Por Roxana Arias.

Autoridades de Gobierno, miembros de la empresa privada, medios de comunicación y la sociedad civil, entre otros actores clave, se reunieron para presentar el Plan Estratégico Nacional Multisectorial de respuesta a ITS-VIH 2016-2020 (PENM), que tiene como objetivos la reducción de nuevas infecciones por VIH, la reducción de las muertes relacionadas a sida y la eliminación de la transmisión materno infantil y la sífilis congénita.

La Ministra de Salud, Violeta Menjivar, aseguró que “la formulación de este plan ha sido participativa e inclusiva, con el objeto que El Salvador cuente con un marco de acción multisectorial para acelerar la respuesta en la erradicación de la transmisión de VIH, así como el estigma y discriminación en todas sus formas, especialmente en las poblaciones claves asegurando la protección social  y la sostenibilidad de las acciones“.

El viernes 23 se presentó el nuevo Plan Estratégico Nacional Multisectorial.

Dicho plan se enmarca en la declaración política sobre el VIH y en los nuevos lineamientos de la Organización Mundial de la Salud y contempla 52 acciones estratégicas que garantizarían la inversión en pruebas y tratamientos, priorizarán la ubicación poblacional por riesgo y según datos epidemiológicos, sociales y económico; acciones que fueron diseñadas teniendo en cuenta el enfoque de género y una aproximación desde los derechos humanos.

Uno de los mayores desafíos para los próximos 5 años fue destacado por la Ministra de Trabajo y Previsión social, Sandra Guevara: “sigue siendo un reto importante reducir el número de personas infectadas con VIH por transmisión sexual, la cual es la vía con la que el 98% de personas infectadas contrajo el virus”, dijo.

En esta misma línea, el representante de sociedad civil ante la Comisión Nacional contra el sida, Francisco Ortiz, mencionó que no se debe dar “más largas” a la implementación de la educación integral en sexualidad, un eje que es vital para la reducción de nuevas infecciones, además de la protección de los derechos de las personas en situación de vulnerabilidad.

Por su parte, Jaime Argueta, Jefe del Departamento de VIH y derechos humanos de la Procuraduría para la defensa de los Derechos Humanos de El Salvador, resaltó en una entrevista telefónica con Corresponsales Clave la intensa participación de los grupos de hombres gais y otros hombres que tienen sexo con hombres, trabajadoras sexuales, personas trans y personas que viven con VIH, tanto en la evaluación de los alcances y resultados del Plan Estratégico anterior, como en el diseño de este nuevo plan.

Argueta también resaltó que este plan nace con un respaldo político multisectorial sin precedentes: “Ahora se tiene el respaldo político del pleno de la CONASIDA. Todos los ministros y titulares de las instituciones que conforman la CONASIDA han firmado una carta compromiso para garantizar la ejecución de las acciones del plan”. Estos compromisos por escrito servirían de herramienta para exigir el cumplimiento de las responsabilidades de cada instancia en cuanto a las acciones previstas en el PENM.

El Plan Estratégico Nacional Multisectorial en respuesta al VIH es el nuevo horizonte que guiará a El Salvador que aspira a mejorar la respuesta al VIH, reducir las nuevas infecciones y eliminar el estigma y la discriminación hacia las personas con VIH y las poblaciones clave.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.