Nadie sabe mejor cual es la dinámica de las organizaciones comunitarias que la misma comunidad. Ese fue, en términos simples, el principio que estuvo detrás de la contratación de una persona trans con fuertes vínculos con la comunidad. Miluska Luzquiños es de la ciudad de Chiclayo –al norte del Perú-, que en los últimos años tuvo un intenso trabajo, de la mano con la RedTrans, en la sensibilización y capacitación de prestadores de servicios de justicia, respecto de la identidad de género, las dinámicas de la población trans y los crímenes de odio.

Pathfinder International Perú, actual Receptor Principal (RP) de la propuesta de VIH financiada por el Fondo Mundial la contrató para acercar la implementación a las organizaciones comunitarias. La buscamos para conversar sobre ella y su nuevo rol.

Luzquiños ha trabajado intensamente por la difusión del Proyecto de Ley de Identidad de género.

Corresponsales Clave: ¿Cómo te involucraste en el activismo como mujer trans?

Miluska Luzquiños: Inicié (en el activismo) hace tres años, cuando me invitaron a ser parte de la Redtrans aquí en Lima, y regresé (a mi ciudad) con ese “chip” de la resistencia, con el cuestionamiento de por qué los eventos eran siempre de compañeros HSH y las mujeres trans no teníamos espacios de socialización ni para hacer agendas. Con esa visión, decidí iniciar cosas, formar la coordinación, vi que se podía, que había muchas mujeres que pasaban lo mismo que yo. Al principio fue muy fuerte porque esta actividad te va absorbiendo, te va quitando todo – hasta el novio (risas). Pero queda la satisfacción de que haces cosas, de que se van logrando cosas.

CC: Cuál ha sido tu trabajo más representativo en los últimos años, antes de entrar al RP?

ML: Hasta hoy vengo animando la movilización comunitaria. Yo siempre decía que había que agruparnos, y ahora estamos agrupadas en torno a la presentación del proyecto de Ley de Identidad de Género, un proyecto ambicioso que contempla muchas visiones desde el punto de vista humano. Este proyecto quiere articular a la población, fortalecer un tejido humano y social que se involucre en la incidencia política.

Algo que yo siempre he aspirado y siempre lo he colocado en mi muro (de Facebook) es que queremos reinas, pero no reinas de bellezas, queremos reinas que reinen en lugares de gobiernos, que se sienten y pongan nuestra agenda; que le digan al gobierno que hay temas sociales, que hay temas políticos que nos afectan y por ello es que estamos así, resistiendo. Aún ahora que estoy con el Receptor Principal, continúo con mi activismo, eso no lo puedo dejar, mis convicciones, mis ideales de contar con la Ley de Identidad de Género.

CC: ¿Cómo te va en el trabajo en el RP?

ML: Desde el uno de agosto estoy en el RP. Sabes que tenía un plan de trabajo en tema de incidencia política en mi región y me preguntaba cómo iba a hacer para que el proyecto de ley llegue al Congreso si nuestra organización es autogestionada; entonces me pasaron la voz de esta labor y postulé. Me entrevistaron y me seleccionaron entre tres personas. Era la oportunidad para estar cerca a los poderes del Estado y hacer la incidencia que yo hacía en mi región. (Mi selección) Ha causado mucho revuelo porque no todas apuestan por lo que yo hago, mi trabajo es comunitario, no soy académica.

Parte de la labor de la especialista de enlace trans es presentar el proyecto financiado por el Fondo Mundial a las poblaciones beneficiarias.

El RP me ha contratado para eso: soy asesora de enlace trans. Llevo todas las necesidades de la comunidad trans respecto del proyecto para que éstas sean canalizadas y se vigile el trabajo que vienen haciendo los sub receptores hacia la población beneficiaria. Me siento contenta, es un gran equipo. Creen en mi trabajo comunitario y no me han limitado el trabajo de activismo que vengo haciendo, que es articular a las compañeras, impulsarlas a que ellas decidan, hablen y se paren en sus propios espacios.

CC: ¿Cuáles son los principales desafíos que encuentras tú en el proyecto en cuanto a las actividades que deben beneficiar a las mujeres trans?

El proyecto es muy ambicioso por el cual yo sí apuesto y creo. Se ha trazado la meta de hacer partícipes a las mujeres trans en los espacios de toma de decisión, que sean ellas las que impulsen la incidencia política. El reto más grande, en el que cree también el RP, es el proyecto de Ley de Identidad de Género, creo que este es el indicador de política pública más grande que vamos a tener dentro del proyecto, porque ahí se contemplan muchas políticas, como son la norma trans, la cuota laboral, inclusión escolar, el involucramiento de las familias.

Estoy contenta con el proyecto porque está muy direccionado con el tema comunitario. Es una labor muy dura porque las poblaciones hemos dejado de creer en los proyectos, ahora se mira con desconfianza, como “argolla”, donde nunca había una persona trans que “baje” a la comunidad y trabaje desde el RP. Ahora apostamos por ello y necesito la ayuda de todas, es lo que siempre he dicho, que hagamos las cosas juntas.

CC: ¿Qué dificultades has encontrado en este nuevo rol en el RP?

Pathfinder International apostó por mí, es un equipo excelente. Pero no toda mi población se siente representada por mí en ese espacio, (…) pero a mí me han contratado para trabajar por la población. Hay vallas que hay que superar. Hay cuestionamientos de por qué se seleccionó a alguien de provincia, habiendo las capacidades en la capital. Pero yo siempre digo que he logrado movilizar mucha gente en mi región, hacer cosas que también estoy logrando en Lima.

Creo que podemos formar mujeres trans fuertes, líderes. El proyecto se irá y tenemos que quedarnos siempre con algo, que no es un escritorio o una computadora, sino el conocimiento, las alianzas que podamos hacer para continuar articulando y formando más líderes trans que puedan hablar y llevar la agenda. Creo que también estamos en resistencia interna, curando heridas, articulando, dándonos la mano (…). Es necesario ver la realidad de las compañeras, eso hay que tenerlo claro.

Miluska Luzquiños, desde su nueva ubicación, en Lima, continúa promoviendo la presentación de la Ley de identidad de Género que se llevará a cabo el 4 de noviembre en el Congreso de la República. Así también, motiva las escuelas autogestionadas feministas para jóvenes y adultas que estén interesadas en articular desde la visión comunitaria el feminismo para mujeres trans y lesbianas.

Agradecemos a Miluska por su apertura a compartir su experiencia.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.