenia Gilligan, presidenta de la Red Argentina de Mujeres Viviendo con VIH-SIDA, pide ARV para Venezuela.

Lo mencionado anteriormente es muy grave, pues no solo se trata de un gobierno que le da la espalda a la crisis, y con ello a las venezolanas y los venezolanos, sino de un Estado (en la realidad venezolana actual Estado y Gobierno no se ven como entes separados) que no brinda los espacios de diálogo para salir de la situación que sus propias decisiones han generado; por el contrario, persigue a quienes buscan soluciones que salvarían vidas.

La falta de voluntad política y la ausencia de una división de poderes -clave para la democracia de un país- está ocasionando muertes y haciendo que la vida, de la mayoría de las ciudadanas y los ciudadanos, transcurra en una cotidianidad de incertidumbre, frustración, miedo.  ¿Qué pasará conmigo si no consigo mis medicamentos?, es la pregunta que se hacen a diario las personas con VIH.

La sociedad civil venezolana está dando la batalla, trabajando duro con el viento en contra. Es hora de colaborar con el pueblo venezolano y visibilizar el horror que viven en el día a día. Esta es una invitación a hacer el bien. ¡Participa!

#SOSvihVenezuela.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.